Status Estelar 08/04/2024 – 21/04/2024

En este artículo encontrarás toda la información en audio, para comprender la energía astrológica de los próximos días.

De manera fácil comprenderás todas las posiciones planetarias y te daré las claves para aplicar esta información en tu día a día. Disponer de esta información, te permitirá escucharte desde otro lugar, te facilitará procesos y te permitirá vivir de manera más alineada. Un abrazo,Anna. Abrir transcripción

Para poder acceder al contenido exclusivo, debes adquirir la Suscripción al Espacio Atlas.
Buscar

Hola a todos, ¿cómo estáis? Vengo un día más con este status estelar donde os voy a desvelar el pronóstico astrológico para estos quince días.

Empezamos la semana, este lunes ocho de abril, con el eclipse solar en el grado diecinueve del signo del carnero, del signo de Aries. Este evento se perfeccionará a las ocho y diecinueve minutos de la tarde.

Un eclipse solar solamente se puede dar en fase de luna nueva, es decir, en conjunción entre ambos luminares, y este, en particular, abre una gran etapa de nuevas oportunidades para cosas que no se pudieron dar en el pasado.

Fijaros que en la configuración energética nos encontraremos en ese mismo grado diecinueve al Sol, a la Luna y también a un Quirón. Y el hecho de que sea un eclipse anular total le atribuye a este evento una fuerza increíble.

Si ya de por sí los eclipses son lunas nuevas o lunas llenas con muchísima más potencia, en este caso que se va a ver de forma total y absoluta, es decir, vamos a perder la fuerza del sol en el cielo, va a quedar ennegrecido, con lo cual iniciamos este ocho de abril un momento semilla espectacular que posiblemente empiece ya a dar sus frutos en los próximos seis meses.

Pero indudablemente los eclipses son eventos kármicos que mueven muchísima energía cósmica y sus efectos son a largo plazo. Pero, bueno, de todo esto os he dejado una clase grabada en Espacio Atlas donde os detallo toda la información de este evento tan significativo.

Siguiendo con este comienzo de semana, ya desde ese día ocho se va a empezar a notar, vamos a empezar a sentir la fuerza de la conjunción martes Saturno en Piscis que se perfeccionará el próximo diez de abril, dos días más tarde de este eclipse.

Que esta configuración se dé tan cercana al eclipse de sol en Aries, es decir, el regente del eclipse dos días más tarde se encuentra con un Saturno. Esto lo he traducido de la siguiente manera, y es que este Marte, ese planeta del impulso, de alguna forma se va a encontrar con un stop, con un alto al paso, con ese elemento estructural saturnizador que nos va a indicar que ya toda esta semana vamos a estar poniendo límites a un influjo energético que tal vez estaba un algo desmedido, que estuviéramos fluyendo sin rumbo, en un estado de cierta espera, de sigo colocando toda esta temática debajo de la alfombra y ya veremos más adelante qué hago, es decir, toda esa energía de Piscis, que de hecho la estamos manejando y entendiendo desde marzo del dos mil veintitrés.

Es decir, busca en tu carta astral dónde te está transitando Saturno en Piscis desde marzo del dos mil veintitrés, Porque estás entendiendo a través de ese sector, un relato de toma de consciencia, responsabilidad y disciplina con las ilusiones o con los asuntos de esa casa astrológica.

Con lo cual, esta conjunción nos va a traer muchísima fuerza a la hora de estructurar o hacernos cargo de aquellas vivencias que nos hacen sentirnos que no podemos.

Piscis, en su energía menos elevada, la más bajita, podríamos decir que es la víctima de la vida. La vida me pasa por encima.

Con lo cual el martes Saturno nos está invitando a que regulemos y a que, digamos, hasta aquí, Si yo tengo esa ilusión, tengo que manejar la misma proporción de disciplina y compromiso con aquello.

Porque si no, eso no se va a dar, porque fluyendo, fluyendo, me estoy yendo a ninguna parte.

También esa conjunción se podría interpretar como que fuese una semana de cierres, de cambio de paradigma y especialmente para las personas lógicamente Piscis, pero de mucha energía mutable.

Especialmente aquellas personas que tengan planetas, idealmente planetas personales, del grado cero al quince o dieciséis de los signos mutables.

Por ejemplo, si tuvieras planetas importantes en Géminis, Sagitario, Piscis o Virgo. Allí es donde vas a estar notando cómo hay un elemento que estructura, que disciplina y que pone topes.

