Status Estelar 25/03/2024 – 07/04/2024

En este artículo encontrarás toda la información en audio, para comprender la energía astrológica de los próximos días.

De manera fácil comprenderás todas las posiciones planetarias y te daré las claves para aplicar esta información en tu día a día. Disponer de esta información, te permitirá escucharte desde otro lugar, te facilitará procesos y te permitirá vivir de manera más alineada. Un abrazo,Anna. Abrir transcripción

Para poder acceder al contenido exclusivo, debes adquirir la Suscripción al Espacio Atlas.
Buscar

Hola a todos, ¿cómo estáis? Vengo un día más con la información para el pronóstico astrológico de las próximas dos semanas. Voy a hablaros de la última semana de marzo y de la primera de abril y la verdad, honestamente, es que son quince días sumamente activos en términos astrológicos.

El veinticinco de marzo tendremos el primer eclipse de la temporada y el dos de abril, Mercurio empieza su periodo de retrogradación.

A lo largo de estos quince días tendremos otras activaciones, pero de menor importancia, con lo cual vamos a tope con toda la información para el primer eclipse de esta temporada.

Sobre este evento del lunes veinticinco de marzo voy a subir una clase específica donde os voy a contar en profundidad cómo vamos a notar, cómo nos va a afectar, a interpelar ese evento astronómico, pero ya aquí en el status estelar quiero daros las claves más importantes.

Primero de todo, tendrá lugar a las ocho de la mañana de este veinticinco de marzo, este mismo lunes. Y va a ocurrir en el grado cinco de Libra, con lo cual el Sol y la Luna van a estar en una orbe, en un aspecto de oposición, ciento ochenta grados, iluminando el grado cinco de Aries y grado cinco de libra.

Esto cuando estamos hablando de una oposición, a lo que no me vengo a referir es que vamos a estar en fase de Luna Llena.

Va a ser un eclipse lunar, y en nuestra área Libra. Concretamente en el grado cinco, podemos notar como entregamos algo a la vida a favor de un nuevo período semilla, de un nuevo comienzo en ese grado cinco de Aries.

Este eclipse lo van a notar especialmente las personas que tengan en su carta astral energía cardinal, es decir, Aries, Libra, Capricornio y Cáncer.

También aquellas personas que estén pasando por su retorno nodal o su retorno nodal inverso, es decir, que sus nodos apunten entre Aries y Libra.

Va a promover un final a nivel de patrones o a nivel de cómo se venía sintiendo el hacer asociación. Es decir, Aries Libra, el eje de las relaciones, pero también me gusta mucho el principio regulador que trae este eje.

Es decir, este eclipse es también una invitación a que levantemos el dron, Libra, signo de aire, y evaluemos nuestro principio de regulación energética en todos nuestros territorios.

Si por ejemplo, me vivo regulado, compensado entre mi vida personal, mi vida profesional. En mis relaciones, hay una energía más compensada o en mi vida existen ciertos contrastes, porque este eclipse también, de alguna manera, lo podríamos interpretar como un final kármico, para que desde aquí, a partir del ocho de abril, cuando tengamos ese otro eclipse, empecemos a regular distinto, que quitemos el exceso de un territorio para entregarlo a otro.

Para este evento voy a preparar una clase que voy a dejar subida en Espacio Atlas.

Siguiendo con el estatus estelar, esa misma semana, el jueves veintiocho, Venus en Piscis se encuentra en aspecto de sextil con Urano en Tauro.

Aquí me voy a parar porque esto es importante, fijaros, el veintidós de marzo Venus empezó un relato. Nos va a contar algo el planeta del deseo, se encontró con un Saturno, una Venus en Piscis, que envisiona, que tiene mucha imaginación, que es tremendamente espiritual, que está reconociendo lo que desea, lo que ok, energía pisciana, lo que me estoy fantaseando dentro de mi mente quiero llevarlo al plano práctico.

Venus conjunción Saturno: Estoy juntando elemento de agua con ese propósito saturnino, creatividad, emocionalidad, sentimiento, pero enraizado con ese Saturno, que además esta conjunción en el momento del eclipse, siendo regente de ese nodo sur, se encontraba sumamente activa, ese Venus Saturno.

Aquí ha habido un período de, topo con los límites de la realidad, en un momento dado esto me trae estructura, disciplina Saturno, pero también suelto aquellos deseos o aquellos anhelos que no tienen un modus operandi práctico o no se pueden llevar a cabo.

