Status Estelar 26/06/2023 – 02/07/2023

En este artículo encontrarás toda la información en audio, para comprender la energía astrológica de la semana.

De manera fácil comprenderás todas las posiciones planetarias y te daré las claves para aplicar esta información en tu día a día. Disponer de esta información, te permitirá escucharte desde otro lugar, te facilitará procesos y te permitirá vivir de manera más alineada. Abrir transcripción Un abrazo,Anna.
Para poder acceder al contenido exclusivo, debes adquirir la Suscripción al Espacio Atlas.
Buscar

Hola. ¿Cómo estás? Vengo a hablarte sobre la energía de esta semana, como siempre. Espero que este audio te sirva de guía astrológica para estos días.Esta semana vamos camino de la luna llena que tendrá lugar el tres de julio en el signo de Capricornio, pero toda la semana y especialmente partir del martes se empezarán ya a notar sus efectos. Es una semana para atender tu parte emocional, ya que podría sentirse algo intensa. Mercurio ingresará a Cáncer el martes, día veintisiete. Neptuno empezará a retrogradar el viernes, treinta de junio, y tendremos también esta semana el aspecto de Sol Saturno en signos de agua, cosa que agradeceremos porque nos calmará y nos pondrá cierta estructura a esta energía tan emocional, por lo que va a ser una semana para ubicarnos en nuestro día a día, en nuestra relaciones importantes y actuar con responsabilidad en base a ello.

Dicho esto, empiezo con toda la información semanal.

El lunes, día veintiséis, empezaremos la semana con el aspecto más importante de este lunes. Amaneceremos con la cuadratura, la tensión entre el planeta de la acción, Marte y Urano el planeta de los cambios.

Esta activación puede generar una energía para el lunes algo irregular, algo inestable, que, de hecho, ya se lleva sintiendo desde la semana anterior, por lo que a lo largo de estos días toda esta semana ten presente que se va a sentir un mar de fondo, cierto nerviosismo, una inercia, en cuanto a cambios de planes, cosas inesperadas, esta energía estará impulsando a renovarte. A ver de qué manera quieres hacer las cosas, a activarte, a hacerlo a tu forma y a ponerte en tu sitio. El lema es “Esto soy yo”, “Esto lo quiero hacer a mi manera.”

Es un mood de rebeldía, o de hacer las cosas también a trompicones. Además, al lado de Marte se encuentra Venus, planeta del deseo, en el signo de Leo, y se podría manifestar como con sensación de urgencia o de rebeldía en tus vínculos. De ganas de hacerte notar, de “Hey, yo quiero esto, y quiero esto así y esto de esta manera”. O “Merezco algo mejor, porque mi valor es elevado.”

Por su cercanía, este Marte Venus podrías notarlo o experimentar un fuerte deseo a la hora de tomar acciones arriesgadas, como para liberar tu energía creativa y buscar en cierto modo tu independencia o tu propia manera de hacer las cosas.

Puedes sentirte impaciente, incluso frustrado al sentir que algo o alguien estuviera limitando tu libertad? O, por ejemplo, que no se te estuviera dando lo que para ti es importante o necesario, (Sol en Cáncer)

Esta cuadratura, estos amantes cósmicos tan activos, es una configuración que se siente como un revulsivo, un elemento liberador de aquellas cosas que estás sintiendo, que te están oprimiendo.

Por eso es fundamental que encuentres tu propio equilibrio, entre tu necesidad de expresar tu individualidad y la importancia de considerar también la consecuencia de tus actos. Y al estar Venus ya prácticamente unido a esta configuración, se sentirá un deseo de romper con las convenciones establecidas en tus relaciones. Es algo así como un tomar consciencia de la actualización que supone para ti y a día de hoy, lo que quieres o lo que estás dispuesto en tus vínculos.

Ese Urano activando los amantes cósmicos se vive como una actualización muy grande de lo que es ahora mismo para ti el amor, la creatividad o la relación con tus hijos, si fuera tu caso.

Hay algo que se siente distinto y que está tomando una nueva forma, un movimiento de ciento ochenta grados y tiene ese tinte de búsqueda de mayor autenticidad, de expresión, individual. La cosa cede un poco a finales de semana, hacia el fin de semana, de hecho.

Hasta entonces se siente esa energía rebelde de autodeterminación de la que te hablo. Algo que me gusta mucho para hacer bajar un poco el clima de rebeldía del que te hablo para esta semana y manejar con consciencia aquellas parcelas.

Que detectes que merecen un twist, es la configuración que ya se encuentra activa este lunes de sol en cáncer y Saturno en Piscis, que, de hecho, se perfeccionará el jueves día veintinueve y se sentirá activo toda la semana.

Por eso ya desde el lunes se considera un período favorable para que te pongas adulto responsable con tus objetivos. Con tus anhelos relacionados con tu vida familiar, con tu identidad en vínculos.

