Status Estelar 11/03/2024 – 24/03/2024

En este artículo encontrarás toda la información en audio, para comprender la energía astrológica de los próximos días.

De manera fácil comprenderás todas las posiciones planetarias y te daré las claves para aplicar esta información en tu día a día. Disponer de esta información, te permitirá escucharte desde otro lugar, te facilitará procesos y te permitirá vivir de manera más alineada. Un abrazo,Anna. Abrir transcripción

Para poder acceder al contenido exclusivo, debes adquirir la Suscripción al Espacio Atlas.
Buscar

Hola a todos, ¿Cómo estáis? Vengo con el pronóstico astrológico para los próximos quince días, concretamente del once de marzo al veinticuatro del mismo mes.

Y lo más importante de estos quince días es que estamos en temporada de eclipses, es decir, estamos a la antesala del primer eclipse lunar que tendrá lugar el veinticinco de marzo y posteriormente el eclipse total de Sol el ocho de abril.

Además, tendremos el ingreso de Venus en Piscis, Marte también ingresará al signo de Piscis y Mercurio estas dos semanas estará sumamente activo.

Un apunte importante es que el lunes dieciocho empieza su sombra preretrógrada. Esto significa que idealmente todos aquellos contratos, aquellos pactos, sería interesante que se hiciesen antes de esta fecha.

Mercurio estará retrogradando del dos al veinticinco de abril, del grado veintisiete al quince y a partir de ese dieciocho de marzo Mercurio ingresa al grado quince de Aries con lo cual va a empezar a recorrer los grados que luego va a retrogradar.

Así que el consejito de la astróloga es que todo lo que podáis pactar antes lo hagáis de esta manera. Dicho esto, me meto de lleno y os cuento en detalles.

El lunes día once Venus ingresa al signo de Piscis.

Es un tránsito que estará activo hasta el cinco de abril, momento en el que ya Venus, planeta del deseo de la atracción, ingresará a Aries, pero la previa son unas semanas donde estaremos explorando en detalle cómo son nuestros sueños, aquello que anhelamos.

La Venus en Piscis tiene un punto idealista, muy imaginativa, romántica. Es un tránsito que nos invita a soñar a lo grande, con la diferencia que, en esta ocasión, se encuentra a un Saturno en el signo.

Esto concretamente sucederá el veintidós de marzo, pero ya en los días previos, a partir del dieciocho, se va a notar esa disciplina, esa estructura, esos topes que necesitamos a la hora de manifestar un anhelo, una ilusión, marcar un camino, ese contexto saludable y nos ayuda a entender la realidad y las posibilidades de ese deseo.

Yo me acuerdo que cuando era pequeña en clase, para entretenernos, a veces nos decían dibujo libre y aquellos primeros minutos de estrujarnos el cerebro pensando… ¿Y ahora yo qué voy a pintar? ¿Ahora qué voy a dibujar? Y de repente el maestro o la maestra decía, temática… ¿Qué habéis hecho este fin de semana? Sobre ese contexto, oye tú, ya te ponías a tope. Venga, va, vamos a ver. Pues mira, voy a pintar el domingo por la tarde, que estuve haciendo esto y lo otro. Pues esta Venus en Piscis funciona algo parecido.

Vamos a notar que le sacamos el jugo que podemos exprimir al detalle cuando tengamos esa contención que nos va a traer Saturno. Se perfecciona el veintidós de marzo, pero la previa, a partir del dieciocho, ya se siente muy, muy activo.

Y para poder aprovechar este tránsito de ensoñación y de manifestación, te invito a que de una manera muy apurada trabajes a favor de tus recursos, a favor de aquellos atributos o aquello que tú tienes a tu disposición para poder ejecutar y construir esos sueños, esas ilusiones.

Siguiendo con el pronóstico, el mismo once de marzo la luna ingresará al signo de Aries.

Acordaros que en Aries es donde vamos a tener el primer eclipse el veinticinco de marzo.

El doce de marzo, Mercurio ingresa al grado exacto del eclipse, grado cinco de Aries.

Son estos tres primeros días de la semana donde estaremos recibiendo insights, donde estaremos teniendo conversaciones importantes, donde estaremos recibiendo datos que nos va a ayudar a liberar fuerza, atrevimiento, capacidad de discernimiento a favor de movilizar energía hacia adelante.

Fijaros que el eclipse que tendremos, el primer eclipse lunar en el grado cinco de Aries, el veinticinco de marzo, es un eclipse que cerrará una etapa kármica en nuestra manera de asociarnos, la manera que tenemos de hacer contrato, y ese lunes, martes y miércoles de esta semana estaremos recibiendo inputs que nos pueden ayudar a comprender que tenemos que empezar, que tenemos que accionar nuevos recursos, nuevas fórmulas, que tenemos que ser mucho más atrevidos, valientes y que el futuro está hacia adelante.

