Status Estelar 23/10/2023 – 05/11/2023

En este artículo encontrarás toda la información en audio, para comprender la energía astrológica de los próximos días.

De manera fácil comprenderás todas las posiciones planetarias y te daré las claves para aplicar esta información en tu día a día. Disponer de esta información, te permitirá escucharte desde otro lugar, te facilitará procesos y te permitirá vivir de manera más alineada. Abrir transcripción Un abrazo,Anna.

Para poder acceder al contenido exclusivo, debes adquirir la Suscripción al Espacio Atlas.
Buscar

Hola a todos.

¿Cómo estáis? Vengo a hablaros acerca de la energía astrológica para la próxima quincena del veintitrés de octubre al cinco de noviembre de este dos mil veintitrés.

Empezamos el veintitrés de octubre con la Luna en fase creciente, y os recuerdo que el veintiocho de octubre a las veintidós y veinticuatro tendremos un eclipse lunar. Por eso ya desde ese lunes, veintitrés, se empieza a sentir urgente que atendamos nuestras prioridades, que atendamos nuestro cuerpo físico, nuestro cuerpo emocional.

Es una semana donde habrá muchísima energía de agua, por lo que podemos sentirnos más sensibles o más irascibles de lo habitual. Empezando con este veintitrés de octubre, momento en que el sol ingresa al signo de Escorpio. Con el sol en este signo nos volvemos todos y todas algo más, escorpio de lo habitual.

Esto quiere decir que son unos días, que es un mes, donde nos vamos a notar más apasionados, donde queremos profundizar en ciertos asuntos, que queremos poner encima de la mesa, temas de valor, temas de dinero, incluso atender nuestros fantasmas, ya sabéis que Escorpio está muy asociado al karma emocional.

A esas heridas de mi pasado que, según cómo, me dejan encallado, bloqueado y no me permite avanzar.

Es un momento perfecto, este mes para acudir a terapia, para entrar en esa parte más del inconsciente y atender eso, dinámicas, miedos, obsesiones, toda esa parte más controladora del signo. Pero también en la parte más luminosa de el signo de el bicho, como a mí me gusta llamarlo, también nos encontramos un carácter muy directo, muy focalizado, muy estratega, en cuanto a asuntos importantes, es decir, va a ser un mes y especialmente la segunda mitad de noviembre, donde estaremos sumamente focalizados en materializar, en ir a por aquello que sí o sí queremos ver construido, ver manifestado en esta esfera física.

De hecho, desde el ocho de noviembre hasta el veintidós. Realmente es un periodo donde se va a sentir muchísima energía, donde vamos a querer pasar a la acción, porque ese marte va a estar sumamente activo.

Bueno, esto forma parte de otro estatus estelar, simplemente os lo cuento a modo avanzadilla, que es un noviembre, una temporada, escorpiana que se va a vivir, se va a sentir, con muchísima pasión y con ganas de ir realmente a lo que queremos manifestar, pero antes de situarnos alrededor de ese ocho de noviembre tenemos que hacer todo el trabajo previo.

Volviendo, por lo tanto, al veintitrés de octubre es el momento en que este sol empieza a recorrer los primeros grados del signo y es ,por lo tanto, una semana en la previa de este eclipse lunar, donde vamos a estar etiquetando, enumerando miedos que deben de ser purgados, situaciones que deben ser destruidas, detox, todo aquello que antes de empezar a manifestar, empezar a tirar millas, antes tengo que detectar y ver qué quiero que me siga acompañando y qué quiero que definitivamente se quede atrás.

Con el ingreso de este sol en el signo se le suma ese mismo día veintitrés, la oposición, que, de hecho, la oposición se formaliza el veintiocho de octubre, pero ya este veintitrés se empieza a notar este aspecto Marte oposición Júpiter. Aquí nos vamos a estar notando a lo largo de toda esta semana, hasta el día del eclipse, con ese extra de energía, con esas ganas que pasan por encima de todo. Sí o sí quiero inaugurar una nueva etapa. ¿Por qué? Porque Júpiter es energía de expansión, de crecimiento.