La clave está en que sepas combinar esa rebeldía de la que te hablaba de Arte Venus Urano junto con tu sensibilidad, tu empatía, es decir, los atributos Cangrejos que buscan una actualización, pero con el enfoque disciplinado, práctico y responsable de Saturno.

Por eso es una semana propicia para poner estructura en áreas relacionadas con el hogar, la familia o la seguridad emocional, y actualizar límites saludables en tus relaciones.

Y en términos más generales, este tránsito de sol saturno puede promover una mayor sensación de estabilidad emocional, autocontrol, y capacidad para establecer metas a largo plazo en áreas que son importantes para ti.

El mismo lunes, Mercurio, el planeta de la comunicación perfecciona la cuadratura con Neptuno, que ya se venía sintiendo estos días, y como te conté es un aspecto que tiñe, la comunicación, el pensamiento lógico, la mente racional.

La cuadratura puede generar desafíos en el ámbito de la comunicación, algunos malos entendidos. Confusiones, dificultades para expresar claramente tus ideas.

Puede haber una tendencia a la idealización, o a la falta de claridad en la forma de comunicarte, que te sea más difícil discernir entre la realidad o la fantasía o la falta de atención a los detalles prácticos.

La mente puede estar más propensa a divagar o a perderse en la imaginación, que te falta un poco de foco.

Es decir, el lunes, día veintiséis, si tuvieras que tener alguna conversación, te invito a que te pares, que pienses bien tus ideas. Porque esta configuración es un imán para los malos entendidos.

Sin embargo, a partir del miércoles veintiocho esto se relaja, y el fin de semana la comunicación realmente va a ser sumamente efectiva, especialmente en asuntos relacionales.

El martes veintisiete, como evento más importante, tenemos el ingreso de Mercurio en el signo de cáncer, que se quedará hasta el día once de julio.

A lo largo de esta semana sentiremos una mayor sensibilidad emocional en nuestra comunicación.

Y durante este tránsito, las palabras y las ideas podrían estar cargadas de emocionalidad. Es un momento perfecto, estupendo, para que puedas expresar tus sentimientos con mayor facilidad.

Son unas semanas donde se siente un enfoque en temas relacionados con con la vivienda, con la familia y con el hogar cáncer, es un signo que valora mucho la conexión familiar y el sentido de pertenencia.

Por lo tanto, durante este transito nos conversan acciones y el pensamiento puede estar centrado en asuntos relacionados justamente con estos temas, con la familia, con el hogar, con la crianza de tus hijos, si los tuvieras, y las necesidades que puedas tener a nivel vincular, a nivel emocional.

Cancer destacar por su intuición, por su conexión con la sabiduría interior, por lo que durante este período es posible que tu intuición, tu sabiduría interior se intensifique.

Otra cosa que me gusta mucho de este mes es que se pondrá mucho el acento a la hora de atender o poner consciencia aquellos patrones reactivos.

Mira, un patrón reactivo es aquello de como respondo a una situación que me altera. Si un amigo, mi pareja, mi hermano, hace algo que, por ejemplo, no sea, de mi agrado.

¿Cómo me manejo? ¿Cómo respondo al momento? Me enervó, consigo gestionar el disgusto, Respondo dando un portazo. Estos patrones de respuesta responden a la Luna Natal.

Y el mes cáncer es una oportunidad para poner mucha consciencia, una mirada actualizada, o atender de qué manera podemos avanzar en relación a nuestros patrones lunares. ¿Se entiende? Bien, volviendo al estatus.

El miércoles, el sol, empieza a activar un textil con Júpiter en Tauro. De hecho, este aspecto se perfecciona el domingo día dos. Pero ya se siente desde el miércoles y se alarga toda la semana se intensifica su efecto.

Este aspecto es maravilloso y se siente rico. Por un lado, el sol, consciencia y presencia está en un signo creativo, en un signo emocional como es cáncer, y Júpiter se encuentra cómodo en el signo de Tauro.

Por lo que desde mitad de semana se siente un aspecto armonioso entre ese sol y ese Júpiter, y eso es energía disponible para dar forma a tus anhelos, aplicar un método, proceso, paso uno, paso dos, paso tres.

Un coparte de cierta paciencia y energía para ir paso a paso, materializando un crecimiento Júpiter.

Y sumado al trígono entre ese sol y Saturno, que se perfecciona el jueves, día veintinueve, nos da un final de semana lleno de combustible, de disciplina para aterrizar y llevar un plano de materialización tus objetivos.

Toda la semana, de hecho, es perfecta para trabajar a favor de oportunidades que puedan mejorar tus finanzas o que te puedan aportar una mayor estabilidad material y que puedas apostar fuerte a favor también de tu autoestima, de tu valor propio.

Por ejemplo, que tomes decisiones financieras inteligentes que te puedan brindar seguridad a largo plazo.

