Status Estelar 06/05/2024 – 19/05/2024

En este artículo encontrarás toda la información en audio, para comprender la energía astrológica de los próximos días.

De manera fácil comprenderás todas las posiciones planetarias y te daré las claves para aplicar esta información en tu día a día. Disponer de esta información, te permitirá escucharte desde otro lugar, te facilitará procesos y te permitirá vivir de manera más alineada. Un abrazo,Anna. Abrir transcripción

Para poder acceder al contenido exclusivo, debes adquirir la Suscripción al Espacio Atlas.
Buscar

Hola a todos, ¿cómo estáis? Vengo una semana más con el status estelar, y en este concretamente nos centraremos con la información astrológica desde el seis de mayo al diecinueve de ese mismo mes.

Son quince días con una calidad energética totalmente enriquecedora y poco a poco los planetas personales irán ingresando al signo de Tauro, dejando ese territorio donde sucedieron los eclipses en el signo de Aries, y acomodándose en ese tono energético mucho más tranquilo, placentero, nutridor.

Lógicamente, después de los eclipses de la retrogradación de Mercurio, de la conjunción Júpiter Urano, estamos en periodo de cambio de chip, con lo cual, cuando llegamos al signo del toro, tendremos aquí nuevos pretextos en relación a lo que es la comodidad o el bienestar, la satisfacción personal.

Vale, entonces, iremos viendo cómo los efectos del mes de abril van copándose, van rellenándose poco a poco y vamos ingresando a una modalidad energética, como os digo, mucho más estable.

Dicho todo esto, empiezo con el status estelar.

Empezamos esta quincena con un tono de Sol Saturno para ese lunes seis de mayo. Concretamente, el aspecto partil se perfecciona el martes, día siete, pero ya el lunes se empieza a notar esa determinación, esa constancia, ese poco a poco, el regar la planta taurina.

Fijaros que ese iluminar, es decir, ese Sol en el signo del toro y ese Saturno en el signo de Piscis, es un signo de tierra bien aspectado con un signo de agua.

Muchísima energía de creatividad, de fertilidad para concretar a través de un proceso, el paso a paso capricorniano o saturnino, en este caso, que nos va a entregar las claves si somos comprometidos, disciplinados con nuestro deseo, con nuestro anhelo.

Saturno en Piscis, en sextil, agrega a la configuración ese punto de intuición, de dar permiso para conectar con capas más sutiles lo que podríamos llamar como el cuerpo energético.

Es decir, allí donde reside toda mi información, vamos a decir, mística sobrenatural, aquello donde yo siento que se me está guiando.

Permitidme que me ponga un poco mística, pero es que estamos hablando de una configuración que une elemento corporal, terrenal, como es Tauro, y ese principio energético, ese principio espiritual, ese principio de maestría en cuanto a la hora de conectar con capas más elevadas, que es Piscis.

Es una fecha buenísima para encontrarnos con el jefe, con la autoridad, para marcar un poco los estándares o los límites de cierta situación. Es buenísimo para concretar metas, para concretar ilusiones.

Y en medio de este caldo de cultivo, nos encontramos ese mismo martes, día siete de mayo, la conjunción entre el planeta de la comunicación Mercurio y Quirón en el grado veintiuno de Aries.

Aquí voy a hacer un parón, y es que resulta que, como ya sabéis, Mercurio estuvo retrógrado a lo largo de todo abril, y alrededor del doce, trece de ese mes, ese Mercurio tocó, activó ese grado veintiuno de Aries, con lo cual, ese martes, día siete de mayo, aquí se establece un link con esas dos fechas.

¿Qué sería interesante? Que la anotaras en el calendario, porque a lo mejor puede ser que a principios de esta semana estés recibiendo algún tipo de información, logres colocar algún tipo de mensaje o de situación que ya se activó a mediados del mes pasado y que ahora no remite a ese principio de valentía, de comienzos, esos asuntos egoícos, vamos a decir, el quién soy yo. Aries signo de la identidad pura y dura.

Teniendo en cuenta que ese martes siete de mayo tenemos el Sol Saturno y que ese grado veintiuno queda activado por la conjunción Mercurio Quirón, aquí digamos que hay dos maneras de sintonizar con la energía del momento:

Ya sabéis que Quirón nos habla del terapeuta herido. Podríamos notar sensación de pesadez, irascibilidad, no voy a poder, Quironianamente, la vida me duele.

No tengo suficientes tablas como para ponerme adulto responsable y activar mi posición más resolutiva ante esa cuestión que ya se tocó en abril y ahora todavía no lo consigo, o la otra cara de la moneda.