Y hay algo en ese aspecto que me dice hey, para abrir otra pantalla, para situarnos en otro contexto, Antes tengo que purgar, antes tengo que, dejar toda la previa, tengo que limpiar en profundidad para que tenga energía disponible para materializar. Hay una frase muy bonita que dice: “Para que pueda aterrizarlo nuevo antes tendré que hacer espacio.”

Ese ciclo es coreano perfecto para detox, para limpiezas profundas, para sanear el hogar, armarios, cambio de ropa, hacer una limpieza profunda en el baño, tirar aquella comida, aquellos productos que a veces se nos quedan pues allí en un rincón de la nevera.

Con Escorpio lo que estaremos buscando es quedarnos con lo esencial, simplificar, volver a los básicos. Para poder desde allí manejar menos energía, menos peso, menos equipaje,y podernos dirigirnos de forma más efectiva hacia nuestras nuevas metas.

Esta oposición de Marte Júpiter, está invitación a toda esta limpieza, a hacer espacio. Para luego poder crear algo nuevo. Me gustan mucho los días del veintitrés al veintiséis.

El veinticuatro de octubre se forma el trígono entre sol y Saturno en el signo de Piscis. Además, este sol al ladito de un Mercurio y de ese Marte también en el signo de Escorpio forman un trígono con esa luna en tránsito en Piscis.

Es por lo tanto una jornada donde hay muy muchísima sensibilidad en el ambiente, son dos signos potentes de agua, hay un saturno, así que todo lo que tenga que ver con la esfera relacional y emocional es un muy buen día para trazar puentes, para pedir perdón, para tratar una comunicación mucho más efectiva, son aspectos de cierre, son aspectos que se sienten como vamos a tocar realmente el dolor y vamos a ver si podemos construir y vamos a ver si podemos seguir , o qué debemos de transformar, cambiar, arreglar para que esta relación, para que este proyecto pueda seguir hacia adelante.

Es también una energía muy alta de creatividad para encontrar tu talento, tu potencial a nivel interior, y con ese Escorpio tan sumamente activo también conviene poner atención en aquel dolorcito, en aquellas molestias, en aquello que tal vez no es luz al cien por cien, pero que sientas en tu interior que a través de esa herida puedes sanar o puedes darle otra lectura.

Es una jornada como muy terapéutica, no tiene por qué ser hacer terapia al uso, pero sí que aquello que hago me resulta terapéutico.

Hay como mucho potencial, tanto el veinticuatro como el veinticinco para darle la vuelta al día con alguna situación, alguna conversación, algo que digas, mira, de esta situación, de esta energía más oscura, De esta molestia de este malestar le saco algo de provecho porque consigo sanar, consigo drenar. Energía Piscis. Y además, este sol saturno me gusta mucho porque marca un momento de compromiso. Siendo signos de agua desde esta esfera emocional.

Es una semana de cierres y más se va a acentuar el veintiocho, pero bueno, ya en la previa ya estamos notando este clima de cerrar de una vez por todas episodios que han tenido una evolución de unos dos años.

Y ese sol saturno pone el broche, pone el tono: Hey, hasta aquí. Ya está, ya he llorado lo suyo, ya he hecho este duelo, ya esto está sanado. Me doy cuenta que me puedo acercar aquella persona, aquella situación y ya no siento lo que sentía antes. Sol saturno.

El veinticinco y veintiséis de octubre son dos fechas muy buenas para tomar tiempo aparte. Fijaros, el veinticinco hay una oposición entre la Luna y Venus. Esto podría marcar una urgencia o una necesidad para compensar cierto desorden o cierto desequilibrio entre tus deberes, tu trabajo, tu día a día y la necesidad de tener tiempo para ti, para dormir bien, para descansar.

Lo mismo sucede el veintiséis, pero esta vez porque la luna se encuentra con Neptuno. Por lo tanto, son dos días, aunque el veinticuatro también ya se empezaba a sentir por ese trígono saturno y esos aspectos con esa luna, de muchísima sensibilidad y muchísima necesidad también para retirarnos tomar espacio, poder meditar, hacer algún tipo de práctica que te pueda asentar a nivel corporal.

Estamos en la previa de un eclipse, y hay mucha energía de agua en el ambiente. Nos podemos notar con muchísima facilidad, más agitados de lo que viene siendo lo normal.