Saturno también podría marcar ese final o ese esa falta de energía disponible para conquistar ese deseo. Decir, oye, no hay suficiente dinero, no hay suficiente energía o suficiente predisposición, con lo cual estamos en ese clima pisciano, de tratando, voy a poner el método, voy a darme cuenta de lo que quiero, voy a desgranar, y en ese proceso exploratorio viene un eclipse, y el veintiocho de marzo la Venus se encuentra con un Urano en Tauro que prácticamente ya está en orbe de conjunción con Júpiter, que también está en ese mismo signo.

Y la verdad que este sextil personalmente me gusta mucho porque nos va a traer ese extra de modernidad, de observar o mirar opciones, estrategias fuera de la caja.

Ya sabemos que el Urano, con ese júpiter en Tauro, lo que nos está proponiendo a nivel personal, es que nos demos hacia un mayor bienestar, bienestar en la forma que sea Tauro, nutricional, financiero, emocional. Y esa Venus, al estar activando esa conjunción, lo que nos está contando ese relato es: ¡Hey! ¿de qué manera puedo manifestar estos sueños? ¿De qué manera puedo bajar a la práctica estas ilusiones?

Y el Júpiter Urano nos está contando parte de este relato de: ¡Hey! aquí tu mindset, tu forma de encarar ese método de manifestación tiene que actualizarse y salir de esa área donde reside cierta comodidad. Pero también cierto apego a lo seguro. Con lo cual se establece un diálogo de, me empiezo a encaprichar, me empiece a seducir la idea del cambio y el no poder mantener cierta comodidad, pero también allí, en ese espacio de todavía no conozco, existe la magia de lo nuevo.

Y finalmente, ese tres de abril, esa Venus que nos está contando un relato desde el veintidós de marzo, cuando se encontró con ese Saturno, nos está diciendo: ¡Hey! se está acabando ese periodo de me imagino como yo quiero manifestar esto, porque esa Venus está a punto de ingresar al signo de Aries, con lo cual hasta el día cuatro, que será ese periodo de donde tenemos esta posición de Venus en Piscis, sí que podríamos estar sintiendo más en lo teórico, lo que a mí me gustaría, cómo me imagino esto, pero ya a partir del cinco, Venus ingresará a Aries.

Toda esta información que hemos estado canalizando los días previos, cuando se encontró con Saturno. Ok, concreto. Cuando se encontró con Urano, vale, le doy un twist. Cuando se encontró con Neptuno, limpio, disuelvo, le doy un final o aprovecho para cerrar aspectos, proyectos, situaciones, historias. Para ya, después de este clima de finales Venus Neptuno, emprender un ciclo de arranque de comienzo ese cinco de abril. Emprender un viaje Venus en Aries, porque además Aries ya sabéis que es el signo en el que están sucediendo eclipses, con lo cual esta Venus también tendrá activaciones con estos grados, temáticas kármicas o que nos vienen por destino.

Antes de meterme de lleno en el ingreso de la Venus en Aries, quiero deciros que también la configuración de Venus en Piscis con todos estos aspectos es buenísima para procesos de sanación y de perdón.

También podéis estar sintiendo como estas dos semanas donde estará tan sumamente activa, estáis más inspirados o con mayor creatividad.

El signo de Piscis tiene mucho que ver también con la fotografía, con el cine, es decir, aquellas personas que se dediquen a temáticas artísticas, que sepáis que es un muy buen periodo para crear contenido, para conectaros con esa fuente creativa interior, también aquellas personas del ámbito terapéutico. La Venus en Piscis ayuda muchísimo a canalizar, a empatizar, entrar en según qué dinámicas, donde acorto la distancia que me separa de los demás.

La energía menos luminosa de esta posición podría ser la confusión, el engaño o el exceso de fantasía, Esto tenedlo presente especialmente a partir del treinta y uno de marzo, ya que el dos Mercurio empieza a retrogradar y cuando Mercurio está estacionario, es decir, los días previos, se puede sentir mucho más activo esa energía de agitación o de confusión, y si tenemos ese extra de esa Venus en Piscis prácticamente en orbe de conjunción con ese Neptuno, que esto sucederá a partir del lunes, día uno de abril. Es decir, la conjunción se da a partir el miércoles tres, pero ya desde el uno se siente ese extra de sensibilidad, espiritualidad, emocionalidad, confusión en el ambiente.