Ok, he visto cómo la retrogradación de Mercurio en Aries me traía una información, entendí Júpiter Urano alrededor del veintiuno de abril, lo que para mí en este momento es abundancia, generosidad, sensación de satisfacción, júpiter Urano.

Y ahora, a principios de mayo, estoy entrando de manera mucho más pragmática a resolver, a activarme, a responder por aquellas partes mías heridas en el pasado y a ofrecerme otro tipo de bienestar, de satisfacción, de nutrición, de abundancia conmigo y con todas mis partes.

Siguiendo con el panorama energético, llegamos al miércoles, día ocho de mayo.

Pues bien, a las cinco y veintidós de la madrugada se perfecciona en el grado dieciocho del signo del toro la Luna nueva de Tauro, la Luna nueva de ese mes de mayo.

El rango de activación va desde el uno de mayo al quince de mayo, con lo cual esto significa que ya desde el uno de mayo estaremos sintonizando con esa energía de comienzos.

Quiero destacaros que como toda luna nueva abre una ventana energética de creación, un momento semilla y más semilla, siendo Tauro, ingresamos en un momento de comienzos en nuestra área Tauro, que además es un signo que está sumamente activo ya desde hace semanas, como vengo contando.

Con lo cual, esta Luna nueva abre ese periodo del ocho de mayo al quince de noviembre, que será el momento en que tengamos la Luna llena en el mismo signo.

Esta Luna cierra lo que ha sido la temporada de eclipses, nodo norte, de este dos mil veinticuatro. Es un novilunio increíble, de verdad es increíble, para generar consciencia y un nuevo paradigma en esa área Tauro, donde hemos tenido grandes activaciones, y ya no solo este año, sino el anterior, con los nodos en su momento, Tauro-Escorpio.

Hemos tenido el ciclo de Júpiter en el signo, que de hecho hasta finales de mayo estará allí, ya luego pasará a Géminis.

El año que viene, dos mil veinticinco, Urano ingresará al signo de Géminis, con lo cual dejará el territorio taurino en el que se encuentra desde el dos mil dieciocho.

Es decir, evidentemente esto es una luna nueva. Es un ciclo que se abre cada mes en un signo que dura seis meses. Es decir, la calidad de una luna nueva o de una luna llena no tiene tanta importancia como pueden tener ciertas configuraciones cuando hacemos las clases al principio del año y os explico, pues va, este mes pasará esto, este mes pasará lo otro.

Pero sí que es verdad que los novilunios y los plenilunios lo que hacen es crear una línea invisible entre todas estas configuraciones y aspectos retadores a lo largo de los años, con lo cual puede haber un tránsito muy largo en el tiempo dilatado, y cuando venga ese plenilunio, cuando venga ese novilunio, es cuando lo siento en mi piel, a través de esa luna nueva, a través de esa luna llena.

Entiendo lo que ese tránsito en el colectivo me activa en lo personal.

Entonces, luna nueva, ocho de mayo. Venimos de la configuración Júpiter Urano. Estamos viendo como ya Júpiter está saliendo del signo.

Está a pocos días de ingresar a Géminis. Estaremos viendo cómo esta Luna nueva empieza algo diferente. Después de todo este trabajo en nuestra área Tauro se inicia un nuevo paradigma.

Ya está, el cielo, el cosmos ha pasado por ese sector en mi vida, allí donde tengamos Tauro, y está dejando regalos, está dejando crecimiento, porque en breve ese Júpiter avanzará a Géminis y será otra narrativa de la que ya os hablaré en el próximo status estelar, todavía no es el momento.

Pero sí que es momento para sintonizar, a estas alturas de la película, lo que para cada uno de nosotros significa bienestar, y especialmente en ese sector donde tengamos Tauro.

Bien, de todo esto, de esta Luna nueva en el signo del toro, os hablaré en la clase especial que dejaré subida dentro de unos días.

Siguiendo con el estatus, el lunes día trece de mayo se perfecciona la conjunción Sor en Tauro y Urano en Tauro.

De hecho, esta conjunción forma parte de la Luna Nueva del día ocho, Así que esto sigue un poco acentuando esa interpretación que os estoy explicando, que a partir de esa Luna Nueva, el cielo, en cierto modo, va a cambiar bastante.