El veintisiete de octubre Ya el clima se empieza a agitar. Esa Luna ya ingresa a Aries, donde se encontrará con un Quirón, se encontrará con un nodo norte, es un día muy bueno para enfocarte en todas aquellas cosas que sientes o que dices que quieres hacer por ti mismo.

Es momento de sacar esa energía Aries, ese nodo norte, ese punto atrevido, independiente, hacer algo por primera vez, estar contigo, pero no desde el lugar me quedo así porque no tengo otro plan, sino busco quedarme conmigo mismo, conmigo misma, porque así puedo escoger lo que realmente quiero hacer ese día.

También es verdad al encontrarse esta luna, con ese Quirón, ese nodo previo al eclipse, podría ser un día donde te sientas algo más cansado. Incluso que ese componente energético saliera algo así en forma de frustración o incluso de la estabilidad, en tus vínculos. Ten presente que a veces simplemente estamos cansados, no tenemos el día, ya está, no nos sucede nada más. A veces simplemente necesitamos descansar.

El veintiocho de octubre tenemos a las veintidós y veinticuatro El eclipse lunar en el grado cinco de Tauro. Es un eclipse parcial, por lo tanto, va a ser visible en España. Y cierra un período desde enero dos mil veintiuno en tu área, Tauro. Por lo tanto, escuchando esta clase. ¿Qué quiero?

Que cojas tu carta astral, que te fijes en qué sectores, en qué casas tienes este signo de Tauro y trates de localizar eventos, situaciones, conversaciones, conocer a otras personas, rupturas, comienzos, cositas que hayas estado viviendo desde enero dos mil veintiuno.

Te lanzo una pregunta: ¿Serías capaz pensar en una frase, en un par de palabras que pudieran definir esta etapa? Es un eclipse de cierres, es un eclipse de Luna. Una Luna en el grado cinco de Tauro y el Sol estará en el grado cinco de Escorpio.

Por lo tanto, ¿qué estaremos sintiendo? ¿Qué soltaste? ¿Qué estuviste purgando a nivel de miedos, de obsesiones, también de ese lado ultra perfeccionista que tiene Escorpio.

Ese punto exigente meticuloso que a veces puede resultar sumamente cansino, porque al fin y al cabo termina estando en el opuesto de Tauro, ¿ Y en Tauro que encontramos? la calma, la satisfacción, el descanso, entonces permanecer en un estado agitado buscando esa concreción ese absoluto Escorpiano también puede ser muy desgastador. Siendo Escorpio, nodo sur también hubieras podido notar que estuvieras soltando, entregando, en definitiva, que estuvieras dejando atrás una manera de acercarte a la vida, que digas ostras, a lo mejor estaba desde un punto mucho más en conflicto o de lucha o 0 de cierta inseguridad, Escorpio Nodo Sur. Y ahora me doy cuenta pasados estos dos años que, oye, pues estoy acogiendo con muchísima más confianza mi valor propio, lo que merezco esa parte de bienestar, de saberme nutrir, de saber comer mejor, Tauro Nodo Norte.

Ese mismo veintiocho, todavía cuando se da el eclipse, no está el aspecto partil, pero sí llamas al tarde, se forma la oposición Marte Júpiter de la que os hablaba a principios de semana para ese veintitrés de octubre que ya se notaba activo. Es un eclipse, que se siente realmente muy intenso, pero que de verdad por aspectos me gusta muchísimo.

Acordaros que los últimos eclipses que tuvimos en este eje, Urano estaba envuelto y Urano nos daba un clima muy agitado de muchos cambios de poca certeza. Este eclipse, sin embargo, hay un Júpiter por en medio, un benefactor.

Creo que ya tenemos que estar sintiendo ese punto de me alineo cada vez más con mi crecimiento, con mi expansión, con ese punto abundante, es un evento espectacularmente hermoso para trabajar dinámicas de merecimiento.

De hecho, todo este eclipse tendrá un eco en los próximos meses y estaremos viendo resultados muy notorios alrededor de la primavera dos mil veinticuatro, pero este eclipse ya pone el cierre absoluto a, ya está, estuve moviéndome en dinámicas de sobreesfuerzo, estuve moviéndome en dinámicas de conflicto en mi área Tauro Escorpio, pero ahora se siente cómo se puede relajar el organismo ¿Para poder qué? Para poder acoger todo lo bueno que tiene que traer ese Júpiter Urano en los próximos meses.

