Status Estelar 11/09/2023 – 24/09/2023

En este artículo encontrarás toda la información en audio, para comprender la energía astrológica de los próximos días.

De manera fácil comprenderás todas las posiciones planetarias y te daré las claves para aplicar esta información en tu día a día. Disponer de esta información, te permitirá escucharte desde otro lugar, te facilitará procesos y te permitirá vivir de manera más alineada. Abrir transcripción Un abrazo,Anna.
Para poder acceder al contenido exclusivo, debes adquirir la Suscripción al Espacio Atlas.
Buscar

Hola a todos. ¿Cómo vais? Empezamos este Status Estelar quincenal del once al veinticuatro de septiembre.

Empezamos una semana con la luna balsámica del once al quince, antes de la luna nueva, donde notaremos un cambio energético. Estaremos en rango de activación de luna nueva.

De hecho, desde el siete de septiembre, pero ya desde el once estamos a tope con la energía de comienzos también, porque tendremos a Mercurio en Virgo directo, a partir del día quince, y todo esto hace que estemos en un momento de purga. En un momento de détox para iniciar con fuerza con determinación una vuelta a la rutina. Esa luna nueva a mitad de semana nos va a estar activando, así que empiezo ya con el Status Estelar.

Quiero empezar por el principio, destacando un aspecto que pondrá un mar de fondo para este lunes, once de septiembre, que es el Sol en Virgo y Quirón en Aries. Digamos que podría ser un comienzo de semana con obligaciones, gestiones, recados algo tediosos por ese quincuncio.

El quincuncio, el aspecto, es la molestia que no termina uno de darse cuenta, por eso está este aspecto tan relacionado con temas de salud, los quincuncios, porque son aspectos menores, pero que se notan. Terminan somatizando en el cuerpo, por lo que atentos se podrían dar situaciones donde te puedas sentir contrariado con lo que debes (Virgo), y lo que realmente quieres (Aries).

Ese Quirón en Aries podría esto, una sensación de mayor irascibilidad con tu entorno. Pues bien, ese mismo día once, la Luna, en la zona Leo, activa esa parcela ese signo junto a ese Venus en Leo que ya se encuentra directo desde ese cuatro de septiembre.

Esta Venus estuvo muy activa todo julio y agosto con los aspectos con Júpiter y con Urano. Rompiendo dinámicas que venían repitiéndose y que debieron de marcar un final de etapa. Ha sido, de hecho, un verano marcado por las rupturas, no solo de pareja, sino también de relaciones de cualquier tipo. Que en esencia lo que hay aquí detrás es una ruptura con lo que te traía cierta estabilidad, cierta seguridad Tauro, pero que, por los motivos que sean, ya no me están aportando, ya no me está trayendo satisfacción.

O en ese vínculo, en ese contexto, en esa situación, si uno no puede ser cien por cien uno mismo, estos aspectos retadores y estas cuadraturas debieron de activar la urgencia de ese cambio. ¿Por qué? Pues porque en lo profundo estos aspectos tensionales han estado movilizando energía a favor de amor, a favor del romance de la amistad, es decir, me alineo con aquello que realmente hoy por hoy está disponible para mí y me salgo donde allí ya no es.

Entonces, ahora, desde el cuatro de septiembre, ya no se encuentra retrógrada esa Venus, y esta semana, del once al diecisiete de septiembre, se siente esa cuadratura con Júpiter. Pero ya con una energía leonina directa, traducción: Quedan pocas dudas ahora mismo en cuanto a tu valor y en cuanto a ese cambio que quieres afrontar para este nuevo curso.

Se siente de alguna manera que el sistema está colapsando y que estás en otro lugar a nivel de mindset, a nivel de punto de vista, de abundancia esta semana, te estará quedando claro esa nueva disposición a tomar decisiones, a tomar dirección, energía de cambio a favor de ese nuevo paradigma en cuanto a asuntos de dinero y de amor.

Supongamos que estuviste este julio y agosto planteándote temas asuntos en cuanto a tu salario, precios, inversiones. Ahora esta semana, concretamente el diecisiete, Venus se cuadra a Júpiter en Tauro, y este aspecto ya se está sintiendo desde el lunes día once esta semana que empezamos. Digamos que esta semana podrías, por lo tanto, notar como de una vez por todas, tienes que explosionar a nivel de valor que debas pensar en grande de manera abundante (Júpiter) las cuadraturas de Venus – Júpiter, siempre son aspectos de exceso.

Y en esta ocasión hay un tono, una idea en el ambiente de: -Oye, yo lo valgo. Venus en Leo. Así que es una semana para que puedas atender, para que puedas revisar ya de manera definitiva qué tal vas a nivel de regular.

Si hay excesos o carencia de algún tipo que esté desbalanceando tu plano económico. Revisa lo que recibes, lo que inviertes.

