Status Estelar 12/02/2024 – 25/03/2024

En este artículo encontrarás toda la información en audio, para comprender la energía astrológica de los próximos días.

De manera fácil comprenderás todas las posiciones planetarias y te daré las claves para aplicar esta información en tu día a día. Disponer de esta información, te permitirá escucharte desde otro lugar, te facilitará procesos y te permitirá vivir de manera más alineada. Abrir transcripción Un abrazo,Anna.

Para poder acceder al contenido exclusivo, debes adquirir la Suscripción al Espacio Atlas.
Buscar

Hola a todos. ¿Cómo estáis? Vengo con toda la información astrológica y de pronóstico del doce al veinticinco de febrero.

Son quince días donde tendremos más información en relación a ese Plutón acuario.

Tendremos conjunciones con planetas personales, así que iremos probando, entendiendo lo que es o lo que va a ser para nosotros esta nueva configuración en el cielo.

El diecinueve el Sol ingresa al signo de Piscis, y el veinticuatro se perfecciona la luna llena en el signo de Virgo.

Así que voy con toda la información al respecto y espero que os sirva y os sea útil para abordar la próxima quincena.

Empezamos una semana donde Marte va a ser uno de los protagonistas. El trece de febrero, el martes, ingresa al signo de Acuario, donde va a permanecer hasta el veintidós de marzo. Esto significa que ya el lunes doce se va a sentir muy intenso esta conjunción entre el planeta del impulso y Plutón.

Este Plutón, el día veinte de enero, cambió de signo, ingresó a Acuario. Desde entonces, estoy contando información al respecto sobre la modernidad y visión que nos va a traer esta nueva era.

Pero sí que es verdad que en el momento en que los planetas personales empiezan a tocar ese Plutón, es cuando vamos a bajar a entender, a procesar en efectos prácticos ¿A qué nos estamos refiriendo cuando hablamos de visión o de modernidad en nuestras vidas?

El caso es que esta semana, la del doce de febrero, Se va a notar como hay un ciclo en cuanto de energía, de inversión, de esfuerzo o de compromiso que responde por este Marte que está cediendo, está llegando a su límite.

Así que vamos a empezar la semana, ese lunes, con ese Marte en el grado veintinueve del signo de Capricornio, en orbe de conjunción a ese Plutón.

Se puede sentir como un lunes donde nos estamos encontrando en que nos falta energía disponible para mover la máquina, Como que nuestros formatos, nuestra manera de abordar un asunto está perdiendo fuelle. Ya di todo lo que podía dar, ahora necesito un nuevo cambio de paradigma, energía renovada, ya sea de otras personas, de otros recursos o maneras, pero ese ciclo de energía está llegando a su tope.

Con lo cual, empezamos esta semana ya sintiendo que ese martes trece, cuando este Marte ingrese a Acuario, estaremos también dispuestos a iniciar o a cooperar, a ver fuera de la caja otra manera de hacer.

A lo largo del trece de febrero y catorce se va a sentir ese ingreso de Marte en Acuario, pero allí hay un Plutón.

Por lo que no es un comienzo de un tránsito habitual. Cuando un planeta ingresa a un signo o cuando un planeta sale del signo, es cuando realmente se siente mayor ese arquetipo, esos códigos.

Si en ese acuario se encuentra un Plutón, es, como siempre os digo, el portero de la discoteca.

Marte está entrando y Plutón le está diciendo: Hey, Aquí tendrás que limpiarte los zapatos, así no puedes. Aquí ahora hablamos otro idioma, ya no nos sirve que te sobre esfuerces, que trabajes mil horas.

Ahora necesitamos, por tu parte, que tengas ese impulso creativo, mirar fuera de la caja, especialmente martes y miércoles, pero realmente toda la semana estaréis notando comienzos, energía totalmente renovada, entornos, contextos o lugares que no tienen nada que ver con lo que un día fueron.

Si esta información, uno, lo recibe, vamos a poner, por ejemplo, hace cuatro meses, ¿Cómo se va a recibir? Uau, no, no, si yo aquí estoy cómodo, yo no quiero que hayan cambios.

El cambio, la rareza, me pone ansioso, me distrae, me pone muy volátil. Sin embargo, Estaremos todos notando realmente un clima de urgencia, de necesidad, de lo que tengo, hoy por hoy ha colapsado.