Algo que me gusta mucho de este eclipse es que el veintiocho se forma este evento astrológico, y el veintinueve, ese Mercurio se encuentra en conjunción a un Marte y en oposición a un Júpiter.

Algo me dice, que este final de semana se va a sentir como con una fuerza, con una estrategia de ya está, ya vi lo que se tenía que cerrar y ahora unifico esfuerzos, unifico energía para construir un plan de acción. Eliminando, haciendo detox, cerrando esfuerzos y energías que ya no son útiles para consolidar unos nuevos recursos para consolidar unas nuevas herramientas que me van a llevar a Mercurio Júpiter una evolución, un crecimiento y un nuevo concepto de merecimiento. Es realmente una muy buena fecha a la hora de tomar pasos avanzados a la hora de atrevernos.

Hay esa pizca de coraje, especialmente en asuntos que tengan que ver dónde se trate temas en cuanto a valor, en cuanto a inversión o incluso en cuanto a la hora de trabajar con otros, que pongo en el medio, que pones tú, que pongo yo, es un tono energético que realmente se estará sintiendo tanto el veintinueve como el treinta.

El treinta y uno la luna empieza a perder luz, venimos de ese eclipse y empezamos ya a deshacer nudos. Entramos en fase gibosa menguante. Esa intensidad en el cielo empieza a disminuir y entramos en una configuración energética de Venus que os voy a contar ahora mismo, porque es realmente super buena. Fijaros que el treinta y uno de octubre tenemos este trígono, Venus Urano. Es un martes estupendo para plantear cambios para plantear nuevos formatos, especialmente si tienen un punto tecnológico online, y si toman temas también en cuanto a trabajo o a dinero, acordaros, Virgo y Venus, finanzas.

En el área más relacional, este Venus aquí podría marcar cambios en dinámicas que se venían reproduciendo, y que la semana previa, yo ya vi….Y más especialmente desde ese Veintiuno, veintidós de octubre, es decir, ya unos días antes, que a través de alguna toma de consciencia hacia dónde quiero remar, hacia dónde quiero verme ubicada en asuntos de trabajo en asuntos financieros o en asuntos relacionales, que ya desde ese veintidós ahora treinta y uno de octubre, planté cambios en según qué dinámicas.

Vendría a ser algo así: Alrededor del veintidós. Me llega una información de valor. Esto me interesa, este crecimiento lo quiero para mí en esta área relacional o en esta área laboral. Venus en Virgo, la semana del veintitrés, y especialmente ya camino de ese veintiocho, que sintieras que estás purgando, que estás poniendo en el centro, estás viendo cuáles son tus miedos, estás viendo, cuál es lo que te está tapando de esa evolución y te encares por lo tanto, a partir de ese treinta y uno en Venus Urano, cambiar dinámicas. Venga, voy a ponerme Venus virgo, hacedora. En Trigono Urano en Tauro, hacedora a favor de un cambio sustancial en esa parte de asuntos de valor.

Estas configuraciones de Venus se sienten el treinta y uno de octubre, Venus Urano, el tres de noviembre, es decir, esta misma semana, Venus, oposición Neptuno, y ya la semana siguiente con ese Venus Trigono Plutón y el posterior ingreso de Venus en Libra el ocho de noviembre. ¿Con esto qué quiero decir? Pues que son aspectos de finales que vamos a estar notando toda esta semana del treinta al cinco de noviembre, que luego se alarga un poquito más. Es una semana para plantear cambios y formatos novedosos.

Asuntos en cuanto a la a tu manera de alinearte, en cuanto a tu manera de querer dirigirte hacia según qué metas, que debas de recolocar todas las movidas que estuvimos sintiendo con ese marte nodo sur que os contaba hace unas semanas alrededor del cuatro de octubre, que es cuando se formó este aspecto, ahora le tocará a Venus, todavía no es el momento, pero vamos camino de ello.

