Status Estelar 03/07/2023 – 09/07/2023

En este artículo encontrarás toda la información en audio, para comprender la energía astrológica de la semana.

De manera fácil comprenderás todas las posiciones planetarias y te daré las claves para aplicar esta información en tu día a día. Disponer de esta información, te permitirá escucharte desde otro lugar, te facilitará procesos y te permitirá vivir de manera más alineada. Abrir transcripción Un abrazo,Anna.
Para poder acceder al contenido exclusivo, debes adquirir la Suscripción al Espacio Atlas.
Buscar

Hola. ¿Cómo estás? Vengo a hablarte sobre la energía de esta semana y, como siempre, espero que este audio te sirva de guía astrológica para estos días. Esta semana tendremos la luna llena en Capricornio. Seguimos con los efectos de los planetas en el signo de Leo, cuadrados a Urano, y hay varios aspectos destacables con Mercurio, así que, bueno, allá voy.

Empiezo con toda la información y espero que se entienda. Comenzamos la semana con el plenilunio en el signo de Capricornio, el día tres, el lunes a la una y treinta y ocho pm, en el grado once.

Es el signo de los límites. De las estructuras. Y una luna llena es un momento del mes en que el sol y la luna es están en una oposición de ciento ochenta grados.

La Luna es el arquetipo asociado a tus necesidades. No es capaz de poner consciencia, no es capaz de mostrar según qué patrones, si no hay un sol que la ilumina. Una situación que la haga reaccionar o la estimule de alguna manera, de ahí que sean tan importantes las fases lunares de cada mes, especialmente las lunas nuevas o las lunas llenas, porque estipulan partes de nuestra personalidad para que podamos tener una toma de consciencia de aquello que normalmente no vemos, y esta Luna, en concreto, trae una configuración hermosa, llena de posibilidades a la hora de actualizarte con tu sistema de estructuras internas.

Aquello que te sitúa en el mundo como un adulto responsable que toma decisiones acorde a tus necesidades o decisiones acorde a tus responsabilidades. Aquella parte tuya que sitúa o te coloca en modo adulto para poder operar en coherencia a tus deseos, a tus anhelos.

Entonces, de alguna manera esta luna, vas a sentir que te ayuda a que tomes consciencia de lo importante, que actualices tu forma de nutrirte y de darte lo que necesitas para estar en paz, para estar en armonía contigo y con otros, y sobre todo que te ayudes. A la hora de tomar decisiones acorde a este adulto responsable, pero, bueno, todo esto os lo explicaba en la clase que deje su vida en el espacio Atlas de la Luna llena.

Algo importante que quiero explicar para esta semana es la configuración de Venus el planeta que rige deseo y relaciones, y este planeta estuvo cuadrado a Urano. Este aspecto se perfeccionó el domingo, pero estará realmente activo a lo largo de toda esta semana.

Esto es como un mar de fondo, que se notará especialmente el lunes, el miércoles y el jueves. Es un nerviosismo, una inercia en cuanto a cambio de planes, cosas inesperadas. Pero también podrías experimentar un fuerte deseo de tomar acciones algo arriesgadas a la hora de liberar tu energía creativa y buscar, por ejemplo, tu independencia o tu propia manera de hacer las cosas. Es un aspecto que marcará para esta semana un convencimiento contigo a la hora de relacionarte.

“Yo soy así”, “Yo soy esto, y yo quiero esto, porque yo soy importante”. Puedes sentirte también algo impaciente, incluso algo frustrado, frustrada, al sentir que algo o alguien está limitando tu libertad o tu capacidad de movimiento. O, por ejemplo, que no te está dando lo que para ti en este momento es importante y necesario, suelen cáncer.

Esta cuadratura es una configuración que se siente como un elemento liberador de aquellas cosas que sientas que te están oprimiendo Por eso es fundamental encontrar tu propio equilibrio entre tu necesidad de expresar tu individualidad, tu ser, y la importancia de considerar también las consecuencias de tus actos.

Se va a sentir, con este aspecto, un deseo de romper con las convenciones establecidas. Especialmente, obvio, en tus relaciones, Venus rige las relaciones. Y es algo así como un tomar consciencia de la actualización que supone para ti y a día de hoy lo que quieres o lo que estás dispuesto acceder, a dar en relaciones. Ojo, porque cuando hablamos de relaciones, muchos asocian eso a la pareja. ¿No? Relaciones afectivas. ¿Y no tiene por qué? Porque esta irascibilidad o este nerviosismo interno también lo podrías ver reflejado en vínculos de cualquier tipo.

Y, de hecho, es un clima que viene ya del fin de semana anterior, y junto a esta luna llena, realmente podrían ser días que sintiera ciertos finales emocionales o finales en relaciones que no tuvieran suficiente base. Se vive como una actualización muy grande de lo que para ti es, a día de hoy, lo que quieres o lo que son tus indispensables. El martes día cuatro, la Luna, todavía en calidad de Luna llena y en Capricornio, se encuentra con Plutón.