Vale, es decir, estamos en un período ya de soltar, de dejar esas viejas dinámicas, toda esta parte relacional, ese Aries sumamente activo.Llegamos a esa luna nueva y aquí ya abrimos una ventana, aire fresco, energía de estabilizar. Y esto, cuando se va a sentir mucho más acentuado, va a ser a partir de ese lunes trece de mayo, cuando ese Urano active ese sol.

¿Cómo? A través de dosis de modernidad, de visión, de ver con muchísima claridad asuntos que antes, a lo mejor, estaban más sesgados. Tauro acordaros que nos habla mucho del valor propio, con lo cual, un Sol – Urano, ¿qué puede ser? Ostras, me estoy dando cuenta que yo no me estaba poniendo en valor. Me estoy dando cuenta que esto, este precio no le toca o esto aquí tengo que pedir un poquito más.

Ese Sol Urano es la revolución personal que a veces necesitamos todos para activarnos y empezar con un poquito más de twist. Aquí me estaba quedando estancada. Esa frase que me gusta tanto: La jaula de oro. Sí, pero es una jaula, con lo cual, Sol-Urano, estoy esperando un cambio y no sé muy bien esa semana. Y a partir de la luna nueva, pero especialmente ese lunes trece de mayo, aquí ya empezamos con esa inercia distinta.

Mi inercia natural, Sol – Urano, va a ser salir de donde yo no esté cómodo o cómoda. Otra cosa muy interesante para ese mismo lunes, día trece, es que tendremos también el sextil entre el regente del signo de Tauro, Venus.

Estamos en temporada taurina, con lo cual este regente, Venus, es muy importante, y un Saturno en Piscis. Tanto por un lado Sol Urano como Venus Saturno nos marca estas dos posiciones, un clima de finales, un cambio de etapa.

Cuando digo finales no me refiero a un hasta aquí, lo hemos probado todo, no. Cuando hay aspectos de este tipo son algo más amables. Es simplemente ese final natural evolutivo que tiene que haber para que algo pueda crecer, y también por su condición limitadora o disciplinadora de ese Venus Saturno, aquí especialmente las personas que estén regidas por ese Venus, por ejemplo, las personas Tauro o las personas Libra o planetas importantes bajo esos signos, podríais estar sintiendo cómo es un momento energético en el que el cosmos te estaba proponiendo que te comprometas, que dictamines ciertos límites, que haya un tono un poquito de final de manera consciente, porque Venus tiene un punto cómodo.

Venus en Tauro como tal. Es decir, a ver, si yo no activo aquí un cambio, una nueva inercia, ese movimiento me va a llevar a un lugar que yo no tengo claro que esto sea lo que yo estoy envisionando o deseando para mi vida.

Con lo cual, ese movimiento Sol Urano y Venus Saturno nos va a poner un poco en el raíl del que habíamos salido. La conjunción Venus Saturno estará activa del once de mayo al catorce de mayo.

Entonces son unos días estupendos también para que podamos tomar consciencia de cuál es nuestra gestión económica o financiera a nivel de ahorros, a nivel de precios.

Y estos días donde se va a sentir esta conjunción van a ser muy buenos para concretar ambiciones en pareja o para concretar ambiciones a nivel individual.

El caso es que aquí hay una gran dosis de compromiso a favor de tus metas o de tus ilusiones.

El miércoles quince de mayo Mercurio, el planeta de la comunicación, por fin entra al signo de Tauro. Digo por fin porque realmente en el signo de Aries hemos tenido eclipses, hemos tenido la retrogradación, se encuentra Quirón, los nodos, con lo cual, prácticamente, por poquito que se moviese ese planeta, estaba tocando puntos matemáticos muy importantes y muy calientes.

Pero la cosa cambia, es decir, desde el quince de mayo al tres de junio estará visitando ese sector donde tengas Tauro. Es un mercurio que otorga pensamiento deliberado, no le gusta las prisas a la hora de tomar decisiones. Es un mercurio prudente que pone en el centro la inversión energética o la inversión financiera.

No es un mercurio atrevido. También a la hora de negociar es un mercurio que lo quiere todo por escrito, el paso a paso, esto cómo va a darse, cómo va a suceder, qué tengo que poner yo, qué tienes que colocar tú.

Y es una posición que me gusta mucho para implementar rutinas. Aquello que tengas que reproducir cada día, este mercurio te ayudará, porque deba poner paciente cada día un poquito.

El éxito de esta posición reside en implementar cada día la idea de hacer un poco, de pensar un poco, escribir un poco, estudiar un poco.

Ya a través de estipular una rutina, unos hábitos, ese mercurio se empodera, porque es cuando gana corporalidad, como el toro.

