Status Estelar 17/06/2024 – 30/06/2024

En este artículo encontrarás toda la información en audio, para comprender la energía astrológica de los próximos días.

De manera fácil comprenderás todas las posiciones planetarias y te daré las claves para aplicar esta información en tu día a día. Disponer de esta información, te permitirá escucharte desde otro lugar, te facilitará procesos y te permitirá vivir de manera más alineada. Un abrazo,Anna. Abrir transcripción

Para poder acceder al contenido exclusivo, debes adquirir la Suscripción al Espacio Atlas.
Buscar

Hola a todos cómo estáis, vengo un día más, con el pronóstico astrológico para estos quince días. Del el 17 de junio al 30 del mismo mes.

Y lo primero que quiero destacar es que veremos cómo a lo largo de esa quincena va cambiando la energía, es decir, vamos dejando atrás el elemento de aire y nos metemos de lleno en un clima que estará a rebosar de agua.

Este elemento, concretamente, se asocia al mundo sentimental, la percepción del mundo desde la sensibilidad, lo subjetivo, el contacto, lo empático, lo que nos conecta con lo humano, y por eso nos hace capaces este elemento de agua o esta energía astrológica más asociada a esta semana, a ser capaz de percibir y conectar con nuestras necesidades.

Concretamente estos quince días irán ingresando cuerpos al signo de cáncer, con lo cual lo que pondremos en el centro es aprender a detectar lo que necesitamos en cada momento, como cuerpo energético, como cuerpo emocional.

Ya sabéis también que cáncer se asocia a la casa cuatro, al bajo cielo, al territorio. Por eso, en temporada cáncer también se sitúan en el centro asuntos de hogar, estabilidad, familia. ¿Cuál es mi sitio en el clan? ¿Cuál es mi sitio en el mundo?

Dicho esto, el lunes diecisiete, Venus, el planeta de las relaciones, ingresa al signo de cáncer, donde va a estar hasta el once de julio cuando ingrese al signo del león, pero mientras tanto es prácticamente un mes donde vamos a estar detectando y sintonizando con ese mundo sentimental y esta posición nos va a hacer cuestionar sobre nuestro lenguaje del amor, qué necesito en mis vínculos más íntimos para que yo pueda venusinamente abrirme.

Es el primer planeta que ingresa al signo. Más tarde, ese mismo lunes diecisiete, Mercurio, el planeta de la comunicación, también ingresará al signo de cáncer que se quedará en el signo hasta el dos de julio y ese Mercurio nos va a poner más empáticos, afectuosos, es decir, el éxito de un mercurio en cáncer es que podamos comunicarnos y hacer crecer la ternura, la vulnerabilidad, el amor en el mundo, en nuestras relaciones.

Es un mercurio de agua y con lo cual va a priorizar el contacto, la conexión con los demás y, como todo, tiene también su sombra, así que también va a visibilizar cuáles son aquellas memorias energéticas o aquellas heridas del pasado que impiden esa conexión desde esa sensibilidad.

Con lo cual tenemos ya ese lunes dos cuerpos nuevos asociados, por un lado, planeta de las relaciones, lo que deseo, lo que anhelo, y Mercurio, nuestra de estructuras mentales que vamos a estar priorizando, como os digo, esa parte más sentimental de nuestra vida.

También cáncer está muy asociado a la familia, a cómo construimos hogar, de qué manera vivimos nuestra intimidad en los vínculos, cómo nos devolvemos a esa familiaridad y con el ingreso de estos dos cuerpos se configura también una conjunción entre ese Mercurio y ese Venus.

Ese lunes diecisiete es un día muy favorable para tomar decisiones alineadas con nuestras estructuras familiares, con nuestra vida personal o con esa voluntad de crear intimidad en nuestros vínculos.

Es una semana donde tendremos ese veintidós de junio, el sábado, la luna llena en el signo de Capricornio. Todo nuestro mundo afectivo, familiar, estaremos sintiendo cómo se va amoldando, cómo va avanzando a favor de una mudanza emocional, de un final de etapa.

Así que esa conjunción Mercurio Venus pienso que es buenísima para que podamos tomar consciencia de esa mentalidad sentimental o emocional que poco a poco va a ir dejando paso a una nueva etapa.

Todo eso se acentuará el jueves día veinte cuando el sol finalmente ingrese al signo de cáncer. Por eso, a las veinte y cincuenta y un minutos de ese jueves día veinte se perfecciona el ingreso del Sol en cáncer y el solsticio de verano.