Yo creo que se va a sentir como un agradecimiento, ya está, estamos ingresando a un nuevo momento, a una nueva etapa.

Es también una configuración muy potente, este Plutón Marte, para salir de lugares donde ya no tiene sentido que estemos.

Es una energía muy fuerte de liberación, y al ser un Marte que estará agitando ese Plutón, más que nada, en el colectivo podríamos ver situaciones donde grupos, colectivos no terminen de entenderse, ya sea por situaciones un tanto más agresivas, bélicas. No me gusta tampoco copar los status estelares de esta energía más bajita, pero realmente tampoco puedo evitar según qué pronóstico. Marte, al fin y al cabo, no deja de ser análogo a ese Aries, a esa rebelión, a esa fuerza, pero también a la energía belicosa.

Y un Plutón en Acuario es un Plutón que va a agitar grupos, colectivos. Podríamos estar en una semana algo intensa en relación a mis ideas y las ideas del otro,¿Dónde termina mi libertad, donde empieza la tuya?

Y especialmente al ser, tanto un Marte como un Plutón que responda en signos de aire, esto se podría ver desde una esfera a nivel de pensamiento, de ideas, de raciocinio, donde estamos de acuerdo y podemos cooperar, donde no pensamos lo mismo, y aquí tenemos que apartarnos.

Ese mismo trece de febrero también tenemos el sextil entre Venus en Capricornio y un Neptuno en Piscis. Que si por un lado tenemos ese Marte Plutón que nos va a atraer ese punto de querer liberarnos de según qué lugares. Querer apostar fuerte en cuanto a ese nuevo formato o a esos cambios. Ese Venus Neptuno nos va a ayudar a estabilizar, a tomar consciencia de lo que es lo importante y lo esencial, ¿Qué necesito a nivel de indispensables? en esa relación, en ese trabajo, en ese contexto, de qué puedo prescindir y aquello que sí que tiene potencial, a través de ese sextil con Neptuno, lo quiero elevar.

Ya sabéis, con Venus en Capricornio, y más cuando en el signo ya no tenemos a un Plutón, tiene que ver con responder a mis deseos sustentables.

A la Venus, en Capricornio lo que le gusta es algo duradero, con lo cual tenemos mucha energía de agitación en el entorno, pero tenemos que tratar de resumir, de identificar lo que para nosotros es real e indispensable. Agarrarnos con fuerza a ese principio de sobriedad.

Aquello que realmente es un deseo genuino y que responde por todas nuestras capas, y a través de ese sextil elevarlo y evitar todo el resto.

Venus es principio de atracción. Con todo el entorno, acuariano, algo también está cambiando, pero ahora vamos a tratar de poner el foco e identificar lo que para nosotros es un sí rotundo.

También, ese sextil entre Venus y Neptuno va a poner el toque romántico en el ambiente, y aquellos que celebréis San Valentín, pues es una configuración que también os puedes sumar, porque va a haber una invitación a tratarnos de forma más delicada, a sacar nuestra mejor cara, e incluso a cambiar cierta inercia si la relación lo necesitara.

Es perfecto para acortar distancias y entrar en un clima de perdón o de reconciliación, también por la energía acuariana.

Los cambios no tienen que ser hacia algo malo, al contrario, a veces es tan sencillo como romper cierta inercia o de dónde venimos.

A esta configuración se le añade que el quince de febrero, el jueves, Mercurio establece un sextil con Quirón en Aries. Fijaros que el día cinco de febrero Mercurio se encontró con Plutón.

Allí ya tuvimos que notar una alquimia, unas nuevas narrativas, una voz, tal vez más moderna, una nueva visión, que entrará por la ventana en nuestras vidas, y ahora, alrededor de este quince de febrero, vamos a estar hablando de lo que nos pone vulnerables.

A veces, tratar nuestra herida, tratar mis miedos, tratar lo que yo no termino de ver con claridad puede acortar el camino.

Mercurio en Acuario, una actitud mucho más visionaria, está tomando la iniciativa, pero a veces el cambio asusta. Entonces, ¿Qué podemos hacer desde nuestro lugar? ¿Con quién tenemos que hablar? Fijaros con Quirón en Aries también, en un momento dado, podría responder como un especialista, un terapeuta. Alguien que nos ayude a tomar nuestro poder, nuestra iniciativa o nuestro atrevimiento.

