Status Estelar 18/12/2023 – 31/12/2023

En este artículo encontrarás toda la información en audio, para comprender la energía astrológica de los próximos días.

De manera fácil comprenderás todas las posiciones planetarias y te daré las claves para aplicar esta información en tu día a día. Disponer de esta información, te permitirá escucharte desde otro lugar, te facilitará procesos y te permitirá vivir de manera más alineada. Abrir transcripción Un abrazo,Anna.

Para poder acceder al contenido exclusivo, debes adquirir la Suscripción al Espacio Atlas.
Buscar

Hola, ¿cómo estáis? Vengo con la información astrológica con el pronóstico para los próximos quince días, concretamente desde el dieciocho de diciembre al treinta y uno, último día de este dos mil veintitrés.

En estos quince días tendremos varios eventos importantes.

El primero es el ingreso del Sol en el signo de capricornio, empezando esta temporada capricornio a a partir del veintidós de diciembre, mismo día tendremos el Mercurio Kazimi, acordaros que estamos en Mercurio retrógrado, y ese veintidós será el momento en que este planeta de la comunicación se encuentre con el astro rey.

A partir de aquí, empezará la segunda parte de este Mercurio retrógrado.

También, en estos quince días tendremos la Luna llena en el signo de Cáncer, este veintisiete de diciembre, Venus el veintinueve de diciembre ingresará Sagitario, y el último día de este año, el treinta y uno de diciembre, Júpiter se pondrá directo.

Hecha la presentación, empezamos con el pronóstico astrológico. Comenzamos este lunes dieciocho de diciembre con este trígono entre Mercurio retrógrado en Capricornio y Júpiter retrógrado en Tauro.

Fijaros que este aspecto ya se formó por primera vez antes de que empezase a retrogradar este Mercurio, entre el siete y el ocho de diciembre.

Ahora, este lunes dieciocho – martes diecinueve, podríais estar recuperando algún pacto conversación situación que se diera a principios de diciembre, y pienso que va a volver a haber otro eco alrededor del diecinueve de enero.

Un Mercurio Júpiter es una configuración hermosa, marca pactos, primeras ideas, toma de consciencia, acuerdos, información que nos llegue y nos ayude a elevar consciencia. ¿Qué podemos esperar?

Pues siendo un Mercurio en Capricornio, en Júpiter, en Tauro, que ambos están retrógrados, me da la impresión que aquí la reflexión está relacionada con tu expansión, con tu abundancia, con la búsqueda de tu seguridad material.

Tauro representa La estabilidad, la sensualidad, el enfoque concreto en relación a lo tangible.

Es un cielo donde lo que estaremos sintiendo es una necesidad o una búsqueda de cierta practicidad a la hora de resolver, ya sean asuntos internos en relación a nuestra estabilidad, a nuestra economía, a nuestra proyección, a nivel profesional, a nivel de éxito, ¿Cuál tiene que ser el paso a paso? ¿Qué cambios debo de proporcionar? ¿Qué situaciones debo de revisar para que pueda manifestar esa realidad tangible.

Además, como es un trígono entre un Mercurio y un Júpiter, Pienso que tanto este lunes dieciocho como este martes diecinueve es un buen momento para acudir a reuniones con especialistas, a una mirada más al detalle, vamos a entender cómo funciona esta situación, vamos a concretar, vamos a explorar.

Incluso, me da la impresión a nivel interpretativo que teniendo en cuenta que es energía de tierra, Capricornio – Tauro, que aquí tuvieras que reflexionar, recolocar, plantear algún plan B a nivel de tus estructuras, incluso en asuntos de valor o en asuntos de autoestima.

Que digas, ostras, tal vez no sea una solución al tun tun, así poner una tirita, no, sino que haya una reflexión más profunda, un prueba error a nivel de bases.

La primera parte de esta semana, tanto dieciocho, diecinueve, veinte, incluso veintiuno, se podría notar un clima todavía como de las cosas no están cien por cien atadas o todavía no estoy al cien por cien decidido o decidida con esa decisión.

Hay un clima de cierta ambivalencia, inseguridad, diciembre es un mes que pide poner la primera semilla, especialmente hasta el veintidós de diciembre.

Luego, a partir del veintidós, con la entrada del Sol en Capricornio, la cosa se va a estabilizar, pero las decisiones firmes y serías, serán más bien de cara a enero.

Este jueves veintiuno se perfecciona la oposición entre Venus en Escorpio y Urano en Tauro.

Este jueves, aunque esta oposición ya se empezará a notar alrededor del veinte, junto al Mercurio retrógrado que ese mismo día, jueves veintiuno, perfeccionó un sextil con Saturno en Piscis, va a traer un tono de toma de consciencia.

