Status Estelar 22/04/2024 – 05/05/2024

En este artículo encontrarás toda la información en audio, para comprender la energía astrológica de los próximos días.

De manera fácil comprenderás todas las posiciones planetarias y te daré las claves para aplicar esta información en tu día a día. Disponer de esta información, te permitirá escucharte desde otro lugar, te facilitará procesos y te permitirá vivir de manera más alineada. Un abrazo,Anna. Abrir transcripción

Para poder acceder al contenido exclusivo, debes adquirir la Suscripción al Espacio Atlas.
Buscar

Hola a todos, ¿cómo estáis?

Vengo una semana más con el pronóstico quincenal. En este caso, os contaré acerca de la información astrológica desde el veintidós de abril al cinco de mayo. Realmente son dos semanas llenas de configuraciones importantes.

Primero de todo, tendremos el miércoles veinticuatro de abril la luna llena en el signo de Escorpio. Después tendremos el Mercurio, que finalmente ese veinticinco de abril deja de retrogradar, es decir, se pondrá directo.

Plutón empezará a retrogradar el dos de mayo, Venus ingresa al signo de Tauro el veintinueve de abril y Marte ingresa al signo de Aries el martes treinta de abril.

Hecha la presentación, me meto de lleno en la calidad energética y la interpretación de estos aspectos para que podáis aprovecharlo para vuestro día a día.

Empezamos la semana, el lunes veintidós de abril, con muchísima energía de cierta intensidad en el ambiente, ya que estaremos camino de la cercana luna llena en Escorpio que se perfecciona ese miércoles veinticuatro.

Entonces, por un lado, tendremos ese ingreso, esa Luna en Escorpio, que cuando la Luna transita este signo ya de manera natural, nos volvemos todos algo más intensos, profundos, queremos entender, analizar, meternos en aquello que está relegado, en aquello incómodo.

Y además acordaros que la Luna Escorpio es la Luna que viene después de Libra. Es un momento del mes donde hay una calidad energética vincular con la Luna en Libra.

Y luego, una vez ingresa el signo de Escorpio, sentimos cierta necesidad de indagar y explorar aquello que está tapado o aquello que no estamos conversando en nuestros vínculos, con lo cual ya empezaremos esta semana sintiéndonos que hay aspectos que piden de nosotros mayor profundización, ya sea a nivel vincular o a nivel personal con cualquier otro asunto, pero sí que esto ya es un tip que os lanzó: La luna llena en Escorpio es la luna más intensa del año, no de este año, sino en general.

Es una luna de agua y el signo Escorpio es el signo más intenso, profundo, es un signo de contrastes. Teniendo en cuenta además que estaremos en Mercurio retrógrado, aquí os lanzo la idea de empezar la semana con paciencia.

También es el lunes veintidós, hemos de entender que tendremos ya un rango de activación muy notorio con la cercana conjunción entre Marte y Neptuno, que se perfeccionará el lunes veintinueve de abril, pero ya a la semana previa ya se va a empezar a notar. ¿Qué quiere decir esto?

Pues teniendo en cuenta que ese Marte es regente de esa Luna llena en Escorpio, acordaos que Marte es el regente clásico, el regente tradicional del signo, que se encuentre con un Neptuno en Piscis, estando en temporada de eclipses y en ese Mercurio retrógrado, se va a leer como un cierre energético que va a durar unas dos semanas.

Y esto realmente es buenísimo, porque venimos de un eclipse de sol el ocho de abril, donde estamos sintonizando con la energía de Aries y posiblemente, si indagáis los días previos, con lo que conectasteis fue con una especie de cansancio o falta de energía.

¿Por qué? Porque la energía Aries está eclipsada. Pero como ya os he ido contando, después de ese eclipse vamos a estar tomando energía, sintiendo cómo nos llenamos de vitalidad.

