Aprovechando la configuración energética del momento os traigo un relato que me cautivó y que viene al punto para entender las enseñanzas sobre compromiso saturnino.

¡Vamos pues con la info astrológica y luego os cuento el cuento!

Saturno, el maestro del tiempo, esfuerzo y compromiso, inició una etapa de aprendizajes y upgrades importantes especialmente para las personas con energía Escorpio,Tauro, Leo, Acuario, a finales del 2019.

Ingresó a Acuario y se estará en este signo hasta marzo 2023. Será un momento de tomar lecciones sobre responsabilidad y compromiso para las personas con energía fija en sus cartas.

Lógicamente deberíamos analizar el sector de la carta implicada, ya que depende de la casa astrológica y sus aspectos, los aprendizajes tendrán un color u otro.

Vamos ahora con el pequeño relato taoísta, ideal para este tránsito.

Érase una vez, un Maestro de la sabiduría y su discípulo que paseaban por el campo y se encontraron una humilde casa de madera, habitada por una pareja y sus tres hijos. Todos iban mal vestidos, con ropa sucia y rota. Sus pies estaban descalzos y el entorno denotaba una pobreza extrema.

El Maestro le preguntó al padre de familia cómo hacían para sobrevivir, ya que en aquel paraje no existían industrias ni comercio, ni se veía riqueza por ninguna parte. Con calma, el padre de familia le contestó: «Mire usted, nosotros tenemos una vaquita que nos proporciona varios litros de leche cada día. Una parte la vendemos y con el dinero compramos otras cosas, y la otra parte la usamos para consumo propio. De esta forma sobrevivimos.

El Maestro agradeció la información, se despidió y se fue. Al alejarse le dijo a su discípulo: «busca la vaquita, llévala al precipicio y empújala al barranco«. El joven quedó asustado, ya que la vaquita era el único medio de subsistencia de aquella humilde familia. Pero pensó que su Maestro tendría sus razones y, con gran pesar, llevó a la vaquita al precipicio y la empujó. Aquella escena se quedó grabada en su mente durante muchos años.

Al cabo del tiempo, el discípulo, culpabilizado por lo que había hecho, decidió dejar al Maestro, volver a aquel lugar y disculparse con aquella familia a la que había hecho tanto daño. Al acercarse hacia aquel paraje vio que ahora había árboles, una preciosa casa, un automóvil aparcado y muchos niños jugando en un maravilloso jardín. El joven se sintió triste y desesperado al imaginar que aquella humilde familia hubiera tenido que venderlo todo para sobrevivir. Preguntó por la familia que vivía antes en aquel lugar y le contestaron que seguían allí, que no se habían marchado. Entró corriendo en la casa y se dio cuenta de que la habitaba la misma familia que antes. Entonces, le preguntó al padre de familia qué había pasado y éste, con una amplia sonrisa, le contestó: «Teníamos una vaquita que nos proporcionaba leche y con la que sobrevivíamos. Pero un afortunado día la vaquita se cayó por un precipicio y murió. En ese momento nos vimos obligados a hacer otras cosas, a desarrollar otras habilidades que nunca habiamos imaginado poseer. De esta forma comenzamos a prosperar y nuestra vida cambió«.”

Todxs nosotrxs tenemos una vaca que nos proporciona una rutina, una estabilidad de algún tipo, sea o no favorable para nosotrxs, pero que nos mantiene en una zona cómoda y de cierta dependencia. Por eso es tan importante los ciclos de 7 años (ciclos de Saturno) para remover esos cimientos y replantear cambios o inversiones de mayor compromiso.

Por eso es un buen momento para empezar a reflexionar sobre cómo es tu vaca, y si has o no de tirarla tú mismo por el barranco.

Deseo que este relato te motive a una reflexión interior.

Un abrazo,

Anna.

( ¿Qué es una Sesión Puntual Astrológica? )

Es una sesión online de 40’ directa y al punto. Dónde analizaré e interpretaré desde mi visión astrológica un aspecto concreto de tu Carta Astral. Nos centraremos en los aprendizajes, los recursos y cómo los próximos tránsitos te harán trabajar ese sector.