A través de esa dinámica o esa inercia, establece una masa corporal, establece una fortaleza sumamente increíble. Pero el toro, como tal, el Mercurio en Tauro, no es una capacidad cognitiva o intelectual rápida, ágil, no.

Es: memorizo, saco ese punto efectivo con el poco a poco, a través de la práctica. Algo que me gusta mucho para esta posición es la idea de la serenidad, entender el momento presente.

Ahora estamos aquí, mañana ya veremos. Vamos a sintonizar con ese plano, con esos códigos mundanos, con ese sol, con ese buen tiempo, vamos a descansar y poco a poquito, sin hacernos muchas cábalas, porque no sirven de nada.

Es una posición muy nutridora para aterrizar en ese momento presente y conectar con el cuerpo.

Y ese viernes diecisiete de mayo, Mercurio establece un aspecto de cuadratura noventa grados con ese Plutón en Acuario. ¿Esto qué significa? Fijaros, os he hablado que esta posición, ese planeta de la comunicación, capacidad intelectual, ese Mercurio, tiene un punto de conservación. Poco a poco yo voy a mi ritmo, que no me metan prisa.

Y el Plutón en Acuario, ese portero de discoteca, en ese signo de modernidad, de visión, de cambios del futuro, se mira ese Mercurio entrando por la puerta, dice, pero bueno, pero bueno, pero tú dónde vas, pero si esto, ese ese ambiente, ese tono, eres lento, pesado, demasiado conservador, es que te tienes que actualizar, mira cómo vas vestido.

Entonces, esa cuadratura es un aspecto que se sentirá de viernes a domingo, donde estaremos conectando con una gran dosis de regeneración, de liberación.

Es decir, ese Mercurio en Tauro le tocará trabajar. Vale, ok, me puede dar pereza. Mi pensamiento es tal vez algo tradicional. Necesito el poco a poco, pero ese Plutón en Acuario que me está diciendo que tengo que transformar en mí, tengo que alcalinizar aquellas partes mías que están apegadas, elemento de tierra, al pasado, a que esto no cambie.

Tengo que activar aquí un twist. Ese Tauro responde a Venus. Ese territorio de Tauro que hemos visto que está sumamente activo y lo que estamos buscando es una mayor condición de bienestar y satisfacción.

Y no podemos crear karma nuevo a nivel de merecimiento, de abundancia, de satisfacción, si no limpiamos antes, a través de ese Plutón en Acuario, con esos códigos modernos y visionarios, partes de nuestro pasado.

Porque esta cuadratura, al fin y al cabo, lo que nos está despertando es que seamos capaz de ver Mercurio, de entender que hay dinámicas que no es que nos dejen estables, sino lo que nos están es encerrando a través de esa falsa idea del control, signo fijo, Tauro, no quiero aplicar cambio a mi rutina, a mi versión, a mi trabajo, a mi relación de pareja conmigo mismo.

No quiero porque así estoy cómodo, no quiero porque así siento que tengo ese punto estable. Y en realidad ese Plutón nos dice, no, es que aquí los códigos están cambiando, es que en esta pantalla así no vas a ningún lado.

Con lo cual, de cara a finales de semana, esto también se puede traducir a que haya una atmósfera de novedad, ambientes distintos, cambios que digas, amigo, ahora entiendo lo que Anna me contaba en el status, hay un clima de diferenciación, hay un clima de cambio, de modernidad, de esto no lo conozco, es una zona totalmente nueva para mí, y tendré que empezar a crear nuevos parámetros que me ayuden a encontrar estabilidad y serenidad.

Pero lo otro, lo anterior, no era real, era simplemente costumbre. También es una posición superchula tanto el tránsito de Mercurio en Tauro como ya esta primera cuadratura para enfocarte en ese plano material, financiero.

Mirad, antes os contaba que Júpiter ingresará a Géminis ahora a finales de mayo. Entonces, aquí estamos. Esa energía taurina la estamos limpiando ya del todo para que podamos tener en un sentido corporal, financiero, de seguridad personal, seguridad emocional, todo lo que tenga que ver con ese elemento de tierra, definitivamente esté bien colocado en nuestro interior, nuestra seguridad, aquello que me enraiza, para que luego ese Júpiter pueda activar sus partes más amables de esa posición, como es conectar con lo social, la variedad, quiero cambio.

Pero claro, ¿cómo voy a empezar? … A activarme, a pedirle la vida? Cambio de rutinas, cambio de lugares de trabajo, cambio de ambientes, ¿cómo me voy a abrir si yo internamente me siento inseguro?