Y aquí lo que sucede es que esta primera semana del ocho al catorce estaremos notando esta calidad energética entre el Marte y el Saturno, pero es que ya la siguiente, fijaros que el diecinueve y veinte de abril se perfecciona el Marte sextil júpiter Urano, con lo cual este Marte está sumamente activo estas dos semanas, del ocho al veintiuno.

Esto lo que va a hacer, o esto como lo vamos a notar o a sentir, es que son dos semanas donde estamos sumamente entregados al trabajo interno, a la consecución de hechos.

Quiero ver cómo llego a materializar, quiero ver realmente cambios en mi día a día, estoy poniendo todo de mi parte para que la máquina empiece a funcionar.

Avanzamos con la semana y el doce de abril, el viernes, se perfecciona la conjunción sol mercurio en el signo de Aries. ¿Esto qué significa? Que tenemos en el cielo el mercurio nuevo, el mercurio kazimi, teniendo en cuenta que estamos en mercurio retrógrado, aquí abrimos una ventana energética de claridad.

Es decir, cuando estamos en Mercurio retrógrado, como siempre os explico, no es un buen momento para tomar grandes decisiones porque estamos confusos. Y en este Mercurio retrógrado lo que te puedes estar sintiendo es que estás más impaciente, quiero las cosas para allá, Aries.

Estoy tomando decisiones desde un lugar de nerviosismo o con prisas, con lo cual idealmente si tenéis que firmar temas importantes, toma de decisiones, mejor esperarnos, idealmente a partir de mayo, ¿vale?

Es decir, vamos a ser generosos, somos abundantes, abril no es el mejor mes para este tipo de cositas. Ahora bien, la vida me pasa por encima, ¿en qué momento de este abril puedo ejecutar, dar el sí, firmar esto, hacer lo otro.

Pues alrededor de ese doce de abril, porque una vez se ha perfeccionado el Mercurio Kazimi, la sensación en el cielo es como que ya vi, ya entendí.

Todavía está el ambiente convulso, todavía eso me está interpelando de alguna manera, pero ya no tengo esa sensación de falta de rumbo.

Y aquí sucede una cosa muy bonita, porque a veces tener la información o conocer el estado de una situación no nos gusta.

A veces, en esa sensación de poca claridad o de ambigüedad estamos en cierto modo cómodos, porque el no saber también en cierto modo nos puede ayudar a crear una sensación de falsa confianza, falsa pero confianza, o una tranquilidad, un bueno, esto ya lo manejaremos más adelante.

¿Por qué digo esto? Pues porque este quince de abril se perfecciona la conjunción Mercurio Quirón. Venimos ya de un mercurio nuevo y se encuentra con el terapeuta en el signo de Aries.

Aries ya sabéis que se atribuye al signo del yo, de mi autoestima, de mi expresión propia, de mi autoconfianza.

Y Quirón nos habla de ese terapeuta herido, de allí donde tenemos ese ruido interno, esa heredidita que no conseguimos encauzar, que somos buenos consejeros, que podemos hacer acto de presencia con los demás, pero que con nosotros mismos allí tenemos un malestar, Quirón.

Aquí habrán muchas personas que lo estarán gestionando de la siguiente forma: A principios de la semana entrante estoy sintonizando con una sensación de no voy a poder, no tengo suficiente lo que sea. Sensación de confianza, dinero, valor propio, amor, allí donde tengas la carencia, allí donde seas sensible a esa sensación de no voy a ser capaz, Mercurio Quirón.

Y habrá otro rango de personas que estarán sintonizando con un proceso de sanación, es decir, conozco mis cartas, entiendo cuál es mi escenario yo, pero aún con todo esto quiero atravesar esta situación y hacerlo diferente.

Aquí dependerá un poco de las gafas que cada uno se coloque.

Mirad, esta mañana en Instagram vi una chica que es psicóloga que sigo desde hace un tiempo, que resulta, yo no lo sabía, pero resulta que tiene bastantes problemas de salud y recientemente ha recibido el diagnóstico.

Ha entendido después de un largo periodo que lo que tiene, su dolencia, es la celiaquía.

Entonces ella lo compartía como es una gran noticia finalmente tener un diagnóstico, entender lo que me está sucediendo y colocaba un pantallazo de un WhatsApp de una amiga suya que le decía ostras no sé si felicitarte o no, claro porque tienes celiaquía Y ella muy genuinamente decía, bueno, pero es que al menos ahora entiendo lo que tengo, ahora soy consciente con cuál es mi batalla.

Pues ese Mercurio Quirón es esto, decir vale, hay una parte de mí que puede tirar hacia no voy a poder, me hago muy pequeño, no soy capaz.