Con lo cual, la primera semana de abril sería interesante afinar esa mirada concreta, esa mirada. Es decir, ¡Hey! pongamos los puntos sobre las íes, no vayamos a fantasear o a imaginarnos, o a no concretar, porque ese extra de sensibilidad en el ambiente nos puede llevar a la confusión.

Siguiendo con el status estelar, hablemos de Mercurio retrógrado. El domingo, treinta y uno de marzo, Mercurio ingresa en el grado veintisiete de Aries, grado en el que se va a quedar estacionario.

El grado estacionario es aquel grado que ni entra ni sale. Esto es como si lanzamos una peonza y en medio de su recorrido, de su movimiento, hace un vaivén. No termina de regularse, no termina de encontrar esa dinámica que llevaba y se queda algo estancada, pues el mercurio estacionario significa justamente esto.

Es una fase en que se siente realmente muy agitado ese arquetipo comunicativo, como es el caso de Mercurio, y en ese grado veintisiete se va a quedar hasta el martes día dos, momento en que empiece su dinámica de retrogradación.

Y el día dos de abril, Mercurio encontrándose en ese grado veintisiete, empezará ese viaje inverso, retrocediendo los grados en el signo de Aries hasta encontrarse el veinticinco de abril el grado quince, con lo cual estaremos prácticamente todo el mes de abril sumado al grado estacionario, sumado a los grados en sombra prerretrograda que tenemos desde el dieciocho de marzo, es decir, todo abril vamos a estar reseteando, replanteándonos, reconfigurándonos en asuntos Aries o en temáticas de nuestro territorio allí donde tenemos Aries en nuestra carta astral.

Pero bueno, todo esto, los tránsitos, aspectos de esta retrogradación, fechas importantes, lo voy a contar a la clase que va a salir estos días en espacio Atlas.

Ese mismo martes día dos, momento en que Mercurio empieza a retrogradar, también tendremos el cuarto menguante lunar, Esto significa que ya estaremos en rango de activación de ese eclipse chulísimo que vamos a tener el lunes día ocho de abril.

Vamos camino de una luna nueva mucho más potente de lo habitual, el eclipse, y la semana previa, especialmente desde el viernes, día cinco, vamos a notar cómo todo se empieza a activar de manera desmedida, por ese Venus ingresando al signo de Aries.

Además, como apunte, el jueves día cuatro de abril, júpiter ingresa ya al grado dieciocho de Tauro, con lo cual estará o se encontrará a una orbe de conjunción de dos grados con Urano.

Acordaros que esa conjunción júpiter Urano de la que vengo hablando desde septiembre dos mil veintitrés se perfecciona el veintiuno de abril, en el grado veintiuno con cuarenta y nueve, pero que ya en la previa estamos notando cómo se está activando nuestra área Tauro desde un punto de vista, desde un mindset totalmente distinto, disruptivo, moderno al que no estamos acostumbrados por la presencia de ese Urano.

Es decir, estamos descargando un nuevo software, un nuevo sistema operativo en relación al bienestar de esa área Tauro. Lo interesante sería que busques ese grado veintiuno en el signo de Tauro.

Por ejemplo, supongamos que eres ascendente en Sagitario, yo por ejemplo soy ascendente en Sagitario, pero esta conjunción me queda en el la casa cinco, porque soy de los últimos grados del signo, pero supongamos que eres ascendente en Sagitario que esta conjunción júpiter Urano te cae en casa seis.

El ejercicio estaría, en este caso, para que entendáis cómo se interpreta, que muy posiblemente algo empezó a desenvolverse a partir de septiembre de dos mil veintitrés en relación a tus dinámicas, tus hábitos de trabajo, tu forma de producir, es decir, la energía Tauro nos invita a establecer una comodidad, un apego, una rutina, en este caso casa seis, tranquila, incluso según como aburrida, y es allí donde Taurus se siente seguro, manejo mi realidad externa.

Llega ese septiembre dos mil veintitrés, que os acordaréis las personas que me lleváis escuchando desde entonces, que con esa luna nueva del día quince se empezó a activar esta conjunción muy amplia, una conjunción muy amplia en ese momento, pero ya desde ese momento, a lo mejor, que descargarais una propuesta, una idea, un pensamiento, que a lo mejor, Ana, en septiembre no, para mí, en mi caso, empezó todo esto a partir de octubre, perfecto.