Ejemplo, que tomes decisiones financieras inteligentes que te brinden seguridad a largo plazo, o que establezcas un plan de acción sólido en cuanto a tus objetivos materiales.

Por otro lado, también podrías experimentar un apoyo o cierta conexión emocional con tu familia, podrías disfrutar de momentos importantes.

Es una semana gratificante para estar en contacto con tus seres queridos, con tus relaciones importantes. Por otro lado, este miércoles día veintiocho se perfecciona un trígono entre Venus y Marten Leo, con Quirón en Aries.

De hecho, este aspecto se siente toda la semana de lunes a viernes. Y esto, esta configuración indica la posibilidad de sanación a través del amor, a través de la expresión creativa, a través del coraje de ser uno mismo.

Por eso pueden surgir oportunidades a lo largo de semana para que puedas abordar heridas emocionales pasadas o patrones de comportamiento disfuncionales en tus relaciones y que por ello puedas encontrar una mayor aceptación y curación a través de ser tú mismo.

De ser cien por cien genuino.

Este tránsito también puede fomentar tu capacidad, de entender, de empatizar con las heridas emocionales de los demás. Lo que, bueno, también te podría facilitar una mayor comprensión y conexión en tus relaciones.

Puede haber una sensación también de liberación y empoderamiento al abrazar plenamente tu individualidad. Puedas expresar tu amor, tus deseos sin miedo, sin inhibiciones.

Ahora bien, también desde su manifestación más baja, esta configuración podría traer un tono de irascibilidad con tu entorno. Cierto tono de conflictos, discusiones entre tu necesidad o tus deseos, y lo que quieren, los demás.

Es decir, es una configuración de fuego, es energética, entre Leo y Aries, por lo que la molestia tendría que ver con que el otro no te acabar de ver o que tú nos estuvieras leyendo o entendiendo al otro al cien por cien, y eso podría encender o prender cierto malestar.

Por eso es importante que estés abierto a la posibilidad de cambios y sorpresas, especialmente en el ámbito amoroso o en tus relaciones.

Es decir, que a lo largo de esta semana te muestres adaptativo y empático con tu proceso, pero también con el de otros. El viernes, día treinta, Neptuno empieza su proceso de retrogradación hasta el seis de diciembre de este año.

Esto puede llevarte a un proceso de mayor profundización espiritual, un mayor enfoque en tu espiritualidad o en tu conexión interna.

Podrían ser unos meses propicios para que fomentes la meditación, la exploración de tus prácticas espirituales y que desarrolles tu intuición.

También Neptuno Retrógrado puede ayudarte a revelar verdades ocultas, a desvelar aspectos de ti mismo o de tu no que a lo mejor antes estaban velados.

Puede ser un momento para explorar las profundidades de tu sique, puede ser un momento para explorar las profundidades de tu sique y enfrentar aspectos de ti mismo que hayas estado evitando o que hayas estado negando.

Un neptuno retrógrado también tiene que ver con asentar, con disolver, con aceptar situaciones, asentar aquellos procesos, asentar aquellas conclusiones y hacer espacio para lo nuevo.

Por otro lado, el viernes día treinta la luna ingresa a su fase gibosa creciente.

Ya desde ese momento hasta el día tres se va a sentir un clima de mayor emocionalidad en el ambiente. La luna va ganando luz, vamos ocupándonos de sensibilidad, cansancio también y vamos camino de esa luna llena.

Y por otro lado, Mercurio, viernes, sábado y domingo, va a perfeccionar un trígono con Saturno y estar activo estos tres días.

Esto, sumado al Mercurio conjunción Sol, que tendrá lugar, bueno, de viernes a sábado, y el textil, entre este sol, Mercurio y Júpiter, como veís, es un mix muy grande de planetas o especialmente de ese Mercurio que está envuelto.

Pues bien, todo este mix es una energía estupenda y muy hermosa para todo el fin de semana que te va a llevar a tener, a desarrollar claridad mental, que puedas tener recursos a la hora de idear o a la hora de bajar a tierra un plan de acción.

Es un sumatorio de energía creativa, energía fértil, energía romántica. Digamos que hay un clima astrológico ideal para construir con disciplina y compromiso una mejora sustancial en relación a tu valor y a tus recursos.

Este Júpiter en Tauro es energía abundante, y ese sol Mercurio en cáncer es ese cambio de mindset, ese poner límites o salirte de lugares donde te estuvieran ocupando un espacio innecesario, y al hacer espacio, que puedas realmente ocuparte de aquello que es importante con método.

Por eso es un fin de semana, hermosísimo, para encargar conversaciones importantes desde una energía emocional responsable.

Un hablar desde el corazón para poder, incluso, acercar posturas o para poder mejorar cierto entendimiento entre ambas partes.

Pues bien, hasta aquí por hoy te mando un abrazo muy grande. Mil gracias por escucharme y que tengas una feliz semana.