Tendremos que soltar viejas dinámicas en cuanto a lo que quiero, en cuanto a lo que me atrae, en cuanto a cómo me vinculo. Estamos en temporada de eclipses, ese Venus está replicando estos mismos aspectos, así que volviendo a ese treinta y uno de octubre, nos vamos a centrar en organizar Venus en Vírgo, etiquetar, clasificar aquellas actitudes que ya no me están siendo útiles.

Esta misma semana, el tres de noviembre, tenemos la oposición sol en Escorpio Júpiter en Tauro. Fijaros que en todo momento os estoy hablando de energía a Escorpio, energía a Tauro, porque en Tauro tenemos muchos cuerpos, tenemos un Urano y tenemos un Júpiter. Entonces, todos los planetas van activando esta oposición.

Fijaros que el sol en Escorpio es muy bueno pasando procesos de control. Sí, es decir, es un signo muy analítico. El Júpiter en Tauro que me está diciendo, que aquí hay oportunidades, que aquí hay situaciones incipientes. Están en oposición. Si yo me paso de análisis, de pensar muchísimo, de racionalizarlo, voy a perder esas oportunidades que me muestra la vida, porque es una oposición, no no están trabajando de la mejor forma.

¿Cuál sería el pretexto, cuál sería la invitación energética? Tratar de hacer ese ejercicio de calmar el cuerpo, de salir de según qué dinámicas de estar en estado de alerta, relajar el organismo, porque una vez yo pueda trabajar o manejar ese sol en Escorpio desde un punto mucho más asentado, de una capacidad de resiliencia, de una certeza de ey, puedo transitar lo incómodo, y eso me trae experiencia, me trae muchísima más profundidad, muchísimo más conocimiento. No existe la perfección.

Pero si yo me quedo en ese análisis constante, paralizado por según qué miedos, no voy a poder manifestar, no voy a poder dar un paso al frente, porque  me voy a quedar agarrotada.

En la anécdota, de lo que yo quiero, lo que yo deseo. Una oportunidad para mí sería, lo que yo solo concibo dentro de mi mente, y este aspecto lo que nos invita es a ver, a mirar con otros ojos, que hay escenarios, que hay situaciones, en lo teórico, no son lo que nos hubiéramos imaginado, pero que también guardan una oportunidad de crecimiento, una oportunidad de disfrute, una oportunidad de plenitud.

La plenitud, la serenidad, la felicidad, muchas veces tenemos el pretexto o la idea preconcebida que la obtendremos de esa manera concreta, Y si eso no se da en el plano 3D, eso es lo que me tiene secuestrado. Ese es el motivo de la insatisfacción. Lo tengo totalmente detectado. Y eso en verdad puede que sea simplemente el recurso que encuentra tu ego, tu personalidad, para evitar hacerte responsable de que aquella plenitud posiblemente depende de ti, porque muchas veces es simplemente una actitud, un cambio de chip.

Esta oposición enciende una luz interior que permite iluminar algo que tal vez en el pasado, con tu yo anterior, no le hubieras dado ni una mínima oportunidad, pero que ahora después de toda este bagaje, de toda la experiencia, de saber lo que la vida también implica, salir del mindset cerrado, obtuso, concreto, y simplemente probar. Sol, Escorpio, oposición Júpiter.

Ese mismo día tres, hay una posición muy chula de la que os hablaba antes. Ese Venus en Virgo oposición a Neptuno en Piscis. Es un aspecto de finales. Y tiene ese punto sumamente terapéutico. Me encanta este tres de noviembre para centrarnos en temas de sanación.Acudir algún terapeuta, algún colaborador, alguna conversación con un buen amigo, algo que me pueda traer al frente, aquello que yo no puedo ver porque es muy doloroso asumir.

Pero, sin embargo, hasta que yo no me haga cargo, no voy a poder avanzar, no voy a poder crecer. Es un aspecto de sanación a nivel venusino, a nivel femenino increíble. Digamos, con Venus opuesto a Neptuno sería una semana bastante bonita en cuanto para al romance. A rendirte incluso a un nuevo tipo de vínculos o a un nuevo tipo de romance, porque ese Venus, como os digo, está enfrente ese Neptuno, pero despierta o sigue despertando ese Urano en Tauro y ese Plutón en Capricornio. Así que sigue estando esta Venus en aspectos de cierre, en aspectos de finales, marcando una regeneración, marcando un nuevo formato en lo relacional.