Y para poder ocupar otro lugar, otro espacio de mayor protagonismo, que ya sabéis que esto es un poco la idea de ese eclipse de sol que tuvimos, será necesario cerrar etapas que ya no tienen sentido en el punto de la película en el que os encontráis.

No me gustaría que se sacaran conclusiones. Anna ha dicho que estamos en periodo de cierres. ¿Esto qué quiere? No, no, es que es buenísimo, porque no podemos nacer en un lugar donde no tenemos espacio.

Esa Luna llena en Escorpio lo que nos va es a motivar, a limpiar en profundidad y a soltar viejas etapas que lo que están es encapsulando nuestra posibilidad de cambio, de crecimiento y de expansión.

Pues bien, esta Luna tendrá lugar el veinticuatro de abril a la una y cuarenta y siete minutos de la madrugada, y sucederá en el grado cuatro de Escorpio, con lo cual ambos luminarias estarán en orbe de oposición, ciento ochenta grados, el Sol en signo de Tauro, la Luna en signo de Escorpio.

Ese mismo día veinticuatro, Mercurio se encontrará estacionar yo, así que creo que podría ser un comienzo de semana e incluso ese día del plenilunio algo convulso donde la conversación estuviese un poquito más encendida de lo habitual.

También otra interpretación y además tan cercano a esa conjunción Júpiter Urano que tuvo lugar el veintiuno de abril, es decir, unos días antes a esa Luna llena, digamos que es una semana donde hay un eco grande de finales y de finales abruptos.

Ese Mercurio estacionario, ese Plenilunio, Júpiter Urano, sensación de ya no va más esto. Me salgo de aquí de cualquier forma. Quiero soltar esto de manera radical, contrastada, fin de la etapa. En relación a este veinticuatro de abril, que tendrá lugar este plenilunio, os dejaré subida una clase donde os explicaré detalladamente en qué consiste esta luna llena.

Siguiendo con el estatus estelar, ese jueves veinticinco de abril, Mercurio finalmente se pondrá directo en el grado dieciséis de Aries.

Ha sido una retrogradación desde el dos de abril al veinticinco, donde aquí posiblemente hayáis estado divagando en relación a vuestra identidad, en relación a desde qué lugar tomáis acción, qué tal vais en eso de atrevimiento, valentía, si estáis parados o paradas, estancados por alguna situación en concreto y cómo es de importante resolverla.

Pues bien, después de esas semanas, finalmente el cielo se predispone para que podáis tomar impulso y accionar aquellos pasos que os van a dar un poco como esa continuidad a vuestro proceso de ser protagonista o actor principal en vuestras vidas, que es lo que depende únicamente de ti, que es aquello que guarda realmente tu deseo genuino en este momento, ahora, después de todo.

Como ya os he dicho, esta retrogradación guarda esa conjunción júpiter Urano dentro de sus configuraciones más importantes, con lo cual aquí hay un cambio de paradigma en cuanto al bienestar.

¿Esto realmente me está satisfaciendo? ¿Esto está alineado con mi nueva etapa?

Acordaros que en mayo Júpiter ingresa el signo de Géminis, con lo cual aquí hay algo que estás cerrando. De alguna manera te tocará moverte en esa área, Géminis. ¿Aquí qué os recomendaría? Tauro a veces es un poquito terco, acomodado.

Entonces, el Júpiter Urano te está diciendo, hey, no te apalanques, no te quedes parado por el simple hecho de guardar una comodidad o una zona cómoda, porque se viene movimiento, más ligereza, hacerlo desde un lugar mucho más espontáneo.

Sí que es verdad que el jueves veinticinco Mercurio, el planeta de la comunicación, dejará de retroceder, se pondrá directo.

Pero aquí, como ya os conté en la clase, no será hasta el veintisiete, ese sábado, cuando Mercurio se encuentre directo y fuera de tranquilidad, porque los efectos de Mercurio retrógrado ya está, se habrán acabado.

Con lo cual, también esa configuración a nivel del Mercurio también está apoyando estas instrucciones de cierre de la que os estoy hablando alrededor de esta semana.