Pero, obvio, también es una posición que muchos la sentirán como no soy capaz, no voy a poder hacerlo solo. Entonces, aquí cada uno tendrá que ver, cómo vive esas configuraciones en el cielo.

El dieciséis de febrero, la Luna pondrá el tono de cuarto creciente. Ya se nota el rango de activación de esa luna llena en Virgo que tendrá lugar el veinticuatro de febrero, el sábado.

Y en cuarto creciente nos sentimos algo más capaces de atender nuestros cambios, nuestros propósitos de luna nueva.

Ese mismo día, Venus ingresa al signo de Acuario para quedarse hasta el once de marzo. Venus en Acuario va a traer una nueva manera de vincularnos o de establecer conexiones en el colectivo.

Y algo que me gusta mucho también de esta posición, y más con ese Plutón recién ingresado, es la visibilidad o el dar a conocer nuevos formatos, nuevos modelos a nivel de pactos o relacionales.

Es decir, estamos ingresando en una era donde la identidad, la independencia, el atrevimiento y la individualidad están tomando mucho protagonismo, sin embargo, con toda esa energía acuariana que se nos está diciendo: Hey, puedes ir solo, pero tendrás que cooperar, y la manera que teníamos de cooperar, de vivir juntos, de establecer pactos, de manejarnos en los grupos, en las amistades, en la previa, cuando Plutón estaba en Capricornio era de una manera, pero es que ahora, esto se está hackeando. Es como si el software que teníamos en relación a nuestra vida social, a nuestra vida vincular, Nos lo estuvieran cambiando, es ese cambio de paradigma o de concepción en lo que me atrae o en lo que yo pongo en el centro cuando tengo que establecer una asociación o una relación.

Así que no creo tanto que sea que aparezcan nuevos formatos vinculares, Pero sí que este tránsito, y a lo largo de todo dos mil veinticuatro, va a traer como que se pone de moda hacerlo diferente.

Empresas que tal vez pierdan el viejo modelo y se abran a otros formatos, ya sea a nivel de cooperativa. Que la promesa en una relación de pareja tal vez ya no sea la convivencia, sino compartir ratos o según qué proyectos que ya no estén dentro de el ecosistema vincular.

La energía acuario va a dinamitar el elemento de tierra, del principio de conservación, la materia como tal. Y para que esto pase antes, tenemos que cambiar el paradigma, el viejo modelo.

Fijaros que el diecisiete de febrero, este Venus, recién ingresado al signo el dieciséis el día anterior, se pone conjunto a un Plutón en acuario y además establece una cuadratura con Urano.

Realmente, aquí lo que va a haber es un momento semilla que lo vamos a resolver a finales de este año, el siete de diciembre, cuando se vuelvan a encontrar esos dos cuerpos, Venus conjunto a Plutón.

Esta conjunción es un momento semilla de inicios de nuevos contratos, de formatos en vínculos desde otro tipo de amor, tal vez ágape, incluso mayor libertad de movimiento o sensación de necesito salirme de según qué estereotipos, que en lo concreto, en la vida personal, ya que estamos hablando de planetas personales, responden ya bajo otros códigos.

Por lo tanto, el diecisiete de febrero y el siete de diciembre, alrededor de estas fechas podríais estar entendiendo todo este mensaje que os estoy entregando.

Cómo me doy cuenta que aquí, Venus, atracción y deseo, Plutón, Muerte y transformación, me siento atraído o atraída a cosas totalmente diferentes. Que si yo echo la mirada para atrás dos mil veintitrés, no me hubiese imaginado que yo pudiese anhelar, vincularme o desear según qué cambios.

Todo esto no hubiese podido pasar si Plutón no hubiese salido de ese signo de Capricornio. En el 3D cada uno lo vivirá con nombre y apellidos.

Claro, si en dos mil veintitrés no hubiese perdido ese proyecto o fulanito menganito no hubiese puesto punto y final a nuestra relación. Pero en la gran pantalla, si hablamos astrológicamente, es todas estas conjunciones de los planetas personales con este Plutón en acuario.

Así que os animo a que pongáis un extra de honestidad con lo que estás viendo en tu piel que ha llegado a un final, que ya no te enciende, que no te llena, que no tiene propósito o no tiene alma.