Y hay otra parte que dice hey espérate, ahora estamos viendo con claridad, ahora sabemos qué tenemos delante, con lo cual, a partir de aquí, podemos hacer nuestro trabajo.

Porque fijaros que muchas veces respondemos desde ciertas herediditas infantiles y, a veces, es tan sencillo como exponernos a situaciones que en el pasado hubiesen parecido todo un mundo y que, después de nuestra experiencia propia, volvemos a esos lugares, entendiendo lugares como paisajes internos, relaciones, ambientes, y nos damos cuenta que aquello que en su momento fue algo muy desagradable o algo que nos faltaron recursos como para lidiar con esa atmósfera, a día de hoy, pues, por todo nuestro recorrido somos altamente capaces de encararlo diferente, o que incluso ni nos duele, o que incluso encontramos cierto placer en identificarnos en otra parte de nosotros mismos.

Es decir, estamos en temporada de eclipses, donde aquí lo que estamos es construyendo una nueva capa de nuestra identidad, de nuestro guerrero o nuestra guerrera interna.

Así que ese Mercurio Quirón, tras ese Mercurio Kazimi, lo que nos va a enseñar son todos aquellos miedos o situaciones donde en el pasado tal vez nos hicimos pequeños y ahora podemos abordar toda esa situación, tal vez desde un nuevo lugar, o tal vez no, porque a veces también eso es lo genuino y lo bonito, el tratar con aquellas capas de nuestro ego que nos piden, que nos exigen, que seamos perfectos y perfectas y en realidad lo que somos es perfectamente humanos, y allí también hay esa ese atravesar Mercurio Quirón, el darme cuenta que a lo mejor lo más terapéutico que puedo hacer conmigo mismo es cuidarme o darme tiempo, o simplemente no exponerme a esa situación.

Pero, en cualquier caso, esta posición, esta conjunción, lo que nos va a activar, lo que nos va a enseñar la atmósfera de esta semana y especialmente a principios de la que viene, alrededor de ese lunes, día quince, es justamente esto.

Es decir, hey, ahora soy otra identidad, ahora estoy en otra situación, en otro contexto, y la valentía para mí a día de hoy también está actualizada.

El atrevimiento a día de hoy responde por otra parte de mi ser. A veces pareciese que lo más valiente o lo más atrevido es tirar millas, hacer algo uno por sí mismo, solo atrevidamente, yendo por su cuenta.

Y a veces nos olvidamos de las capas que tenemos que deshacer de los miedos, de los recuerdos, de las situaciones del pasado que en un momento dado han podido marcar y del incapacitante que puede llegar a resultar el compartir o el gesto de mostrarse vulnerable junto a otro.

Entonces, aquí cada uno entenderá un poco cuál es su estado de valentía y de atrevimiento máximo, y con qué resuena en este punto de la película.

Porque, sin lugar a dudas, ese Mercurio Quirón lo que nos está exponiendo es a esas heridas, pero también a hacerlo precisamente diferente, a que te des la oportunidad de poder sanar.

Pero claro, para poder sanar primero tengo que tocar la herida, la tengo que desinfectar y poner una tirita.

Realmente este Mercurio en Aries se encuentra sumamente activo, ya de hecho desde la semana del ocho, es decir, una capacidad expresiva en el signo de Aries nos va a poner a todos en su energía más baja, puede traer un clima de muchísima irascibilidad en el ambiente, incluso cierta agresividad o victimismo. Es decir, ese Mercurio de Aries está muy activo ya desde ese lunes, día ocho.

Entonces, esta energía agresiva, directa, demasiado expresiva según cómo, vamos a ver cómo a partir del diecinueve, a través de esta conjunción Mercurio Venus, empieza a relajarse.

También es verdad que ese mismo diecinueve de abril el Sol ingresa finalmente al signo de Tauro. Va a estar en ese signo hasta el veinte de mayo, momento en que ingrese a Géminis.

Con lo cual, va a ser un mes solar donde vamos a estar activando nuestra área Tauro en nuestra carta astral, aunque también asuntos como el bienestar o nuestra estabilidad financiera, aquello que nos trae seguridad emocional, todo esto van a ser temas que van a estar sumamente activos con esa temporada de Tauro.

Acordaros que Tauro remite arquetípicamente hablando a temas o asuntos de casa dos, nutrición, finanzas, autoestima, valor propio, sumado a la casa donde tú tengas Tauro.

Digamos que aquí hay el mix es conectar a través de esos valores o atributos taurinos desde esa seguridad personal y gestionar o lidiar con los asuntos de esa casa donde tú tengas Tauro.