Con el sol en cáncer, lo prioritario va a ser poner el foco en nuestras necesidades emocionales, nuestro principio de nutrición, que es lo que forma nuestro mundo emocional con nuestros vínculos o amistades más cercanas con nuestros animales de compañía.

Es decir, con todas aquellas partes con las que establecemos un vínculo de muchísima intimidad. Es un mes estupendo para tocar asuntos en relación a nuestro hogar, a nuestra vivienda.

Incluso es el mes donde podemos estar sintiendo que estamos haciendo o tomando decisiones importantes a favor de una mudanza emocional, cáncer al uso.

Todas aquellas situaciones que nos devuelven a nuestra idea de pasado, visitar aquellos paisajes que un día fueron importantes para nosotros y darnos cuenta a lo mejor de lo que han cambiado o cómo lo han cambiado.

Cáncer es un signo que nos habla mucho también de la memoria. Asociado, por ejemplo, a la astrología mundial, podríamos hablar de memoria histórica o de las partes esas más populares asociado a una astrología más psicológica o evolutiva, como hacemos nosotros, a nuestro pasado familiar, sistémico, infancia, todo aquello que nuestra memoria va registrando y que en un momento dado hemos de ir consultando a través de esa biblioteca de recuerdos para poder un poco hacer espacio, revisar qué recuerdos seguiremos regando y cuáles otros, a lo mejor, tampoco ya a día de hoy no es necesario y podemos pasar página.

En cualquier caso, con el sol en cáncer es una temporada hermosa para estabilizar nuestro cuerpo emocional, ya sea a base de un trabajo terapéutico, ya sea a través de un trabajo nutricional, a través de la alimentación, pero todo aquello que nos puede ayudar a nutrir nuestra luna natal o, lo que es lo mismo, nuestra forma de sentir y vivir en este mundo en el que estamos. Ya que las emociones juegan un papel principal a la hora de conectar con nuestra realidad, ya que es a través de ese sistema energético que somos capaces de emocionarnos y sentirnos vivos.

Siguiendo con la información del pronóstico astrológico, el viernes veintiuno de junio, Mercurio, nuestra capacidad cognitiva, pero también nuestra capacidad comunicadora, se encuentra en sextil, en un aspecto armonioso, con un Marte, planeta del impulso, en el signo de Tauro.

Las emociones se ponen a favor de nuestro impulso, esa fuerza que nos va a permitir avances a favor de nuestro lado más personal, familiar.

A través de esos sentimientos, reconectamos y nos movemos de lugar. Utilizo todo ese sentir para conectar con mi fuerza, con mi bienestar, con esa capacidad de darme esa seguridad y confiar a favor de ese avance.

Es un aspecto muy bueno para mudanzas reales, porque aquí lo que tenemos es el Tauro que estabiliza, que avanza con fuerza, pero a un ritmo sereno, y ese Mercurio en cáncer que prioriza la calidad de los nuestros, de nuestras relaciones importantes, de nuestra familia, de nuestro clan.

El sábado veintidós de junio a las tres y cero ocho de la madrugada tendrá lugar la primera luna llena en el signo de Capricornio en el grado uno del signo.

Aquí tenemos varios asuntos. Digo primera luna porque, en esta ocasión, teniendo en cuenta que el plenilunio se perfecciona en el primer grado, ¿qué pasará? Pues que el veintiuno de julio el Sol seguirá en el signo de cáncer y la Luna lo alcanza en el signo de Capricornio, con lo cual aquí, tanto veintidós de junio, veintiuno de julio, tendremos dos plenilunios en el signo de las estructuras.

Y aquí lo importante que es que Plutón ya no se encuentra en Capricornio, así que es realmente un final de estos energéticos, un final de temporada en ese eje de las necesidades emocionales, del hogar, de la familia y de esa capacidad estructural de los límites.

Ese veintidós de junio empieza ese proceso de deconstruir. Podríamos decir que la Luna del veintidós es un poquito más suave que la del veintiuno de julio. En cualquier caso, primero analizaré en Espacio Atlas la del veintidós de junio y dentro de unos días os subiré la del veintiuno de julio.

Es un plenilunio con una fuerza destructora, con una fuerza donde vamos a ver cómo están cayendo estructuras, bloqueos emocionales.