Este Mercurio del que os hablo viene de encontrarse con un Plutón en el signo de Acuario, con lo cual ya estará trabajando en esa fase de toma de consciencia con esa actitud mucho más visionaria.

Siguiendo con el pronóstico de esta semana, el domingo diecisiete de marzo tendremos la conjunción entre Sol y Neptuno, aspecto que se estará sintiendo toda la semana desde el once.

Traducción, estamos en una fase de finales, el Sol, consciencia, presencia, luz irá iluminando todos aquellos escenarios, aquellas situaciones en tu día a día que, de alguna forma, se están deshaciendo, ya no tienen suficiente fuerza para seguir en el próximo ciclo y, de forma orgánica, están llegando a su final.

Para que te hagas una idea, el Sol Neptuno, en Piscis, se puede sentir como un final de año astrológico.

El veinte tenemos el equinoccio, con lo cual los días anteriores estaremos sintiendo cómo ese peso va deshaciéndose, cómo entramos en un periodo de aceptación, de perdón, de disolución.

En líneas generales, la conjunción Sol Neptuno, y más un domingo, podría traer un clima de cansancio, de neblina, necesidad de tomar tiempo aparte, de desconectar, de hacer el cierre que cada uno necesita a veces como para procesarle la información, lo sucedido, y luego para poder volver al ruedo.

El mismo domingo, fijaros que también se formará el cuarto creciente, es decir, el Sol y la Luna entran en orbe de cuadratura.

Siendo energía mutable y ese Neptuno tan sumamente activo, podría sentirse la necesidad de tomar tiempo aparte, hacer silencio o la importancia de leer entre líneas, por ejemplo, a través del mundo onírico.

Segunda parte de este estatus estelar y en esta parte encontramos un cambio de dinámica y un cambio de energía para esta segunda semana y es que ya desde el lunes dieciocho se va a notar con fuerza la conjunción Venus Saturno en Piscis.

Empezaremos a sintonizar con esos límites para poder llegar a según qué anhelos a materializar aquellas ilusiones de manera concreta.

Venus es el regente del nodo sur del primer eclipse que tendremos el lunes veinticinco, con lo cual es muy importante sus activaciones previas, el viaje antes de formar parte de el eclipse.

Llegamos el veinte de marzo a las cuatro de la madrugada y seis minutos, momento en que el Sol ingresa al signo de Aries y perfecciona el equinoccio, momento en que ingresaremos a la primavera en el hemisferio norte y al otoño en el hemisferio sur.

El sol ingresando al signo de Aries, signo cardinal, inaugura esa temporada Aries que además tendremos eclipses de nodo norte.

La energía del “yo soy”, un cómputo de etiquetas, de estatutos, atributos, lo que me gusta, lo que hago, mi auto imagen. Pues estamos en un período que el “yo soy” estará cambiando, estableciendo unos códigos nuevos mucho más regulados y saludables con nosotros mismos.

Esto es así porque el mismo día que el sol ingresa en el signo, es decir, en la carta astral del ingreso del sol en Aries, Mercurio se encuentra en conjunción a un Quirón en el signo de Aries, muy cerca además del grado diecinueve, que es el grado en el que tendrá lugar el eclipse de Sol del ocho de abril.

Todo esto, lo que me dice, es que es una temporada de Aries sumamente sanadora para ocuparnos de lo que yo necesito, yo quiero, yo deseo, ahora es mi momento.

El jueves veintiuno el sol perfecciona el sextil con Plutón en Acuario. Se acentúa ese clima de novedad, el cielo está premiando lo atrevido, lo que sale de los márgenes, lo que insta a crear una novedad.

El ser astuto, el ser apañado, todo aquello que sea esa mezcla entre Aries y Acuario, la modernidad, el futuro, el emprendimiento, esos cambios de paradigma, el atreverse a ser uno mismo, a salirse de contextos conocidos y atreverse con los cambios.

Una cosa que me gusta mucho para este día es que la combinación Aries, Plutón, Acuario y el Sol, aquí podríamos ver como que la energía de la rabia, de la frustración, también en un momento dado nos puede encender, nos puede motivar a darnos ese extra de energía para avanzar.

El viernes veintidós me gusta mucho para concretar, para asentar bases en cuestión de vínculos, en cuestión de contratos.

Es un buen día para hablar acerca de asuntos de dinero, ver lo que puede entregar uno, lo que puede aportar el otro, encontrar un punto medio a nivel de deberes y derechos.

Y algo a destacar de esta conjunción es que también se establecerá un sextil con Júpiter y Urano en Tauro, con lo cual, en ese contrato, en ese pacto asociativo, no solo me refiero a asuntos de amor sentimental, contratos de cualquier tipo.

Pues bien, el asunto en cuestión es que Venus Saturno estarán en contacto con Júpiter y Urano en Tauro.

Todos estos aspectos me hacen considerar que lo que se acorde, pacte o se firme alrededor del veintidós va a tener un pretexto moderno.