Finalmente, el lunes veintinueve, Marte y Neptuno se encuentran en el grado veintiocho de Piscis.

Este es un aspecto más que ya llevamos sintiendo toda la semana anterior, desde el lunes veintidós de abril, que estará apoyando esta energía en el ambiente de cierre, de final, de disolución.

Es un Marte Neptuno en un signo de agua. Acordaros que venimos de la Luna llena también en Escorpio, otro signo de agua, con lo cual aquí hay un tono de melancolía, sentimental, emocional en el ambiente.

Marte Neptuno promueve ese perdón, esa aceptación de las cosas tal cual son, y el no poner resistencia, esto nos va a poder ayudar a poder emprender un nuevo ciclo.

Porque fijaros que ese mismo día Venus, el planeta del deseo, aquel planeta que lo que nos está dando es pistas a través de sus configuraciones sobre lo que nos gusta, lo que nos atrae, acerca de aquello a lo que estamos prestando interés y atención, pues bien, este planeta empieza su tránsito por el signo de Tauro.

A lo largo de esas semanas, del veintinueve de abril al veintitrés de mayo, estaremos poniendo el foco en centrarnos cuál es nuestro nivel de deseo, de interés en nuestra zona Tauro, e iremos viendo también por sus configuraciones cómo ha ido cambiando la sensación de anhelo, de bienestar, de interés, después de todos los aspectos que ha generado ese Júpiter Urano.

Es un tránsito con lo cual que nos va a traer mucha información de qué queremos ahora, de con qué resonamos después de los eclipses, después de la conjunción Júpiter Urano y esos cambios abruptos que hemos estado notando en nuestra área Tauro.

También es un tránsito sumamente bueno, prácticamente un mes, para analizar nuestras finanzas, nuestra capacidad de generar recursos o aquello que nos enraíza y nos trae seguridad en este mundo físico. Acordaros que Venus nos habla justamente de eso, de cómo manejamos el dinero.

Siguiendo con el status, el martes día treinta de abril, Marte ingresa al signo de Aries, y en ese signo han sucedido eclipses y el Mercurio retrógrado. Esto significa que cuando Marte vuelva a pisar esos grados, se encenderán aprendizajes, episodios que tal vez se empezaron a activar con los eclipses o con el Mercurio retrógrado, pero que ahora vamos a notar ese impulso y ese arranque, ese ok, voy a ponerme de mi parte, voy a operar a través de mi nueva identidad y voy a tomar cartas sobre el asunto.

El tránsito de Marte en Aries dura del treinta de abril al nueve de junio y ahora os voy a dar las fechas que yo de vosotros me las apuntaría en el calendario, porque van a ser fechas que nos van a a remover asuntos de los eclipses o de la propia retrogradación.

El siete y el ocho de mayo, martes se encontrará en ese grado cinco de Aries.

Posiblemente aquí puedas notar que se activan asuntos, especialmente vinculares a nivel de contrato o de tu posición dentro de una asociación o de un vínculo que tenga que ver con el eclipse del veinticinco de marzo.

Más tarde, el veinticinco y veintiséis de mayo, Marte, en el grado diecinueve de Aries, estará activando asuntos del eclipse del ocho de abril, es decir, ¿cómo te estás construyendo tu nueva identidad?

¿Cómo estás ejecutando o llevándote con mucho atrevimiento, con valentía, a lidiar o a perseguir tus sueños, tus ilusiones? Todo ese cambio que estás viendo necesario en esa área Aries.

Quiero también aprovechar para indicaros que del veintidós de mayo al seis de junio, Marte estará activando los grados de mercurio retrógrado, con lo cual puede ser que se devuelvan asuntos que estuvieron activos desde el dos al veinticinco de abril.

Con eso no quiere decir que el pasado tenga que volver a otra vez, tengo que… No. Cuando se activan grados donde han habido configuraciones importantes, de alguna forma, a nivel energético, el cosmos nos está invitando a ejecutar como la segunda parte, y más cuando es un Marte, que es nuestra fuerza, nuestro atrevimiento.