Y aquí lo importante es lo siguiente, como toda luna llena, esta luna empezó un ciclo energético el once de enero y además ese once de enero, Luna Nueva en Capricornio, en el grado veinte, establecía unos aspectos tensionales con los nodos en tránsito, con los nodos en el eje Aries Libra.

Es decir, el novilunio estableció una cruz cósmica, un final de temporada que seguramente si analizáis qué ha sucedido en vuestras vidas en ese eje cardinal, Capricornio, Cáncer, Aries, Libra, desde el pasado once de enero, es posible que hasta este mes de junio, finales de julio, estéis cerrando dinámicas familiares a nivel de vivienda, a nivel de cuerpo emocional.

Vale, entonces este plenilunio del sábado veintidós tiene muchísimo sentido si lo analizáis con los últimos seis meses anteriores, cómo vuestras relaciones han ido cambiando de forma, cómo la idea de familiaridad, cómo la idea de vivienda, cómo la idea de proyecto personal ha pasado por cambios notorios.

Y todo esto lo estaré desarrollando en la clase que voy a dejar subida los próximos días. Pero bueno, quería daros este punto así más introductorio.

Siguiendo con el estatus, el miércoles día veintiséis de junio tenemos el trígono entre ese Venus en Cáncer y Saturno en Piscis.

Teniendo en cuenta que Saturno es el regente de Capricornio, con lo cual será uno de los protagonistas del sábado veintidós cuando tengamos la Luna llena, aquí lo que veo es que ese tono emocional o ese clima más sentimental alrededor del plenilunio podría estar activo hasta trígono entre Venus en Cáncer y Saturno en Piscis, empezaremos a sentir cómo estamos ya encauzando o atemperando ese principio emocional, sentimental, que empezamos a dar forma a todo ese caudal energético, a todo ese caudal emotivo.

Quiero apuntar que la energía de Cáncer o la energía de cualquier signo de agua es creatividad en estado puro. Así que un Venus, Trigono Saturno, nos va a poner estructurados, disciplinados con nuestra creatividad.

Es un clima excepcional para citas, para el romance, una energía para el perdón, para poner mimo allí donde a lo mejor hubo conflicto.

Y ese Saturno en trigono también, si hubiese podido ser un vínculo que a lo mejor le faltaba algo de marco teórico, de estructura, de etiqueta, ese Saturno va a ayudar también darle forma, a dejarnos claro lo que realmente tiene que ser o lo que a lo mejor se tiene que diluir y se tiene que trascender.

Saturno nos habla de pasado, nos habla de karma emocional y más si está en Piscis.

Entonces, tanto miércoles como viernes, hay aspectos que nos devuelven al pasado, a la sanación, visitar un paisaje emocional y ponerle un lacito.

Es decir, por un lado Venus trigono Saturno y por el otro viernes día veintiocho, que tendremos Mercurio en cuadratura a Quirón en Aries. Traducción, ¿Qué quiere decir todo esto? Ya sabéis que Mercurio responde a esa capacidad cognitiva, a ese a esa capacidad intelectual, a cómo me explico mi propia historia en Cáncer, mi propia biografía, cuadrado a Quirón en Aries.

Los pensamientos, las emociones podrían sentirse con cierta frustración. También es un clima que nos puede poner vulnerables, irascibles. Es una energía en el cielo que no quiere posición.

Si hablo de algo que me toca mucho, si hablo de aspectos de muchísima intimidad, me siento demasiado expuesto, me siento que me falta valor, que no termino de poder escoger las palabras para yo seguir sintiéndome fuerte y poderoso.

¿Qué sucede cuando tengo que hablar de estos aspectos que me tocan a nivel sentimental, pero a la vez quiero en Aries? Quiero permanecer fuerte, independiente.

Claro, es un aspecto en cuadratura, no voy a poder. Para poder desarrollar y expresarme con fuerza, con poder independiente, valiente y atrevido, tendré que acudir a mi plano emocional, tendré que tocar esas capas de vulnerabilidad.

Es un aspecto, el de Mercurio Quirón, que nos conecta muchísimo con lo profundo, con lo emocional, con lo que fue, con el pasado, la memoria afectiva, mis vínculos importantes de hace unos años.

Entonces, tanto Venus Saturno como Quirón en Aries son aspectos increíbles para sanar heridas emocionales del pasado o para sanar heridas familiares.

¿De qué manera entro en contacto con el amor? Esto como idea semilla. Y son unos aspectos que nos predisponen a con esa Venus que está tan activa esta segunda semana, se encuentra en sextil con Marte en Tauro.