Es como si hubiese un depurar lo que quiere uno, lo que quiere el otro, y quedarnos con un mix de un poquito de cada cosa.

Ese mismo veintidós de marzo, el viernes, Marte ingresa a Piscis.

Este tránsito estará activo hasta el treinta de abril y es el momento que estabas esperando para poner toda la energía a favor de manifestar, hemos estado hablando de que Piscis es esa energía de ensoñación, de sueños, de ilusiones, porque aquello con lo que yo sueño, aquello con lo que yo fantaseo es perfecto.

Los pensamientos son siempre perfectos, sin errores, sin problemas. Cuando yo lo bajo al plano 3D y me doy de bruces con la realidad, allí entiendo los más y los menos de Saturno.

Pues bien, Marte en Piscis tiene este tono de luchar a favor de una ilusión, de un sueño, y lo potente de este tránsito de dos mil veinticuatro, porque el año pasado, en dos mil veintitrés, no pasó así, es que este Marte se encontrará con un Saturno en el signo.

Traducción. Cuando hablamos de Saturno, muchas veces…ay, es que es el maestro… pero Saturno, lo que trae Saturno es difícil, cuesta, sí. Es que Ana, esto quiere decir… no, no, no. Es que tenéis toda la razón. Allí donde hay Saturno es una área que pide un aprendizaje.

Ahora bien, ya llevamos desde marzo de dos mil veintitrés con un Saturno en el signo de Piscis, Pero lo que no habíamos visto todavía es un Marte, planeta de la acción y impulso.

Con lo cual, Marte en Piscis, pienso que será un tránsito sumamente potente para empezar a accionar.

La conjunción Marte Saturno no se perfeccionará hasta el diez de abril, dos días más tarde del eclipse de Sol el ocho de abril, pero ya desde ese veintidós empezaremos a notar que necesitamos activar esa energía de liderazgo, de cambio, de mover energía a favor de esa ilusión.

Finalmente, el domingo veinticuatro de marzo, la Luna ingresará al signo de Libra.

Acordaros que el veinticinco, el día siguiente, tendremos el primer eclipse de la temporada, y aquí quiero contaros algo importante. Este eclipse es de Libra, con lo cual el regente es Venus.

Esto significa que lo que estamos evolucionando es nuestra capacidad de discernimiento. ¿Qué es lo que quiero? ¿Qué es lo que deseo? ¿Si me gusta esta persona? ¿Si ya no me gusta este tipo de relaciones?

¿Cómo me manejo con el dinero? Si me dan a escoger, ¿qué prefiero A o B?

Deseo, atracción. Aquí lo que estamos sintonizando y descargando es un nuevo software en relación a nuestro deseo, a nuestra capacidad de atracción.

No es que ya no me guste, fulanito, es que los patrones que me llevan a atraer o a quedarme enganchada con este tipo de personas ya no funcionan conmigo.

Es un eclipse de finales, no tiene que haber una ruptura, no tiene que haber un final desagradable, no. Sino lo que estaremos, es sintonizando con esa capacidad de atracción, con aquel deseo que quedó empobrecido, aquello ya no me representa y deberemos de sostener ese cierre, ese final, porque estamos cerrando una etapa kármica, son eclipses, con lo cual os voy a dar fechas para que podáis vestir con vuestra propia narrativa todo este relato.

En febrero, el diecisiete, tuvimos la conjunción Venus Plutón. Allí establecimos una primera semilla de hey, hey, ¿Y si de manera disruptiva me abro a otro tipo de asociaciones, a otro tipo de contratos, a otra historia? Deseo cosas diferentes. Primer aviso.

Otra fecha importante, el veintidós de febrero, momento en que Venus y Marte en Acuario se encontraron, momento semilla para empezar a crear desde una nueva consciencia nuevos escenarios vinculares o asociativos a través de un mindset actualizado, modernizado, ese baile entre tu energía femenina y tu energía masculina, el espacio que le dejo a uno, el lugar que ocupó en el vínculo o que se hubiese sellado algún tipo de pacto, de propuesta.

El veintiuno de marzo, esa misma Venus, que se modernizó con ese tono plutoniano en Acuario, se encuentra con un Saturno, y aquí estabilizo.

Después de todo ese viaje, empiezo a concretar, a determinar, a constituir. Veinticuatro de marzo, esa Venus se encuentra en sextil con un júpiter Urano.

Hay algo que se enciende en base al cambio, a la modernidad, a lo distinto que va a tomar protagonismo, y va a ser todo este relato que estará sumamente activo el día siguiente con los eclipses.

Pero bueno, todo esto os lo contaré detalladamente en la clase que voy a dejar subida para explicar este eclipse lunar en el grado cinco de Libra.

Pues bien, dicho todo esto, os deseo una feliz semana y como siempre estaremos comentando el pronóstico en el grupo privado de Discord.

Os mando un abrazo y mil gracias por escucharme.