¿El qué? Asuntos de Venus, tu manera de ganar dinero, tu forma de relacionarte, tus vínculos que han quedado colapsados, y que desde este lugar te hagas preguntas poderosas para ver realmente lo que hay de auténtico en ese contexto, en ese lugar, o qué tienes que hacer para poder liberarte y vivir una vida mucho más plena.

Mirad, os voy a poner un ejemplo. A veces, cuando hablo de estas configuraciones, Luego, en consulta, me vienen y me dicen, es que, claro, me da miedo, ¿por qué?

No, no, no, no. Es que esto no tiene que ser nada malo, al contrario. Os voy a poner el caso de un ejemplo real en consulta.

Una clienta, acuariana, hace unos meses empezó una relación, pero se sentía sumamente confusa e insegura en relación a sus sentimientos. Ha empezado una relación con el que era un amigo de toda su vida.

Y su problema, o su angustia interna, es que ella no sabía identificar si realmente le gustaba, ¿Estaba enamorada o simplemente había encontrado un lugar de comodidad? Haciendo un proceso de coaching y de astrología, ¿qué vimos?

Que ella, el patrón, el modelo de lo que identificaba como estar enamorada, no tenía nada que ver con un recibir, con un conectar con el placer, y que había ido persiguiendo personas donde la dejaban en una posición de dolor, de ansiedad, de indiferencia con ella misma.

Resultó que cuando terminamos el proceso ella me compartió que se había dado cuenta que anteriormente ella no había estado enamorada, no conocía lo que era el amor.

¿Y qué ha pasado aquí? Pues que con el ingreso de Plutón en Acuario ella está hackeando su propio sistema, es decir, está entendiendo que tiene que romper con lo que para ella era su antigua normalidad relacional.

A día de hoy están felizmente unidos, comprometidos y es más, está embarazada.

Es decir, todo este clima que os estoy explicando no tiene que ver con dolor, tengo que salir de. Porque la vida es injusta, no. Tiene que ver con que puedas liberar la pulsión que te lleva una vez tras otra vez a repetir modelos vinculares, romper una inercia, salir de nuestro propio sentido común, y a veces salir del sentido común está a un milímetro, y a ese milímetro abandonamos.

Por miedo al cambio, porque me voy a sentir solo, a contracorriente, no voy a encontrar mi sitio.

Toda esta agitación en elementos de aire lo que nos está diciendo es que tenemos que recuperar nuestra fuerza intelectual y racional y saber ver de manera muy fría lo que hoy por hoy es necesario y es esencial en nuestra vida.

Siguiendo con el estatus, el diecinueve de febrero, el lunes siguiente, el sol ingresa al signo de Piscis y se quedará en el signo hasta el veinte de marzo. Con esto inauguramos la temporada piscina de dos mil veinticuatro.

Ya sabéis que Piscis es un signo mutable que responde al elemento de agua, y que nos va a venir muy bien para este momento del año para conectar con ese plano más emocional.

Fijaros que ahora mismo, en la temporada acuario, que de hecho es cuando yo estoy grabando este sstatus estelar, hay muchísima energía de aire.

Os podéis estar incluso sintiendo más volátiles de lo habitual, que estéis yendo como una veleta de un lugar a otro. Sin embargo, ese Piscis nos va a traer esa fuerza sentimental a aquello que me enciende el alma y esto en un momento dado también nos puede ayudar a tomar decisiones con el corazón.

Piscis es el último signo del zodíaco. Cuando hay planetas en ese signo, nos podemos notar más sentimentales, pero en ese sentimentalismo también encontramos una calma, una pausa, un cierre, un duelo, y cuando conectamos con nuestro plano emocional, cuando hemos de lidiar con la tristeza, también podemos establecer conexiones de valor y auténticas con otras personas, como relataba aquella película de Pixar, Insight Out, donde la parte emocional toma el mando y es cuando la protagonista puede realmente resolver sus asuntos.

Este sol en tránsito iluminará también vuestra zona donde tengáis el signo de Piscis, y aquella casa o aquellas casas donde tengan ese signo serán las que tomarán más importancia a lo largo de este mes.

También Piscis responde al tomar consciencia, a una actitud más compasiva con nosotros, pero también a responder por nuestras ilusiones, y más este año, que en este signo se encuentra un Saturno, con lo cual va a ser un mes donde estaremos viendo lo importante, lo disciplinado y lo comprometidos que podemos llegar a estar para materializar esas ilusiones.