Mira, Júpiter tiene mucho que ver con el mindset, nuestro sistema de creencias, que por algo este rige a Sagitario. Así que este Júpiter responde a eso a una manera de entender nuestra capacidad de ser abundantes.

Nuestra disposición a manifestar nuestro merecer. Digo esto, porque ahí donde hay carencia se suele contrarrestar esa falta en otra área, es decir, existe un desbalance. Saco de un lugar para poner en el otro. Por lo que una manera de poner consciencia este aspecto podría ser visualizando ¿Qué tal repartes tu energía tu tiempo en tu día a día?

Y si estás tranquilo, satisfecho con este resultado. Es decir, ¿Hay alguna parcela que estés nutriendo mucho más y alguna otra que esté resentida? Porque esta cuadratura podría traerte información en cuanto a esto.

Volviendo al lunes, día once, la semana empieza con la conjunción Luna – Venus en Leo y un sextil hermoso con Marte en Libra.

Es, por lo tanto, un comienzo de semana con energía reparadora, restaurativa con tu creatividad, con tu maternidad y romance. Es el núcleo femenino en Leo, conectando con un impulso, una energía masculina de acción en Libra.

Traerá, por lo tanto, oportunidades para una comunicación o una relación fluida después de un verano de muchos cambios de paradigma en cuanto a asuntos relacionales.

Mercurio, planeta de la comunicación, podríamos decir que esta semana, la del once al diecisiete, habrá un eco, un link, con los asuntos con los que estuvieras atareado la primera semana de agosto. Y ahora, con este último tramo de Mercurio Retrógrado, que ya te sientas mucho más convencido de tus movimientos.

Sigo con el estatus. El trece de septiembre, la Luna en Virgo, en contacto con Saturno en Piscis y activando también a un Mercurio Retrógrado que se encuentra en el mismo signo, podría acelerar la necesidad de operar, de moverte y organizar un plan de acción.

Que te encuentres con alguna autoridad, alguien que te ponga encima de la mesa, información. Tal vez, algún asesor, alguien algún especialista a alguien que entienda del tema, que es con el que estés lidiando. Ese sol en Virgo sigue iluminando a un Júpiter. Y un Urano en Tauro, así que vamos a aprovechar para reestructurar y movilizar energía a favor de un cambio mayor.

A favor de un cambio a largo plazo. Es buenísimo para gestiones del terreno laboral, ya sea aplicar, hacer entrevistas o mejorar según qué gestiones o mejorar según qué procesos de trabajo en tu día a día.

Todo esto se puede ver beneficiado, especialmente el día trece, catorce y quince. Algo que quiero también añadir es que del catorce al veinte de septiembre son días muy buenos para revisar presupuestos. Sueldo, dinero en definitiva, para hacer propuestas o contraofertas, especialmente a partir del dieciséis.

El quince de septiembre a las tres y treinta y ocho de la madrugada se dará la luna nueva en el grado veintiuno de Virgo. Empieza, por lo tanto, la ventana energética de eclipses de esta temporada.

Es una luna para crear dinámicas. Para empezar trabajos, rutinas distintas, adaptadas. Hay un Urano, por lo tanto, adaptadas a: -A mí esto no me va bien, me hago mi propio modelo.

Se puede sentir como lo que supuestamente era cumplir con el deber, hacer el bien, Virgo. O tal vez lo que llevabas haciendo, lo convencional no termina de representarte.

Por lo que es una configuración que te animará a que encares un cambio que adaptes el proceso, te lo hagas, a tu manera. Es una luna buenísima para procesos médicos terapéuticos, sanadores. Mercurio Retrógrado: – Me ocupo de algo kármico, algo que se me repite.

Buenísimo para procesos de sanación, de verdad. Ubica tu área Virgo de tu carta. Los temas de esa casa donde te cae ese grado veintiuno. He dejado una clase estupenda para esta luna nueva importantísima para los signos mutables. La encontrareis aquí en espacio Atlas.

Bien, siguiendo con ese quince de septiembre y fuera del set energético de la luna nueva, a la noche, Mercurio al fin se pone directo. Retomaremos, en cierto modo, la claridad. Digo en cierto modo, porque en esta ocasión hay una configuración muy tiquismiquis. A ver, explico: El día quince Mercurio sale de su fase retrograda, perfecto. Mercurio, regente de Virgo, estamos en temporada de Virgo. El Sol. ¿Cómo está este sol? Pues bien, hasta el día veintiuno estará oponiéndose a un Neptuno. Esta oposición puede traernos una sensación, algo parecido, a Mercurio Retrogrado. No es un Mercurio Retrogrado, pero sí que a partir del quince bajará la intensidad en cuanto a la confusión o a la sensación de: -Me falta todavía información para tomar una decisión en firme, pero hasta el veintiuno no sería idealmente un buen momento para pasar a la acción.