También es verdad que a partir de ese diecinueve de abril ya tendremos sumamente activa la conjunción júpiter Urano, que se perfeccionará en el grado veintiuno, veintiún grados con cuarenta y nueve minutos en el signo de Tauro y que, honestamente, estará sumamente activa, es decir, estaremos sintonizando con todo ese clima de cambios, de actualización, entender, establecer un nuevo bienestar en nuestra vida, allí donde tengamos Tauro.

Vamos a estar notando saltos cuánticos en nuestro territorio taurino. Acordaros que Urano es el arquetipo por excelencia de los cambios disruptivos, nuevas ideas y todo esto sumado a un Júpiter, a nuestra visión, a nuestro credo, a nuestra manera de entender nuestro sentido común.

Estamos aquí haciendo un cambio de mindset, un cambio de paradigma en aquella casa donde tengas ese grado veintiuno con cuarenta y nueve.

Como os decía, toda esta configuración estará sumamente activa desde ese diecinueve de abril, momento también en que tendremos ya ese sextil entre Marte planeta del impulso y ese júpiter Urano.

Quiero destacar que ya desde ese momento en que Marte empiece a activar de manera partir ese Júpiter Urano, es decir, desde ese diecinueve de abril, podría haber un ambiente bastante caldeado.

Es decir, Marte es el planeta de la acción, de la guerra, del impulso, incluso a nivel colectivo, a nivel de astrología mundana.

Podría ser que el clima global estuviese algo más agitado o incluso a nivel de ese elemento de tierra que está sucediendo a nivel de planeta, desde terremotos, desde alguna situación un poco más candente, porque aquí hay una agitación, un cambio de inercia en ese elemento natural asociado a Tauro.

Tauro, la Pachamama, la madre tierra. Eso en lo global y, lógicamente, también en lo personal, en lo individual. Cómo nos relacionamos con esa naturaleza interna o con esa sensación de tranquilidad y bienestar individual.

Es decir, en principio, por ser una temporada bajo la influencia de un signo fijo, Tauro, deberíamos de poder conectar con una calidad energética estabilizadora.

Sin embargo, el signo de Tauro tiene, como os estoy contando, esa conjunción júpiter Urano muy activa, con lo cual vamos a tener una temporada de Tauro sumamente distinta a lo que estaríamos acostumbrados por estas fechas.

Vamos a estar remando a favor de un cambio de paradigma y de cambios notorios elemento de tierra en nuestra realidad tangible. De alguna manera, podemos estar notando que nos estamos exponiendo a esa novedad.

Buscad las casas donde tenéis energía Tauro porque allí, desde el diecinueve de abril hasta el veinte de mayo, vais a estar notando cómo os estáis abriendo a una actitud mucho más modernizada, a pantallas que en cierto modo no tengáis referentes anteriores, porque estaremos movilizando toda la energía anterior de los eclipses y visitando ese territorio donde está manejando Júpiter Urano.

Teniendo en cuenta que Mercurio ha estado sumamente agitado, también ese Marte, esa conjunción júpiter Urano, realmente tanto la semana del ocho como la semana del quince son días para conectar o hacer lo posible y bajar revoluciones.

No tomarse las cosas de manera personal, cada uno está lidiando con su propia batalla, con su propio cambio. Vamos un poco a intentar establecer esos códigos a la hora de sociabilizarnos para no estar más reactivos de lo habitual.

Y volviendo a ese veintiuno de abril, que como os he dicho es esta fecha donde realmente se perfecciona esa conjunción, ese mismo día hay dos aspectos que quiero también destacar. Por un lado, hay el Venus conjunción Quirón en Aries.

Fijaros, Venus es el principio de atracción, de deseo. ¿Qué es lo que realmente me gusta? ¿Se está contactando con este Quirón y con todas las movidas que está teniendo este planeta terapéutico.

Aquí podría ser que esta segunda semana, desde el quince al veintiuno, pudieras estar sintonizando con aquello que quieres y no termina de darse, o que estuvieras aportándole mayor profundidad a tus anhelos, a tus ilusiones, incluso siendo Venus a la gestión financiera.

Esto me gusta mucho porque aquí lo que hay es un aspecto tensional, es decir, un Venus Quirón, algo de lo que yo quiero no consigo, lo que yo quiero me hace conectar con mi herida de desvalor, aquí veo que me doy cuenta que hay algo donde todavía no estoy lista o me tengo que esforzar y demás, y junto con esa conjunción júpiter Urano tenemos también la cuadratura Sol Plutón.