Siguiendo con el estatus estelar, el veintidós de febrero, jueves, Venus y Marte, lo que llamamos en astrología los amantes cósmicos, se encuentran en el grado siete de Acuario.

Esto inicia un ciclo de Marte y Venus juntos de dos años, es decir, la próxima vez que vuelvan a estar en este signo no será hasta dentro de dos años.

Con lo cual aquí entramos en un período, y más por este Plutón en el signo que no me cansaré de repetir, de liberación.

Entramos en una etapa, un ciclo de veinticuatro meses, donde lo primordial va a ser que encontremos nuestro propio formato, una idea mucho más auténtica de lo que deseo, lo que quiero atraer y hacia dónde me quiero dirigir.

Acuario es un signo de aire, con lo cual aquí lo que veremos en juego es ¿Cómo se va desarrollando esa idea de novedad que irá petando esas estructuras canceladas o esas dinámicas que han caducado y que piden un cambio.

Esta configuración también se podría sentir como un ambiente de muchísima volatilidad o de cambios e imprevistos, pero también es un extra de creatividad y de saber operar, funcionar, fijarnos en cosas totalmente distintas a lo que hasta el momento era nuestra normalidad.

En cualquier caso, desde el punto de vista astrológico y desde mi punto de vista más evolutivo, lo que os quiero decir es que al ser una conjunción, se va a sentir como un momento semilla en que acción, fuerza, energía y maquinaria se alinea con nuestro deseo o ese principio de atracción.

También es verdad que por esa energía de conjunción entre Venus y Marte habrá una búsqueda de novedad, de cambios de forma activa, sumado a que el domingo veinticinco de febrero tendremos la cuadratura entre Venus y Júpiter, un día después de la Luna llena en Virgo, así que me da la impresión que será especialmente un final de semana, donde podríamos estar un poquito más irascibles o predispuestos a ese cambio o a salir de aquellos lugares que nos están poniendo palos en las ruedas del cambio.

El veintitrés de febrero, viernes, Mercurio ingresa al signo de Piscis, donde se va a quedar hasta el diez de marzo.

Van a ser unas semanas para diluir viejas ideas, para dejar ir, incluso activar nuestras capas más profundas de comprensión, de perdón, incluso de humildad.

Mercurio en Piscis, en su energía más elevada, nos va a poner a todos mucho más sensibles, intuitivos, vamos a estar ideando desde un lugar de mayor creatividad, de mayor ilusión. Pero también, con Mercurio en Piscis, hemos de vigilar nuestros pensamientos evitativos o pensamientos imaginarios. Es decir, aquellas realidades que pintamos al gusto del consumidor pero que poco tienen que ver con lo que descriptivamente está sucediendo.

Mercurio and Piscis también nos pondrá compasivos. Es un buen momento para acercar posiciones, opiniones, Intentar acordar o acotar aquellos compromisos, aquellos pactos, que unos días antes, con tanta energía en Acuario, estuvimos más tensos, más rígidos, y que ahora el Mercurio en Piscis pienso que nos va a relajar un poquito.

Si el Mercurio en Acuario, nos pedía cambios para ya. El Mercurio en Piscis nos va a hacer pactar, acomodarnos, tomarnos las cosas de otra manera y encarar ese cambio, pero tal vez de forma más útil o más moderada.

El veinticuatro de febrero, el sábado, a las trece y treinta y una horas, tendremos en el grado cinco, con veintitrés minutos, la luna llena en Virgo.

Es de por sí, cada año, un momento de muchísimo discernimiento. Es el momento en que Sol y Luna se ponen en orbe de oposición, y con lo cual ilumina ese sol idealista, sentimental, una realidad crítica, una situación descriptiva.

Luna en Virgo va a ser, con lo cual, un momento del mes de febrero donde vamos a caer en la cuenta de nuestra nueva realidad, de todo lo sucedido hasta el momento y a qué aplica o en qué se traduce en el mundo mundano.

Con todo esto, os dejaré una clase subida en espacio Atlas, donde allí tendréis toda la información completa para este plenilunio.

Pues bien, hasta aquí por hoy, muchísimas gracias por escucharme. Como siempre, estaré en Discord resolviendo consultas, preguntas acerca de estos tránsitos.

Un abrazo y que tengáis muy buena semana.