Un Venus Urano es un alto en el camino, es un cambio drástico, que se viniese haciendo según qué inercia, y con esta configuración que hubiese un cierto tono de despertar.

Acordaros que Venus rige el deseo, lo que nos atrae, hacia lo que respondemos y nos movemos, avanzamos, ¿Hacia dónde? Es nuestro objeto de deseo, a qué estoy abierto, a qué estoy disponible, para qué o para quién. El Urano marcará ese punto de inflexión, ese cambio de dinámica.

Por ejemplo, supongamos que estuvierais sopesando, planteando ideas, un discurso más interno, más reflexivo, entre veintiuno y veintidós de diciembre, y aquí ya dijerais, hey, a lo mejor tengo que empezar a movilizar energía de avance.

Fijaros, este Mercurio Saturno, este Mercurio retrógrado, sextil Saturno, realmente es muy bueno.

Por un lado, este Mercurio está más volátil de lo habitual, menos estable, sensación de confusión por el propio proceso de retrogradación, pero claro, al tener un aspecto facilitador con este planeta, Saturno, que lo que nos da es esa entereza, esa estructura, disciplina.

De alguna forma, esta energía nos invita a que atendamos lo importante, que no nos quedemos, tal vez, en un relato más superficial, que toquemos asuntos serios, profundos.

Entonces, os doy recordatorio de fechas. Este aspecto de Mercurio, sextil Saturno, se perfeccionó por primera vez a principios de este mes, el dos de diciembre.

Ahora, este jueves veintiuno, se vuelve a estabilizar esa energía y lo volverá a hacer el dieciocho de enero de dos mil veinticuatro.

Por lo tanto, aquí lo que hay es un relato. Se nos está contando una historia en relación a estas ideas nucleares a estas bases que debemos asentar, a estas conexiones importantes que debemos de motivar.

Por ejemplo, siendo un Mercurio en Capricornio y un Saturno, que se encuentra en ese Piscis, conexiones, conversaciones, contactos, personas que nos puedan hacer ver el plano general, estructural, profesional desde otro lugar más alternativo, con un status quo distinto a lo habitual.

Por ejemplo, son aspectos muy buenos para mejorar tu carrera profesional, por ejemplo, que estuvieras en un proceso de selección, o que estuvieras tomando cambios importantes en cuanto a tu portfolio o a cómo te quieres vender.

Este sextil lo que va a promover a que amplifiques esta visión y que sanees aquellas bases, aquellas etiquetas que tal vez ya no te están resultando para poder llegar, para poder consolidar, Capricornio, una visión, una proyección mucho más alineada con quién eres a día de hoy.

Es una retrogradación que invita a pensar en grande, a construir anhelos fuertes, potentes.

Pensad que Mercurio está retrogradando, y más ahora cuando se perfecciona ese sextil, en el signo de Capricornio, donde allí todavía se encuentra un Plutón que está calcinando ese status quo.

Por lo tanto, estamos, de alguna forma, viendo que lo viejo cae.

Y ese Saturno en Piscis es muy bueno, la generación con Saturno en Piscis a mí, personalmente, me gusta mucho porque son personas que saben combinar esa parte estructural, disciplinada, proyección profesional, pero ¿cómo es Piscis? Es seguir fluyendo, dejándome sentir, llego a todo, pero a mi manera, sin según qué presión, sin según qué estándares.

Pienso que es una semana, y más ahora, que el viernes veintidós, ahora voy a empezar con esto, se perfecciona ese Mercurio Kazimi.

La primera parte de esta semana teníamos una energía Sagitario, pienso que notaremos cómo vamos enraizándonos y encontrando en ese proceso de ajetreo mental reflexivo, vamos encontrando cierta pausa.

Viernes veintidós. Ok, hemos dicho, se perfecciona, bueno, primero de todo, el Sol ingresa al signo de Capricornio, por lo tanto, desde este veintidós de diciembre hasta el diecinueve de enero, estaremos en este mes solar capricorniano.

Ya sabéis que cuando el sol ilumina Capricornio debemos de atender nuestra área, nuestras casas, donde tengamos Capricornio, pondremos consciencia, activaremos cambios, mejoraremos situaciones que estén asociadas a la energía capricornio que todos tenemos dentro.

Es decir, todo lo que tenga que ver con la parte estructural, Aquello que nos enraiza y que nos estabiliza en este mundo tangible, en este mundo mundano, ya sea la estabilidad financiera, la estabilidad emocional, también aquellas estructuras que, de alguna forma, nos proyectan a una visión de éxito, a un estatus.