Deseo y acción van de la mano. Es un aspecto buenísimo para sintonizar con todas aquellas relaciones importantes, estamos en temporada de cáncer, y avanzar y darles un boost, una fuerza activa de avance y progreso.

Es un aspecto que nos conecta de manera directa con lo material y lo concreto, es decir, con el hacer un plan constructivo, compromiso con un trabajo, poner dirección, método a lo que necesitamos para poder vivir cómodamente nuestra faceta sentimental o nuestra faceta familiar.

Seguimos con ese clima de mudanza, ya sea mudanza al uso o mudanza emocional. El caso es que aquí hay un progreso, un movimiento hacia adelante.

Y otra cosa que quiero comentaros es que este sábado veintinueve tiene un link, una conexión directa con el veintiuno de junio, es decir, el día anterior a esa Luna llena.

Veintiuno de junio, Mercurio conecta con Marte, veintinueve de junio lo hace Venus. Veintinueve de junio, sensación de ideas ,Hey, el futuro emocional, el progreso es hacia aquí.

Sábado veintinueve, la unión de la energía activa y receptiva, o lo que es lo mismo, los amantes cósmicos, con lo cual, a partir del sábado veintinueve, hay aquí toda esa dirección, esa energía disponible de avance para mejorar en cuestiones sentimentales, emocionales, vinculares, de cualquier tipo.

Ese sextil es perfecto para sellar ese pacto o ese compromiso a la hora de crear una mejora en relación a tu bienestar emocional.

Y además, aquí hay un aspecto que me resulta muy interesante, y es que ese mismo sábado, día veintinueve, Saturno, el planeta de las estructuras, y en Piscis, empieza su fase de retrogradación hasta el quince de noviembre.

Esta fase de retrogradación va a recorrer los grados del doce al diecinueve de Piscis. Es decir, ese mismo día hay un compromiso, un deseo con impulso, con acción, con método para mejorar la calidad de tus vínculos.

Y ese Saturno, que ya os avanzo, que cuando un planeta de esta índole retrograda no tiene nada que ver a cuando retrograda un Marte o un Mercurio, es decir, Saturno cuando emprende cada año su viaje de retrogradación, lo que hace es asentar todo lo que hemos recorrido en la previa.

Y en esta ocasión estaremos asentando esos aprendizajes o ese karma desde el grado doce al diecinueve del signo de Piscis, con lo cual si tú tienes en tu carta signos mutables, géminis, Sagitario, Virgo o Piscis, aquí te invitaría a que revisaras ese tramo, del doce al diecinueve.

Si hay algún sol ascendente, luna, planetas personales y también y también que compruebes en qué sector de tu carta va a caer esta retrogradación.

Porque son esos aprendizajes, esas dinámicas que interpelan esos grados los que estaremos asentando.

Y además, por la naturaleza del signo de Piscis y por ese movimiento Venus Marte de ese sábado, aquí lo prioritario va a ser encontrar esa sensación de bienestar emocional, salir del escapismo, de la evasión, del exceso de idealismo, crear disciplina, estructuras de compromiso personal para saber lidiar o mejorar en cuanto a tu bienestar emocional.

Y a todo ese trabajo se le suma el domingo, día treinta, cuando Mercurio se encuentre con este aspecto de sextil con Urano en Tauro.

Aquí realmente es un fin de semana exquisito para tener ideas, pensamientos que traigan sensación de liberación.

Los aspectos con Urano, y más cuando son facilitadores, como es este sextil, también los puede traer para ese fin de semana tomas de consciencia, momentos eureka, entender la situación desde un nuevo lugar, algo así como si se os cayera una venda de los ojos.

También es una fecha muy buena para aportar ideas disruptivas o puntos de vista diferentes que pueden oxigenar o crear escenarios alternativos.

Urano ya sabéis que está muy asociado a la creatividad, a salir por la tangente, a respuestas totalmente fuera de la caja y también por el cercano Venus, sextil Marte.

Podría ser que hubiese algún proyecto, alguna asociación, alguna situación que hubiese estado estancado.

Y a partir de ese fin de semana, primero por ese Marte tan activo y luego por ese Mercurio Urano, que notarais que algo se activa y que ese movimiento cambia de inercia, que da un acelerón.

Pues bien, con todo esto os deseo una feliz semana. Espero que toda esta información os sea de utilidad y como siempre, la estaremos comentando en Discord.

Un abrazo y mil gracias por escucharme.