El terapeuta del zodíaco. Y, bueno, se siente un clima de estar atendiendo temas nucleares, temas profundos. Abro un break, que creo que esto es importante. Cuando hay un planeta en el último grado de un signo, es algo así como el portero de la discoteca que antes de entrar te deja claro que según con qué ropa, que según con qué vestimenta, no vas a poder entrar.

Es decir, venimos de la luna llena del día tres, este lunes, y tenemos a ese Plutón en el grado veintinueve. El portero de la discoteca nos está diciendo, “Hey, tú, sí, sí, tú, el que me está mirando.” Antes de ingresar a esta luna acuario para esta tarde hoy, profundiza atiende. Antes de soltar, ve hasta el fondo de este asunto Luna llena en Capricornio. Es decir, permítete atender aquello que sí o sí debes de transformar, planifica tu logística, toma decisiones importantes asociadas a una proyección profesional. Atiende de raíz ese crecimiento.

Seguimos desde el miércoles, día cinco hasta el sábado, día ocho. Mercurio el planeta de la comunicación formará parte de un paquete energético importante. Mercurio representa la comunicación el pensamiento, la forma en que nos relacionamos o hablamos con los demás. Y cuando Mercurio está en cáncer, se enfatiza la comunicación emocional y la conexión con nuestras emociones y nuestros sentimientos internos.

Cáncer es un signo de agua asociado a lo femenino, a la sensibilidad, a la intuición, la maternidad, la familia, el hogar, por lo que nuestra forma de encarar estos temas, la opinión al respecto, nuestra visión en cuanto a estos territorios, se puede ver afectada que quieras encarar cambios o que mentalmente estés preparado para actualizar o para tener según qué conversaciones importantes en relación a estos temas.

Es decir, tendremos a Mercurio cuadrado a Quirón, y a Mercurio, Sextil Urano. Son dos aspectos que piden de ti un twist en tu forma de leer el entorno en tu manera de expresarte en tu manera de pensar. ¿Os acordáis de aquellos papelitos de charol de color? Que de pequeños nos poníamos a la altura de los ojos y todo lo que mirabas tomaba o se tintaba de ese color. ¿No? Era algo así como un filtro de papel. Pues bien, Quirón es el terapeuta del zodíaco.

En la mitología, Quirón era conocido como el sanador herido. Por lo que este aspecto aporta una configuración energética que te invita a poner el foco en saber ver ¿De qué color es este papelito? Es decir, estás leyendo una situación con un filtro, hay algo distorsionado, fruto de tus historias del pasado, fruto de situaciones que no terminaron de salir, al cien por cien bien, y que a lo mejor esto esté impidiendo que te muestres confiado, que te muestres abierto, vulnerable. (Mercurio en cáncer)

Al ser un Quirón en el signo de Aries, ese filtro, ese papelito de color podría resaltar la necesidad de que tomes una actitud independiente, una actitud atrevida, que vayas con iniciativa. Con temas, pues, temas cáncer, hogar, vivienda, enfermedad, familia, relaciones importantes. ¿No? Entonces, en estas situaciones, en estos temas, ese Mercurio Quirón.

Aquí lo que nos indica, que para poder sanar una herida de poco valor, sensación de indefensión o incluso de cierta soledad o de codependencia, todo este Quirón en Aries. De alguna manera, aquí, si yo me doy cuenta de esa herida, si yo me doy cuenta de esos patrones, hay también una puerta, una ventana energética para sanar, para conquistar una mayor sensación de confianza. Entonces, Esta cuadratura indica un desafío a la hora de abordar tu plano emocional. Podría, por lo tanto, sugerir que tus palabras, tus pensamientos pudieran desencadenar emociones dolorosas o que a lo largo de estos días revivas algunas antiguas heridas relacionadas con tu identidad, con tu auto tu expresión, con tu valor propio.

Entonces, voy a lo importante de este aspecto. ¿No? Hemos visto que si hay una cuadratura, este dolorcito se activa, Mercurio Quirón. Sí despiertas y activas. ¿No? Lo que te decía, y te expones a ese dolorcito, a esa inseguridad, también podrás tener la oportunidad para ver esa herida y poder manejarla diferente. Y, además, esta configuración también podría hacerte consciente de cómo tus palabras, de cómo tus pensamientos pueden afectar a los demás. Es decir, puede ser un momento propicio para reflexionar sobre tu comunicación emocional, sobre tus dinámicas.

Tal vez defensivas en cómo pueden provocar inseguridades en los demás y buscar formas de trascender aquello que pueda estar interfiriendo en tus relaciones. Por otro lado, otro aspecto de Mercurio en cáncer es el sextil que se perfecciona el viernes, día siete de julio, pero que, bueno, que ya se siente activo desde el miércoles, día cinco.