Esto me gusta especialmente porque partiríamos de una situación, de una jornada, algo incómoda, pero a través de esa incomodidad me hago cargo y me doy cuenta que aquí lo que necesito es un cambio de visión y de paradigma.

Fijaros, el Sol en Tauro estará estableciendo un aspecto de noventa grados a Plutón.

El último aspecto que se dio con el Sol y Plutón fue el veinte de enero, cuando el Sol en tránsito en el signo de Acuario se puso conjunto con ese planeta de la transformación.

¿Qué has visto? ¿Qué se ha iluminado ante tu camino desde ese veinte de enero?

¿Hay algo que ya se empezó a cocer desde entonces? ¿Algo que no termina de darse o que tal vez necesite, pues, más proceso de desarrollo, podría ser mayor inversión económica, mayor tiempo.

Es decir, ese sol, Plutón, esta estuvo activo en enero, lo está ahora en abril y, posteriormente, cuando el sol ingrese a Leo en verano, hará la oposición también.

Con lo cual, son momentos en el año donde estamos descubriendo toda esta parte poliédrica, todos estos cambios que está promoviendo ese arquetipo plutoniano.

Es decir, cuando decimos que Plutón ingresa a Acuario, ¿A qué nos estamos refiriendo? Pues ahora, en asuntos de Tauro, en asuntos de bienestar, después de esa conjunción júpiter Urano, ¿estoy lejos de donde quiero estar o estoy cerca?

¿O qué es el ejercicio que yo estoy llevando a cabo y que me está ayudando a alinearme con esa sensación de de abundancia, de bienestar, de seguridad económica, de seguridad emocional?

Por ejemplo, yo cuando hago sesiones de coaching, Muchas veces lo que nos encontramos es que hay objetivos que, a lo mejor, uno está a setenta de ese supuesto cien.

Ok, yo aquí ya tengo una inercia. Estoy entendiendo que hay recursos dinámicas que estoy ejecutando y que no terminan de darme ese cien, pero sí que me están moviendo del lugar original.

Así que, ¿con esto qué quiero deciros? Que a veces es simplemente replicar eso un poquito más. O al revés, que digas, no, mira, Ana, yo es que estoy a un veinte del cien, todavía no he dado con la tecla.

¿Y por qué no termino de dar con la tecla? ¿O por qué no termino de entender cuál es el tipo de cambio que quiero y que merezco?

¿Cuál es esa situación de futuro de la que habla esa modernidad acuariana? Pues porque todavía no conocemos ese arquetipo al completo, y a través de ese primer ciclo anual vamos entendiendo a mayor profundidad.

Entonces, ahora tocará gestionar el elemento Tauro, el elemento de tierra, porque los cambios desde el plano teórico que ofrece un signo de aire como es acuario parece todo como muy fácil, pero ahora es cuando tenemos que meter el cuerpo.

Ahora es cuando, ok, entendí desde el sistema teórico, pero ahora tengo que ver de qué dispongo, de cuáles son esos recursos, de cuáles son aquellos atributos, de si realmente Venus, Tauro, me seduce esa idea.

Estamos realmente a mediados de abril con una energía tan espectacular para promover cambios, ya no solo sorpresivos, sino incluso aquellos cambios dilatados en el tiempo que necesiten o merezcan un punto de chispa, un punto de atrevimiento, de dinámica espontánea.

Y con ese mes de Tauro, que empieza ese diecinueve de abril, veremos cómo trae sus frutos toda esa conjunción Júpiter Urano.

Vais a ver que todos estos planetas personales van tocando ese Júpiter Urano, van sintiendo ese grado veintiuno de activación, con lo cual ya no es abril el único mes de cambios, como podríamos hablar a nivel de eclipses, sino tanto abril como mayo, porque mayo estará ese sol en Tauro iluminando y esos planetas que irán avanzando, notando cómo vamos integrando ese elemento de cambio, o de nuevo paradigma o de nuevo pretexto asociado a lo que hoy por hoy entiendo que es saludable para mí o que es beneficioso, sin olvidar también ese Júpiter Urano como parte de ese cambio en los mercados financieros, que ya desde los últimos meses estamos notando como, por ejemplo, el bitcoin, que estaba sumamente bajo, vuelve a elevar sus números ¿Qué está pasando aquí? Pues que las divisas también están cambiando.

Pues bien, dicho todo esto, espero que esta información os resulte de utilidad. Cualquier duda, como siempre, la estaré resolviendo a través del grupo de Discord y poco más, que os deseo una feliz semana y os mando un abrazo muy grande.