Siguiendo con el status el cuatro de noviembre, Saturno, se pone directo, estaba Retrógrado desde el diecisiete de junio de este año. Por lo tanto, fue un período hasta ese cuatro de noviembre, donde seguramente has estado poniendo atención en aquellos temas que no terminaban de tener forma, Piscis, aquellos sin límites, reestructurando aquellos sin límites.

Y ahora ya, de alguna forma, ya conocemos este tránsito, lo que va a ser. Acordaros que, Saturno en Piscis, ingresó en marzo dos mil veintitrés, A partir de junio empezó a retrogradar, ahora en noviembre se pone directo. Ya podemos manejar, ya entendemos sus códigos. Hemos entendido que a nivel emocional lo que es la responsabilidad afectiva. Estamos atendiendo todo lo que tiene que ver con desajustes o desequilibrios.

Saturno en Piscis, drogas, alcoholismo, el uso del teléfono, el uso de los videojuegos. Sustancias o dinámicas que en un momento dado sirven para evadir, evitar cierta conexión con el mundo y sus límites o sus responsabilidades. Y ahora, cuatro de noviembre, Saturno pone la marcha y empezará a organizar ese sector que estaba algo desordenado.

Siguiendo con el cuatro de noviembre, Mercurio se encuentra en oposición ciento ochenta grados con un Urano en Tauro. Se podría sentir ya desde el tres, pero bueno, su punto fuerte va a ser ese cuatro, y un Mercurio Urano es un momento flasheador. Aquí un poco la invitación es que dejes espacio para los imprevistos.

Mercurio en Escorpio nos habla de una mentalidad muy controladora. Ese análisis, la estrategia, el punto por punto. Y el Urano en Tauro nos recuerda que uno tiene que ser un poquito algo más desapegado. Que de vez en cuando tenemos que soltar el control y perderle el miedo al asunto, no hace falta que lo tengamos que hacer de esta forma. A, B C. Debemos aprender a confiar, no todo depende de uno mismo, Mercurio en Escorpio, de mi parte meticulosa, de mi parte analítica.

Teniendo en cuenta que este Mercurio todavía se encuentra en orbe de conjunción con ese Marte, y ya prácticamente en trígono con ese Neptuno, en el grado veinticinco de Piscis. De verdad, creo que ese cuatro, es un momento muy hermoso para deshacer nudos en esa parte intelectual, en esa parte de formas de pensar, a veces nos enganchamos o nos obsesionamos en una única manera de llegar a una situación. Mercurio Marte. Y ese Urano nos dice que: hey, dejemos espacio para las sorpresas.

Finalmente, el cinco de noviembre entramos en fase cuarto menguante lunar. La temporada de eclipses realmente estará activa hasta el trece de noviembre pero sí que a partir del cinco vamos a anotar ya un descenso, vamos a notar mucha menos intensidad a nivel astrológico.

No será hasta el ocho de noviembre que Venus ingrese al signo de Libra, pero ya ese cinco se nota un aspecto de cierre con ese Venus Plutón. Acordaos que os estaba contando antes de esas configuraciones desde el veintidós de octubre, pero bueno, estas dos semanas desde el treinta y uno de octubre hasta este cinco de noviembre, donde estamos siendo sorprendidos a nivel vincular, a nivel relacional, en ese eje del compartir, con tránsitos con posiciones que nos invitan a cerrar una forma de trabajar, una forma de vincularnos. Hay algo del viejo modelo, del viejo paradigma que está cayendo por su propio peso.

A partir del ocho, con ese Venus en Libra, empezarán los momentos de pactos, de concesiones con nosotros mismos con los demás. Pero, por lo pronto, ese cinco de noviembre con ese Venus Plutón, podrías notar, sentir en el 3D, como ese proceso de disolución, como ese proceso de resiliencia, especialmente en asuntos de trabajo, está entrando en una nueva etapa. Y como os digo, a partir de ese día ocho, empezaremos a dar los primeros pasos para encontrar ese balance

Hoy lo dejaré aquí. Espero que toda esta información os sea útil y de valor. Muchísimas gracias por escucharme y os mando un abrazo muy grande.