Por tanto, son cuatro días de toma de consciencia absoluta. Mirad, este aspecto me encanta. Cuando Mercurio tiene aspectos con Urano, se siente que vamos con la WiFi, que vamos con la antena, sincronizando a otro nivel. Es decir, son días donde puedes estar comprendiendo asimilando que se te caigan fichas en relación a temas emocionales profundos.

Que comprendas temas de temática cáncer, familia, hogar, es decir, al ser un Mercurio en cáncer, puede tener que ver con asentar o ver desde otro prisma tu realidad emocional, y además esta configuración es perfecta también para darle un twist, y como ya te he contado, Mercurio tiene todas estas activaciones con Quirón, es decir, por un lado, me doy cuenta del dolorcito emocional y por el otro lado el cielo trae oportunidades para cambiar eso. Para cambiar ¿el qué? pues la perspectiva. Mercurio, esa forma de expresarte esa manera de contarte la historia, cambiar la narrativa.

Es momento de que pruebes cosas diferentes, porque, por lo pronto, si yo hago algo distinto, posiblemente obtenga un resultado diferente.

Mira, el otro día en redes subía una frase muy para esta configuración. Es un una frase de un autor que realmente no no sé quiénes la encontré hace tiempo por Internet y no, sin más, no es el autor. Pero bueno, la frase dice “El miembro de la familia que decida sanar será visto como el enemigo, pues habrá quebrantado el patrón de comportamiento familiar.”

Y esto resume estos dos aspectos tan importantes con Quirón y con Urano, El mensaje sería, que esta semana y concretamente miércoles, jueves y viernes, te atrevas a leer esos asuntos desde otra óptica. Preguntas para esto, ¿no? ¿Qué ha cambiado en ti? ¿Qué resuena distinto en tus vínculos en ti? Con los tuyos ese Mercurio Urano. Bien, sigo. El viernes, día siete, la luna empieza a rebajar luz, Gibosa menguante.

Se pondrá conjunta a Saturno, planeta de los límites, y después de la luna llena, y con los aspectos asociados a tu parte vincular que hemos visto por estos planetas en Leo, es un viernes de momentos eureka y de ponerte adulto responsable con tu visión emocional.

Hay una energía muy incipiente asociada a buscar liberación y a dejar atrás lugares, personas o dinámicas que no te hacen bien.

Que marques topes, límites en conductas donde tal vez solías perderte o dejarte llevar por cierta inercia. El cielo con tanta energía de agua es un escenario donde se siente una alta sensibilidad. Una energía de ensoñación, de romance, de buscar el perdón, de reconciliación. Pero, bueno, también algunos podrían estar sintiendo un mood de desilusión o de desencanto.

De cara el fin de semana el sábado, seguiremos con este tono extra sensible. Ambos luminares estarán en signos de agua y la Luna en conjunción a Neptuno. Habrá, por lo tanto, una voluntad de buscar tiempo aparte, tiempo de canso para asentar, para digerir, de tomar alguna práctica, incluso, espiritual, hacer silencio, que puedas conectar con otros desde un plano más romántico, sensible, profundo.

Es un fin de semana estupendo para conversar acerca de sentimientos para trabajar también esa conexión con los otros, especialmente esto el sábado. El domingo en cambio la energía estará ya más activa. La cuadratura entre los luminares, el sol en cáncer, la luna en Aries, sumado a la cuadratura entre el sol y Quirón, hará que sea un domingo algo más activo, incluso agitado a nivel emocional.

Es un día que motiva a que tomes la iniciativa, que hagas algo por primera vez que te animes a dar un paso hacia adelante. A favor de un atrevimiento, a favor de una actitud algo independiente Aries.

Pero desde una energía más bajita también podría ser ese hiper-reaccionar o presentarte más irascible de lo habitual con otros. Hemos de pensar que el lunes se perfecciona el trígono entre Mercurio y Neptuno, pero el domingo ya este aspecto estará activo, y esta configuración te puede tener más sensible, a lo mejor que quieras expresar tu voz, tu verdad, que quieras transmitir tus sentimientos, tus pensamientos de una manera más efectiva con fuerza, son aspectos que te pueden ayudar mucho a tener una conversación importante y a dejar claro tu punto de vista en un asunto relacionado, pues, con tu familia, relaciones íntimas, en temas de hogar, vivienda. Pero también, como te digo, es un día donde te puedes notar algo más sensible o quisquilloso en cuanto a tus dinámicas comunicativas.

Así que toma toda esta información para hacerte consciente de ello, si fuese tu caso, y poder sacar un mayor rendimiento de ese cielo, de esa energía disponible.

Pues bien, hasta aquí por hoy te mando un abrazo muy grande. Mil gracias por escucharme. Y que tengas una feliz semana.