Porque, como os indicaba, el eclipse de Sol en Aries del ocho de abril se habla mucho del crear una nueva identidad, pero al ser eclipse las sensaciones, me faltan recursos, me falta valentía, me falta vitalidad, no tengo fuerza.

No puedo cocrear esa nueva realidad o ese ser ese nuevo yo. Pero cuando ese Marte empiece a tocar esos grados, aquí sí que vamos a notar como que nos estamos despertando.

Los eclipses han sucedido a finales de marzo y a principios de abril, pero como ya os avancé en el momento y posiblemente ahora lo leáis desde otro lugar, todo mayo tiene ese eco de eclipse.

Siguiendo con el status estelar el miércoles uno de mayo empezamos mes y con esto también aquí notamos una cuadratura entre Venus en Tauro, que recién ingresó el veintinueve de abril, se encontrará con un Plutón en Acuario a punto de empezar a retrogradar.

Ese Plutón, el dos de mayo empieza ese proceso de retroceso, va a estar devolviéndose esos dos grados que ha avanzado a lo largo de este dos mil veinticuatro, es decir, dos de mayo, empieza a retrogradar.

A principios de septiembre ingresa a Capricornio, sigue retrogradando y no será hasta el doce de octubre cuando se pondrá directo en el grado veintinueve de Capricornio. Y ya así, a partir del diecinueve de noviembre, volverá a entrar Plutón en Acuario.

Ahora, este dos de mayo hasta el doce de octubre, Plutón estará asentando todos estos cambios que hemos estado notando desde principios de dos mil veinticuatro.

Todo este espíritu moderno, tecnológico, cooperativo se ha estado moviendo grandes lecciones, especialmente para los signos fijos, en relación a cambios profundos y a soltar viejas dinámicas que, a lo mejor, tenían más que ver con el viejo modelo de éxito capricorniano.

Pero ahora la pantalla es otra. Un Plutón en el signo de aire nos está invitando a hackear nuestros recursos, quiénes somos, cómo actuamos, cómo ganamos dinero.

Aquí hay algo que estamos entrando en una era de aire que lo que nos está retando el panorama energético es a modernizarnos y a perder el miedo a la novedad.

Que se haya hecho de esta forma toda la vida no quiere decir que el nuevo pretexto vaya a ser malo, al contrario, Plutón en Acuario. El cambio está ingresando por nuestras vidas. La libertad se está polarizando especialmente en aquellas personas con mucha energía fija.

Acuario es esa autenticidad, ese ADN propio y que muchas veces va a contracorriente. ¿Qué sucede cuando los seres humanos que vivimos en sociedad escogemos desde la libertad y no desde el deber o desde el cumplir?

Plutón en Acuario nos está radicalizando, nos está introduciendo la semilla para que germine en nuestro interior esa capacidad consciente de tomar decisiones alineadas con nuestra mejor versión, entendiéndose, mejor versión, como seres dotados de libertad y pensamiento crítico, el éxito de ser uno mismo.

Por lo tanto, ese Plutón también nos contraria y nos confronta. Si escogemos nuestra casilla individual o nuestra casilla de libertad dentro de la manada, dentro de la sociedad, según cómo tendremos que pagar un precio.

La libertad escogida versus aquellos individuos que no pueden o no quieren escoger esa libertad muchas veces es juzgada, repudiada. Por eso es realmente ese arquetipo Plutón en Acuario, un revulsivo increíble. ¿Cómo convivimos? ¿Cómo pertenecemos dentro de la tribu?

¿Cuándo a la vez quiero ser yo mismo? Y eso es el pretexto que tendremos que ir desarrollando a lo largo de todo este tránsito, que son muchísimos años, pero que ya estamos viendo las primeras integraciones.

Entonces, a partir de este jueves dos de mayo, Plutón empieza el proceso al revés.