Ya sabéis que después de un Mercurio retrógrado viene el Mercurio en sombra post retrógrada, hasta el dieciocho estará en sombra post retrógrada, y le vamos a añadir tres días más por esta oposición a Neptuno. ¿Sí? Es decir, momento de muchísima más claridad a partir del veintiuno. Momento de maximísima claridad a partir del veintitrés cuando el sol ya deje ese Virgo y entre a Libra.

Os doy la información tan sumamente al detalle, porque me han llegado muchísimos mensajes a través de Espacio Atlas, en redes, en relación a: -Anna, tengo que hacer esta compra venta. Anna, estoy en un proceso de selección en un en un trabajo. Entonces, quiero tratar en la medida del posible, daros los timings muy ajustados, porque evidentemente la la vida pasa por encima de la astrología. Pero siempre que podamos, pienso que es importante tratar de buscar ese momento oportuno.

El dieciséis de septiembre, el sábado, el sol activará un trígono de tierra con Urano. Urano fue uno de los protagonistas de este verano, un verano realmente muy flasheador en asuntos venusinos, con cambios, rupturas importantes y ahora tenemos finalmente este trígono Sol – Urano.

Este aspecto nos habla de reinvención, de hacerlo distinto, de aplicar innovación, que estuvieras este verano valorando y ahora sea el momento de presentar realmente una nueva opción, un nuevo método. De verdad que este aspecto, este trígono, Sol – Urano, tan cerca de la luna nueva del día quince, marca eso, un flash, de cambio, una evolución, una proyección a largo plazo.

Todo esto os lo explico como os decía antes en la clase de la luna nueva, porque esta configuración se estará abriendo hasta la primavera dos mil veinticuatro. Veréis que me pondré un poco pesada con el aspecto Júpiter – Urano en Tauro del año que viene, pero es que realmente esta luna nueva ya es el primer evento astrológico donde esto empieza a tomar mucha más fuerza.

Y para este dieciséis de septiembre, este sábado tendremos también la Luna y Marte en Libra. Este aspecto marca un fin de semana original de hacer o de salirte de situaciones pautadas. Marcos teóricos Libra que ya no terminan de ir contigo, especialmente en relaciones, y es momento de ocuparte más de ti mismo.

Y de este período que está por llegar en los eclipses en el eje relacional. Es un fin de semana, por lo tanto, marcado por un tono disruptivo, el no querer comulgar con el quedar bien optar por ser más honesto contigo. Una actitud atrevida. Te vas a notar decidido a la hora de actuar a favor de un sentimiento tal vez, no sé, de coherencia, de valor, Marte y Luna en Libra, en sextil, a Venus, en Leo.

El domingo diecisiete se perfecciona la cuadratura de Venus – Júpiter, que se produjo tres veces este verano, es decir, once de junio, veintidós de agosto y ahora, diecisiete de septiembre. Y veo que esta es ya la última cuadratura, y que ha sido un proceso de aprender a atraer tu deseo, lidiar dinámicas de exceso o carencia. Lo que crees que puedes merecer, lo que crees que puedes pedir o lo que debes dar a cambio.

Y esta cuadratura es un boost bestial a nivel de cambio de dinámicas, que definitivamente te ha tenido que motivar a estar mucho más enfocado en ti mismo, y lo tanto en el dar dar dar, dar, que ahora puedas ser consciente del exceso. Y cómo el exceso a veces, paradójicamente, me lleva a la carencia. Esta cuadratura del domingo diecisiete tiene también un tono interesante en educarnos a la hora de disfrutar, pero que se sienta sin sentir que es un problema o sin sentir cierta culpa.

El diecinueve se perfecciona la oposición Sol en Virgo, Neptuno en Piscis. La confusión es inevitable. Entonces, tanto el dieciocho como el diecinueve son dos días buenísimos para acudir a terapia.

Sacar lo relegado a aquellos estados emocionales incómodos, melancólicos, Lo que está guardado es perfecta estas dos fechas para procesos de sanación, de perdón. No es un Mercurio retrógrado, pero tampoco sería el mejor momento para tomar decisiones importantes o firmas que no tengan una gran dosis de Saturno. Es decir, asegúrate de que ambas partes estén cien por cien de acuerdo en ese pacto o en ese contrato. De hecho, esto es parte de la configuración de la luna nueva del día quince, y esto estará activo hasta el veintitrés de septiembre.

Lógicamente, irá bajando de intensidad, pero se siente varios días y los días más fuertes son dieciocho diecinueve y veinte. A partir del veintiuno, la cosa ya cede. Por lo que te recomendaría que te fijaras bien en el detalle. Sin embargo, es una energía perfecta para darte un par de días de pausa, de desconexión de tus obligaciones.