Lo que quiero contaros es, desde entonces estamos manejando información de evolución y cambio en relación a una mejora de nuestro bienestar.

Volviendo al caso del ascendente en Sagitario que tuviese esto en casa seis, podría traducirse a, ok, yo tengo una comodidad en mi trabajo que se me está haciendo bola porque estoy seguro, cuidado, tengo un sueldo, pero mi día a día es aburrido, no me está inspirando, no me está Venus seduciendo.

Para esta configuración, este aspecto de Júpiter Urano, me gusta mucho utilizar el concepto de la jaula de oro, es decir, estoy cómodamente atrapada o atrapado en una dinámica que me lleva a sostener, a mantener, a preservar mi espacio de seguridad, pero que me está llevando de una manera muy silenciosa a una situación de letargo o a una situación de aburrimiento puro y duro.

Y además, como incluye a este Júpiter, tenemos también que interpretar ese Júpiter como unos valores o un principio filosófico, un método que hasta la fecha nos había funcionado, pero que, por alguna razón, se está quedando estancado.

El júpiter en Tauro tiene un punto excesivamente cómodo, es decir, siendo regente del signo de Sagitario nos imaginamos que júpiter en todos los signos tiene que desenvolverse de la misma forma, y es en absoluto.

Un júpiter de tierra y en este signo regido por Venus tiene un punto caprichoso, tiene un punto de si ese concepto, si esa historia no me seduce, no voy a mover mi energía para estudiar, para aprender, para curiosear.

Es decir, está muy vinculado a ese principio de seducción. ¿Para qué voy a cambiar mi método si no estoy viendo en mi realidad mundana, taurina, que esto me traiga nutrición, dinero, un sentido práctico?

Con esto, lo que os quiero transmitir es este conocimiento algo más sutil de vuestra área tauro, es esa área donde si nos permitimos ser sumamente taurinos entramos en cierto letargo, y ese júpiter Urano nos está diciendo, hey, así ya no, esto así no funciona.

Con lo cual, desde ese jueves día cuatro, e incluso vamos a ser generosos con los timings, podríamos incluir el veintiocho de marzo, también por ese sextil que os contaba al principio del estatus cuando os hablaba acerca de esa Venus en Pistis esa urgencia para entrar a una era de cambios en nuestra zona Tauro.

Y siguiendo con el estatus estelar, el viernes día cinco Venus, planeta de la atracción, del deseo, de la seducción, regente de Libra y de Tauro, ingresa finalmente a Aries.

Aries es ese territorio en tu carta astral donde están sucediendo eclipses, con lo cual una Venus paseándose por ese tramo activando puntos kármicos, activaciones, grados, ¿qué va a suponer?

Pues un periodo hasta el veintinueve de abril, momento en que Venus ingresará al próximo signo, a Tauro, con lo cual es todo un mes donde estaremos notándonos mucho más Aries, es decir, toda esta impronta, este atrevimiento, esa valentía, ese coraje que estamos viendo que poco a poco se va despertando, a partir del día cinco vamos a notar cómo todo ingresa a un periodo de mayor agitación, mayor atrevimiento, mayor movimiento.

Es un periodo, es un mes de abril espectacular para mostrarnos mucho más individuales, para hacer cosas por primera vez.

Esto es de mis cosas preferidas de estos eclipses. El cielo del momento va a premiarnos si estamos manejando esa actitud de liderazgo o esa actitud de atrevimiento y de coraje ante cosas que no hemos hecho nunca.

Fijaros que en este tránsito de la Venus en Aries se encuentra en el mismo cielo un Mercurio retrógrado, con lo cual me gusta mucho para plantearnos o recalcular estrategias donde en el pasado no fuimos suficientemente atrevidos, o que, por ejemplo, en el pasado nos mostramos demasiado impacientes, explosivos, irascibles, y ahora ese mercurio retrogradando nos está dando la oportunidad para oxigenar y aportar otro tipo de soluciones con esa energía de Aries, pero mucho más elevada o luminosa.

Aquí hay un tema importante, y es que la Venus, cuando se pasea por el signo de Aries, es decir, las personas que de natal tengáis esta posición, en el tema natal vinisteis a entender, a integrar esa individualidad a la hora de hacer par, a la hora de vincularos, sin caer en dinámicas demasiado explosivas, irascibles, impacientes, y, por lo tanto, poder manejar vuestra propia identidad cuando os estáis mostrando en asociación, ya sea en amistades, en pareja, con socios.