Una cosa quiero contaros, esto alguna otra vez ya os lo he explicado, así como un planeta personal cuando retrograda se siente en el día a día como cierta molestia, Mercurio fallan las comunicaciones, se cae Instagram, Marte retrogradando, resulta que estoy lidiando con capas de mucha más frustración, pongo mucha energía y me siento mucho más disperso, volátil, no concreto.

Vale. Plutón retrogradando, o por ejemplo, también sucede lo mismo con Urano y con Saturno, nos ayuda a integrar.

Es decir, esos dos grados que ha avanzado Plutón hasta la fecha, ese karma nuevo, ahora lo tendremos que revisitar, asentar lo recorrido, con lo cual nos espera todo un verano para devolvernos esos grados, reflexionar todos estos cambios, esa modernidad propia o colectiva.

A partir de principios de septiembre, con el ingreso de Plutón en el signo de Capricornio, nos tocará hacer los últimos ajustes a ese elemento de Tierra en relación a tu idea personal de éxito, de trabajo, qué esperas de ti mismo.

Ya a partir del doce de octubre, aquí ya empezaremos otra vez a mover la maquinaria y, finalmente, a partir del diecinueve de noviembre, Plutón ingresa al signo de Acuario para quedarse los próximos años.

Y aquí sí que ya definitivamente olvidaros de Plutón en Capricornio, nunca más. Empezaremos a manejarnos todavía en ese primer grado, todavía faltará para que se devuelva ese grado dos del que se encuentra actualmente, pero sí que ya a partir de mediados de noviembre estaremos notando como definitivamente el pasado, pisado, modernidad, futuro, visión, cooperar, colectivo, tecnología, visión modernizada de uno mismo. Todo esto integrado en nuestras vidas.

Siguiendo con el pronóstico, el viernes, día tres de mayo, Marte perfecciona el sextil con Plutón en Acuario. Este sextil realmente se activa y se siente ya muy fuerte desde el martes treinta de abril.

Acordaros que el miércoles día uno tenemos Venus Cuadratura Plutón y el jueves dos ese Plutón empieza a retrogradar, con lo cual va a ser una semana que vamos a estar lidiando con capas de novedad, de valentía, de atrevimiento, de fuerza, de tener mucha energía enfocada y encarada hacia el avance.

Ese Marte en Aries en sextil, a un Plutón en Acuario. Tengo o quiero hacerlo de manera novedosa. El futuro está disponible para mí, pero tengo que sacar todo ese atrevimiento.

¿Va a ser fácil, va a ser cómodo? Teniendo en cuenta que hay un sextil con ese Plutón, puede ser que hayan situaciones que te confronten o que te conecten con esa parte más vulnerable o más delicada a nivel de tu propio carácter.

En un momento dado, sentirte excluido, sentirte apartado, todas esas capas que mueve también el arquetipo de Acuario.

Pero son muy buenos aspectos para que honestamente te pongas de tu parte, tomes el control y el manejo de tu vida y te lances con fuerza, con dirección a esa modernidad.

Este aspecto, marte sextil Plutón, realmente se siente prácticamente toda la semana hasta el domingo día cinco.

Como veis, son quince días donde estaremos removiendo todavía activaciones, configuraciones, fruto de los eclipses, fruto de esta retrogradación de Mercurio.

Como ya os avancé, estos eclipses no tienen qué haberse sentido únicamente el veinticinco de marzo y el ocho de abril, porque realmente tanto abril como mayo estaremos todavía notando este proceso de integrar todas sus activaciones.

Estamos en un momento energético perfecto para regular y para crear de manera muy consciente cómo quieres encararte, cómo quieres mostrarte o quién quieres ser ante tus vínculos, ante tus contratos.

Toca diseñar tu nueva identidad.

Espero que toda esta información te sea de utilidad.

Como siempre, estaré resolviendo dudas en Discord y os mando un abrazo muy grande.