Y a partir de este veintidós, si tuviéramos que tomar algún tipo de decisión importante, que por favor lo tomáramos a partir de esa conjunción, no antes.

En el momento en que Mercurio avance al Sol, aquí ya tomaremos cierta claridad o mejorará la calidad de nuestro discurso o de nuestra capacidad de discernimiento.

Tengo más claridad, ¿Qué quiero proyectar a largo plazo? A partir del veintitrés, Mercurio avanzará y ingresará al signo de Sagitario, es decir, al signo anterior a Capricornio, porque está retrógrado.

Mercurio vuelve a Sagitario. A nivel evolutivo pienso que estaremos manejando o poniendo en duda, Sagitario, la calidad de nuestras creencias, de nuestras bases espirituales, de aquello en lo que yo constituyo, mi ética, mi forma de entender, mi mindset en definitiva.

Es decir, por ejemplo, la previa, si he estado explorando la calidad de mis anhelos de mi proyección profesional a nivel Capricornio, ahora, deberé de tomar consciencia de qué es lo que me está ayudando y qué es también lo que me está debilitando esta evolución o este crecimiento.

Tiene que ver con ampliar consciencia, Con apertura. Ok, a lo mejor aquí no se me está dando algo, pero tal vez tenga que viajar, explorar, abrirme otros horizontes, aprender nuevos recursos, hacer algún tipo de reciclaje, sumar conocimientos para que luego esto pueda motivarte, pueda ayudarte a crecer, a expandirte.

El Mercurio en Capricornio a veces tiene un punto demasiado práctico, si no lo veo, no lo creo.

Sin embargo, Mercurio en Sagitario nos va también a traer ese boost de energía, de optimismo, de envisionar, poder manifestar todo aquello que estamos sintiendo que queremos o que tenemos dentro, pero todavía no queda manifestado fuera.

Los días de Navidad, es decir tanto veinticuatro, veinticinco y veintiseis de diciembre tendremos un clima sereno con el sextil entre el Sol en Capricornio y Saturno en Piscis y el Júpiter en Tauro también armonizará estos días.

La luna la tendremos en Géminis. Serán 3 días donde querer entablar alguna primera conversación, tocar algún asunto. No me da la impresión que sea el mejor momento. Yo me esperaría a que Mercurio saliese de su fase de retrogradación. Ya sabéis que termina su fase el dos de enero, pero bien bien hasta el cinco seguirá estacionario.

La Luna opuesta a Mercurio en Sagitario y la cuadratura posterior a Neptuno podría dar algún malentendido, o alguna confusión.

Con lo cual son unas Navidades, más bien, para sopesar, pero no tanto para manejar energía de impaciencia, o de comunicar grandes cosas.

Siguiendo con el plano comunicativo, sí que es verdad que el veinticinco, esa luna, en Géminis, ofrece un sextil a un Quirón Nodo. Este aspecto realmente me gusta, porque sí que creo que aquí el día de Navidad se ofrece la oportunidad de de trabajar con esta energía terapéutica, quironiana, sanar alguna herida del pasado, normalizar, poner palabras, vestir alguna situación que para ti hubiese sido importante en el pasado y que ahora le das otro significado.

Entonces, esta Luna Quirón podría tener también esta lectura.

Otra lectura que se podría ofrecer, y más también con ese Mercurio retrógrado, cada uno aquí lo estará viviendo desde un lugar a otro, pero una luna Quirón también nos puede llevar a un tono de mayor irascibilidad o sensación de estar más quisquillosos, con la gente de nuestro alrededor, especialmente a nivel comunicativo.

Es un buen momento, pienso, para aplicar aquello de que no tenemos que tomarnos las cosas ni muy a pecho ni de forma muy personal, que al fin y al cabo una Luna en Géminis nos pone de manifiesto que cada uno tiene su discurso, su propia opinión, y que aquí lo que debemos es de encontrar nuestro propio espacio y también nuestro punto de comodidad en esos encuentros.

El veintisiete de diciembre se perfecciona la Luna en Cáncer, es la última Luna llena de este dos mil veintitrés en el grado cuatro, entre Capricornio y Cáncer.

Realmente, es una luna sumamente emocional, pienso que estará cerrando unos días previos donde podemos habernos sentido un poquito más expuestos, y es una Luna que va a pedir de cierto resguardo, de cierta calma y reposo.

Es una luna muy buena para cargar piedras, para cargar minerales, para cargar mazos de tarot y poder aportarle esa energía de este plenilunio que, indudablemente, siendo una luna en Cáncer, va a ser de las lunas más potentes a nivel emocional de este dos mil veintitrés.

