Cuando hablamos de Luna Nueva, es el momento en que Sol y Luna están en conjunción exacta. Es decir en el mismo grado encontramos ambos luminares. Por lo que en ese momento no es visible la Luna. Podríamos decir que es el momento de página en blanco del ciclo lunar. Es ideal para iniciar proyectos o dejar un mal hábito. La energía se concentra en la fase semilla. Una oportunidad de inicios donde el cielo propone una ventana energética de 6 meses para materializarlos.

Es momento de hacer una lista de intenciones, de objetivos factibles, desafiantes y alineados con tu sentir y los próximos 6 meses. Y a nivel de cuerpo es un momento ideal para tratamientos hidratantes. Que te ayuden a restaurar  o reparar.

A menudo me preguntáis sobre rituales con los que concluir las Lunas Nuevas. Por eso he preparado este post, en el que os comparto uno de mis preferidos, para que podáis incluir en vuestros momentos de intenciones de cada mes.

El Ritual:

  1. Con un alfiler escribiremos algunas palabras que nos sirvan para resumir nuestra intención o deseo para esta lunación. “Sacarme el carnet de conducir”,”Cuidar mis hábitos”, “Potenciar mi creatividad”, “Mejorar mi salario”, o el que resuene con tu sentir.
  2. Nos pondremos una gotita de esencia de lavanda en el dedo índice de nuestra mano de poder y mojaremos la palabra que hay escrita en la vela con 3 golpecitos.
  3. Por la noche dejaremos quemando la vela al lado de una ventana, para que ilumine la noche de luna nueva.
  4. Pondremos antes de irnos a dormir 3 gotitas de la esencia de lavanda en nuestra almohada. Esto nos ayudará a descansar, a relajar la mente y a poder conectar con nuestra intención y deseo.

Espero que te sirva,

un abrazo,

Anna.

Buscar