De tomártelo todo con mucha más calma a un ritmo mucho más tranquilo. El veinte y veintiuno se perfecciona el trígono entre el sol y Plutón. Buenísimo para reuniones con jefes, con superiores, personas que tengan poder, expertos.

Seguimos, de hecho, en el mood de la luna nueva hasta el día veintidós, y por eso este trígono de limpieza absoluta, de limpieza profunda, de cierres, pero también para hablar de asuntos de dinero o asuntos de responsabilidades, especialmente en el trabajo.

El veintitrés ingresa el sol en Libra, y con esto, inauguramos la temporada de Libra y, además, Damos paso al Equinocio. El Equinocio ya sabéis que es el momento del año en el que estamos equilibrando, luz, las horas de día y noche empieza un trimestre con energía cardinal marcado por ese regular energías, regular espacios, regular dinámicas en tus vínculos, encontrar una manera más acorde estar de manera presente en una relación, pero habiéndote dado cuenta, en verano de lo que necesitaste, con ese Venus retrógrado, regente de ese Libra, que estuvo en Leo, luego con esa retrogradación de Mercurio, y ahora será el momento en que empezaremos a encontrar ese punto de apoyo, ese ese punto de equilibrio entre lo que doy, lo que recibo, para lo que estoy o para lo que ya no estoy.

Además, esta temporada libre será muy especial porque Libra es, va a ser, nodo sur, tendremos el primer eclipse el catorce de octubre en el grado veintiuno de Libra. Pero bueno, para todo esto ya os prepararé clases hablando extendidamente sobre la energía Libra, sobre el ser nodo sur, sobre este tipo de eventos.

Siguiendo con este mismo día, el veintitrés, se perfecciona un trígono entre Venus, en Leo y Quirón en Aries. Aquí podría anticiparse una sobriedad o querer empezar esta temporada libriana recuperándote, atendiendo, permitiéndote ser tú un poco ese desbalance a favor de ti mismo (Quirón en Aries).

Es decir, en todas aquellas situaciones donde te viste dando de más, o que sientas, tal vez, cierto cansancio, y ahora empezando este veintitrés tomes consciencia de cuáles han sido esos lugares donde ahora necesitas regular, donde ahora necesitas ordenar o equilibrar.

Y como te digo: – Como Libra es nodo sur, esta temporada cambio el chip, normalmente soy mucho más complaciente, normalmente tengo esa visión tal vez más periférica, de lo que yo quiero, de lo que el otro quiere, pero en esta ocasión me tengo que poner en mi sitio. (…)

Unos estarán dando de más, y otros estarán siendo un poquito más tacaños, pero la cuestión es regular.

El veinticuatro tenemos una configuración sumamente interesante y es que Marte, en el grado dieciocho de Libra, se encuentra opuesto a un Quirón en Aries, en el mismo grado dieciocho. Y una luna que estará paseándose por Capricornio, muy cerquita de ese Plutón Retrógrado en Capricornio.

Por lo que aquí alrededor de este veinticuatro podrían darse situaciones encuentros, con el otro donde necesites comenzar activar signos cardinales una nueva situación que te ayude a regular. Supongamos que con Venus en Leo y todas sus configuraciones tú estuviste sintiendo la necesidad de revisar temas económicos. Por ejemplo, si trabajaras con colaboradores, este final de semana, por ese marte – Quirón, aquí hay una tensión en el sentido de: – Ok, esto no está siendo rentable. O hay una parte de este trato que no está cien por cien regulado. Unos están trabajando más que otros.

Aquí hay situaciones a resolver con la energía masculina. Aceptar nuestra parte de liberar, de tomar acción, no tiene por qué ser proyectado en un hombre (Marte) No. Simplemente decir: – Oye, ¿Cómo encaro mi energía más de dirigir?

Y esta energía cardinal con esta con esta luna, este martes y ese nodo Quirón en signos de comienzo, de impulso, de arranque, pienso que va a traer información, momentos de iniciación en cuanto a esta nueva tendencia a nivel de buscar un equilibrio donde realmente tú estés cómodo.

Pues bien, dicho todo esto, os dejo esta clase subida. Os recuerdo que nos vemos el dieciocho para hablar del final de dos mil veintitrés, de aquí hacia adelante, a nivel de tránsitos y a nivel de configuraciones.

También tendremos un ratito al principio de la sesión, al principio de la reunión para compartir opiniones, sensaciones, experiencias en la lectura del camino del artista, y luego en la segunda parte daré esta clase.

Y ya sabéis que en disco estaremos comentando estos status estelares, las lunas nuevas, los eclipses, bueno, todo lo que vaya viniendo. Por allí estaremos compartiendo.

Os mando un abrazo y mil gracias por escucharme.