Y, como siempre, voy a dejar en Espacio Atlas una clase grabada para este plenilunio.

El jueves veintiocho todavía estaremos en orbe de luna llena, y es un día donde hay bastantes ambivalencias en el ambiente.

Es decir, por un lado, todavía estamos en rango de luna llena, por lo tanto, estos luminares son en Capricornio, Luna en Cáncer, pero mientras hay un Mercurio retrógrado en conjunción a un Marte en Sagitario.

Esto quiere decir que nos podríamos sentir como apasionados, como con ganas, con con cierta intensidad un poco desmedida, También porque este Marte y Mercurio activarán una cuadratura con Neptuno, es decir, que hubiese como energía en el ambiente de no termino de ver hacia dónde dirigirla.

¿Qué podría suceder? Pues que hubiera algún tipo de situación de desbalance o de excesos a nivel de conversación, a nivel de encuentros, de no terminar de regular o no terminar de encontrar el punto.

También, por la cuadratura entre este Mercurio Marte y Neptuno, podría surgir un clima de cierta ambigüedad, confusión.

Esa neblina de la que llevo días hablando acerca de este tránsito. Cuestiones importantes para esta jornada serían que te cuestionaras, no tanto lo que sabes que tienes que hacer, sino lo que te apetece dar o lo que realmente necesitas.

Es decir, la invitación alrededor del veintiocho es que respondas por tu cuerpo emocional, por tu cuerpo energético, que te permitas sentir tus tiempos, tus espacios.

El viernes veintinueve, esta Venus, en el último grado de este tramo en Sagitario, se encuentra en sextil con Plutón en Capricornio.

Plutón en Capricornio es el portero de la discoteca, y le está diciendo a esta Venus en Escorpio, hey, con según qué narrativas, con según qué intensidades y obsesiones, a mí no me vengas, Aquí, si entras a este club, tienes que estar abierta, habiendo dejado todo ese equipaje que te está pesando y que no puedes más, fuera.

¿Qué podemos presuponer?

Pues que veintinueve de diciembre, ya al final, al cierre de este dos mil veintitrés, este aspecto de sextil nos va a ayudar a soltar todo aquello que ya no queremos que nos acompañe en el nuevo dos mil veinticuatro.

Otra interpretación para este sextil Venus Plutón es que se dé a lo largo de esta jornada o alrededor de esta fecha, por ese sextil, un encuentro con algún tipo de autoridad o que manejes tu poder propio de manera distinta.

Es aquello del empoderamiento que últimamente está tan de moda. ¿Cuáles son aquellos gestos que para ti esconden o para ti dan a entender que te quieres, que te pones la primera o el primero, y que te amas bonito?

Teniendo en cuenta que es un Plutón en Capricornio, me da la impresión que este colocarte en el centro, reconocer tu propio valor, empoderarte en esa situación tendrá que ver con atender tus límites, responder por ellos.

Y además, ese mismo día, Venus ingresa al signo de Sagitario.

¿En qué estaremos? Pues estaremos motivados a conquistar Una confianza mayor, un optimismo, un crecimiento a favor de nuestras relaciones, a favor de lo que yo quiero atraer en mi vida.

Esta Venus se quedará en el signo del arquero hasta el veintitrés de enero, y nos ayudará, será un tránsito provechoso a nivel de poner en duda aquellas cosas que decimos que queremos.

También es verdad que a lo largo de esa temporada Sagitario, Júpiter estaba retrógrado. Ahora esta Venus, que ingresa, como os digo, este veintinueve, Júpiter ya el treinta y uno se pone directo. Así que todo este proceso de retroceso Mercurial, toda esa parte reflexiva, datos, información de valor, ahora, a partir del treinta y uno, que Júpiter ya estará directo, y entre el dos cinco de enero, el dos es el día que Mercurio sale de su fase retrógrada, pero ya sabéis que no será hasta el día cinco que salga de su fase estacionaria. Cuando un Mercurio termina de retrogradar, siempre tenemos que darle unos días.

A partir de ese momento, notaremos un cielo que nos invita a avanzar con fuerza, inaugurando esta nueva etapa dos mil veinticuatro.

Y además, a principios de mes, el día once, tenemos una luna nueva en capricornio hermosísima que nos va a traer muchísima disciplina, orden, decisiones a largo plazo. Todo aquello que queramos instaurar, comprometernos a largo plazo. Para todo esto, será esa luna nueva en Capricornio.

Pero bueno, todo esto ya lo explicaré en el próximo estatus estelar.

Pues bien, hasta aquí por hoy, espero que esta clase os sea de utilidad. Como siempre, estaré en Discord resolviendo vuestras dudas y que os mando un abrazo muy grande