¿Cómo me voy a disponer a una actitud mucho más expresiva, sociable, de interactuar con otras personas si antes yo no he hecho el trabajo previo y sigo sintiéndome, en cierto modo, que no voy a tener suficiente dinero, que no voy a tener suficiente autoestima, que no.

Ahora toca escoger cuáles son tus recursos, escoger cuál es tu anclaje o tu raíz para que luego puedas volar alto con ese Júpiter en Géminis.

Y siguiendo con el estatus estelar, llegamos al fin de semana, el sábado dieciocho de mayo, cuando tendremos, por un lado, la conjunción entre Venus y Urano en el grado veintitrés de Tauro, y el Sol en conjunción a Júpiter en Tauro, en el grado veintiocho del signo.

Esto, en realidad, lo podríamos trabajar perfectamente como un stellium, y todos estos planetas todavía no han salido de ese rango de la conjunción que tuvimos el pasado veintiuno de abril, Júpiter Urano, en el grado veintiuno.

Con lo cual, como ya os había contado que os dije, tendremos a conjunción Júpiter Urano el veintiuno de abril, pero es que todo mayo la estaremos sintiendo, porque todos los planetas irán moviéndose y activando ese grado.

Entonces, llegamos a esa semana, ¿y qué nos encontramos en el cielo? Que Venus, el regente de Tauro, se encuentra ya con un Urano que viene de cruzarse con ese cambio de paradigma y ese sol, iluminando también ese Júpiter.

Es un fin de semana con un boost muy importante en asuntos de merecimiento, bienestar, incluso os diría relaciones, porque incluye ese Venus. Pienso que son unos días muy buenos para salir internamente de un lugar de apego.

¿Con qué? Pues teniendo en cuenta que es un Júpiter, y Júpiter nos remite a creencias, a filosofía de vida, hay algo que a veces en el panorama más teórico es una cosa muy abstracta.

Y esa configuración del sábado dieciocho de mayo, estará activa desde el quince al veinte de mayo, se le suman el resto de configuraciones taurinas que hemos ido teniendo a lo largo de estos días.

Y todo esto nos lleva a una evolución que nos está presentando unos nuevos códigos en cuanto al tener, al sentirse uno nutrido, al sentirse uno que dispone de recursos, de dinero, de amor, de, ostras, ¿qué pasaría si esa inercia de merecimiento, de recibir, de nutrición, empieza a cambiar, porque hay ese cielo ofreciendo oportunidades de cambio o de manejar diferente estos aspectos.

Con lo cual hay un escenario súper chulo para detectar cuáles son aquellas partes en nuestro inconsciente que nos permiten, o que no nos permiten escoger diferente a favor de un nuevo bienestar.

Pero esto aquí ya no influye el cielo, influye más un trabajo con nuestra sombra o con aquellas partes nuestras que escogen según qué dinámicas, por un goce o por una satisfacción, a veces algo algo extraña.

Sin ponerme muy positivismo tóxico, porque ya sabéis que no es mi rollo para nada, pero sí que quiero lanzaros una idea en un paradigma, desde la dificultad, desde la carencia, esta palabra que está tan de moda, ¿no?

Pasan pocas cosas. De hecho, no pasa nada, es bastante controlable. Un escenario que no cambia es un escenario que no me expone. Yo ya sé que estoy en una situación de cierre, esto no está para mí, ya está.

Incluso hubo mucho queja, que de hecho la queja es otra versión de la energía baja de Saturno. Es decir, en vez de ponerme adulto responsable para manejar una solución ante ese problema, me pongo quejicoso.

Cuando la vida te ofrece la posibilidad de que esto cambie, aquí la responsabilidad individual es mayor, porque hay que mantenerlo, porque hay que trabajarlo, y cuando digo trabajarlo, a lo mejor es tan sencillo y tan complicado a la vez, mantenerte en la apertura, en confiar, en atravesar pensamientos intrusivos como la culpa por el tener o el miedo por el dejar de tener.

En definitiva, toca hacer el trabajo de adulto responsable. Ya no me puedo colocar en esa postura de víctima o de calimero y tirar pelotas fuera, con lo cual es una energía que nos va a ayudar mucho a salir de esa parte más racional o esa parte más mental y ocupar ese plano físico, dar presencia y estar.

Pues bien, dicho todo esto, deseo que os sirvan todas estas reflexiones y toda esta información astrológica, así que como siempre estaremos comentándolo en Discord.

Os mando un abrazo muy grande y feliz semana.