Por lo tanto, cuando Venus se pasea por el signo de Aries, todos y todas nos sentimos un poquito más arianos o arianas.

Todos y todas nos sentimos un poquito más Aries, y a través de ese Mercurio en Aries retrógrado y esa temporada de eclipses, siendo nodo norte el signo de Aries, el cielo nos está proponiendo la oportunidad de redimir, de transmutar allí donde no pudimos sacar ese extra de energía de valentía, de atrevimiento, ese esa energía más activa o más proactiva, incluso también de liderazgo.

Siguiendo con este tránsito, el sábado día seis Venus se va a encontrar en sextil con Plutón en Acuario.

Esto quiere decir que a lo largo de todo este fin de semana, viernes día cinco, sábado día seis e incluso domingo día siete, va a haber un extra de novedad de limpiar miedos, de limpiar karma emocional, para que te puedas permitir abrirte a nuevos horizontes en cuanto a tu modernidad acuariana se refiere.

Es decir, Venus se encuentra con un planeta que interpela a esas dinámicas más impacientes y explosivas a la hora de conectar con tu principio de atracción e inicia una conversación, Plutón Venus que le dice, tú tienes que bajar a lo profundo, tienes que entender que aquí hay cosas que te están enfadando, frustrando y te están alejando de atraer de manera genuina.

Es decir, Venus en Aries para mí tiene una sombra muy grande, y es que a la hora de escoger, a veces es demasiado impaciente por miedo a bajar a lo profundo.

Es una Venus que su estado natural es estar activa, tomando decisiones, yendo hacia adelante, corriendo, agitada, con lo cual los procesos que implican sedimentar decisiones, deseos, anhelos, entra en una situación de descontrol o de agitación interna, de urgencia.

Con lo cual, esa conversación con Plutón es muy buena para que puedas realmente echarle raíces a tu Venus, a tu deseo, a lo que quieres manifestar, a lo que dices que quieres que sean a partir de ahora tus relaciones.

Vamos a indagar, vamos a explorar cuáles son los miedos, las limitaciones, los bloqueos, pero también cuáles son sus potenciales, y estando Mercurio retrógrado, en esas decisiones, en esas elecciones, aquello que tal vez no te permitiste explorar o no tuviste oportunidad de vivir, por los motivos que fueran.

Este cielo trae la oportunidad de sanar, de atrever a mirar aquello y esta vez hacerlo por primera vez, pero bajo unos códigos o unos patrones distintos, desde esa liberación o sin tener que cumplir con según qué status quo, o permitiéndote de forma genuina explorarlo por ti misma o por ti mismo.

Porque es aquí donde está el regalo de este cielo del momento, en que puedas abrirte a una página en blanco, eclipses, nodo norte en Aries, en tu área, Aries de tu carta, pero con consciencia.

Vamos a hacerlo por primera vez, pero en un territorio donde ya estuvimos y no pudimos hacerlo.

Son, honestamente, unos eclipses, una temporada de eclipses, una retrogradación de Mercurio preciosa para darnos esa entrega a corazón abierto con quién somos a día de hoy nosotros, acordaros, Aries, yo soy, y desde ese momento de tomo consciencia, voy a lamer mis heridas, voy a resolver mis asuntos que no pudieron ser expresados, esos asuntos que mi identidad, por desconocimiento, silenció, canceló, no tomó como importantes, ese enfado interior Aries, que no pudo ser expresado?

Le voy a dar un espacio, un lugar, porque la promesa cósmica, ¿cuál es? Dándote ese espacio de sacar esa rabia acumulada, esa frustración, puedes crear un escenario nuevo mucho más propio, mucho más identitario.

Finalmente, el domingo, día siete, la Luna ya ingresa a todo ese cúmulo, a esa manifestación de planetas que a día de hoy se encuentran en el signo de Aries.

El día siguiente, el ocho, tendremos el segundo y último eclipse de la temporada nodo norte en Aries, tendremos el eclipse en el grado diecinueve, pero bueno, toda esta información la voy a estar dando en la clase que también voy a dejar subida expresamente para este eclipse.

Pues bien, con todo esto deseo de todo corazón que esta información os resulte útil, práctica, y os recuerdo que estaremos conversando, tratando asuntos y dudas a través del canal privado en Discord.

Os mando un abrazo muy grande y feliz semana.